Negocios

Date la vacuna de COVID-19 y ganá videojuegos, donas y hasta marihuana

Expertos en motivación conductual afirman que dar incentivos no es lo más eficaz o rentable, pero aun así empresas ofrecen productos gratis a los vacunados

vacunas golosinas

Los beneficios de vacunarse contra el COVID-19, es decir, la protección contra un virus peligroso, deberían ser obvios en esta etapa de la pandemia. Pero para muchos eso no es suficiente motivación, así que ponen en la balanza el botín que podrían conseguir.

En EE.UU. y otros países, diversas compañías están ofreciendo mercadería gratuita y otros incentivos a las personas que son vacunadas contra el COVID. Los beneficios incluyen viajes gratis, donas, dinero, fichas de videojuegos e incluso marihuana.

Los expertos en motivación conductual afirman que ofrecer incentivos no es necesariamente la forma más eficaz o rentable de aumentar la aceptación de la vacuna. Pero eso no ha impedido que se acumulen los obsequios.

En Cleveland, Market Garden Brewery ofrece cervezas de 10 centavos a las primeras personas que muestren un certificado de vacuna COVID-19. «Sí, lo leíste bien», dice la cervecería en su sitio web. «Diez centavos».

En Greenhouse of Walled Lake, un dispensario de marihuana medicinal en Michigan, cualquier persona de 21 años o más que reciba una vacuna COVID puede ir a buscar un porro preenrollado hasta fin de mes.

Chobani ofrece yogur gratis en algunos lugares de vacunación. Y Krispy Kreme dijo que durante el resto del año le daría una dona glaseada por día a cualquier persona que presente prueba de haberse vacunado contra el COVID-19.

A medida que se aceleraban las inyecciones en EE.UU., «tomamos la decisión de: Oye, podemos apoyar el próximo acto de alegría, que es, si vienes, muéstranos un comprobante de vacunación, y obtené una dona en cualquier momento del día, todos los días si así lo deseas», dijo a Fox News el director ejecutivo de la compañía, Michael Tattersfield.

La iniciativa Krispy Kreme no tiene relación con las «rosquillas vacunadas» que se vendieron el mes pasado en una panadería en Alemania, adornadas con jeringas de plástico que dispensan un dulce amuse-bouche de limón y jengibre (un bocado delicado y pequeño). Tampoco da derecho a los estadounidenses vacunados a donas interminables, como Tattersfield parecía insinuar en su entrevista de Fox News, sino solo una por día, como señala la compañía en su sitio web.

En una promoción que llama «Tokens for Poke’ns», Up-Down, una cadena de bares que ofrece juegos de arcade antiguos, ofrece US$ 5 en fichas gratis a los huéspedes que presenten una tarjeta de vacunación completa.

Up-Down, que tiene seis locaciones en cinco estados del medio oeste, está ampliando la oferta a los huéspedes que la visitan dentro de las tres semanas posteriores a su dosis final.

David Hayden, gerente de comunicaciones de Up-Down, dijo que se le ocurrió la idea mientras estaba sentado en una sala de observación después de recibir su propia vacuna.

«Es algo que anticipamos durante tanto tiempo», dijo, y agregó que el obsequio simbólico era una forma de darles a los clientes algo más que esperar después de ser vacunados.

Cleveland Cinemas, una cadena de cines en Ohio, ofrece pop corn gratuito de 44 onzas (1,24 kg) en dos de sus ubicaciones a cualquier persona que presente un comprobante de vacunación hasta el 30 de abril.

Para alentar a los más jóvenes a vacunarse, la ciudad de Tel Aviv, Israel, estableció una clínica de vacunación móvil en un bar el mes pasado y ofreció cerveza y tragos de jugo de durazno sin alcohol gratis a quienes recibieron una inyección, informó The Times of Israel.

Presentar carnés de vacunación para tantas promociones puede causar cierto desgaste. Para protegerlos de daños, Staples ofrece laminarlas sin cargo después de que los clientes hayan recibido su dosis final. La promoción se extiende hasta el 1º de mayo.

En las empresas

Algunas ventajas de las vacunas fluyen de las corporaciones a sus empleados. Tyson Foods, Trader Joe’s y otros pagan por el tiempo que les toma vacunarse, mientras que Kroger les paga un bono de US$ 100.

Otros incentivos se dirigen a personas de grupos vulnerables. Uber, por ejemplo, acordó proporcionar 10 millones de viajes gratis o con descuento a personas mayores, trabajadores esenciales y otros en países de América del Norte, Europa y Asia para ayudarlos a llegar a los centros de vacunación.

«A los gobiernos les gustan estas iniciativas porque les ayudan a conseguir más vacunas en más brazos», explicó Chris Brummitt, portavoz de la empresa en Singapur. Eso puede ser cierto, pero la ciencia de motivar a las personas a vacunarse es compleja.

Estudio de conducta

Los «empujones conductuales» que se basan en observaciones científicas pueden ser una forma más rentable de persuadir a las personas para que se vacunen contra el COVID-19 que los incentivos directos, dijo Hengchen Dai, profesor de administración en la Universidad de California en Los Ángeles.

En un estudio reciente, Dai y sus colegas encontraron que los mensajes de texto podrían impulsar la aceptación de las vacunas contra la influenza.

Los textos más efectivos fueron enmarcados como recordatorios para recibir tomas que ya estaban reservadas para el paciente. También se parecían al tipo de comunicación que los pacientes esperan recibir de los proveedores de atención médica.

Jon Bogard, un estudiante graduado de UCLA que contribuyó al estudio, dijo que los legisladores deben proceder con cautela con los incentivos porque a veces pueden ser contraproducentes. Un problema es que las campañas son caras, dijo. Otro es que las personas que reciben vacunas podrían ver un gran incentivo como una señal de que «las vacunas son más riesgosas de lo que realmente son».

Una mejor alternativa, según indicó Bogard, podría ser entregar objetos de «bajo valor personal, alto valor social», como calcomanías e insignias, que aprovechen un sentido más amplio de «motivación social y responsabilidad».

Parece que no hay escasez de este tipo de artículos dando vueltas por los hospitales y las clínicas de vacunación del mundo. «¡Protegido!» dice un botón que reciben los pacientes en un centro de vacunación en la ciudad de Hong Kong. Muestra un dibujo de una jeringa chocando el puño a un médico que usa barbijo.

En un estadio de béisbol de ligas menores en Hartford, Connecticut, las personas que reciben vacunas pueden recoger una calcomanía de «Recibí mi vacuna COVID-19» con la imagen de la mascota del equipo local, una cabra.

Si no está satisfecho con el equipamiento de estilo relacionado con las vacunas en su clínica local, hay muchas opciones disponibles para comprar en línea.

Una insignia, «Obtuve mi Fauci, auchi», rinde homenaje al médico más conocido de EE.UU., el Dr. Anthony Fauci.

«Gracias, ciencia», dice otra.

Los Buenos Amigos
Los Buenos Amigos, la tienda de Libertad que se sumó a las promociones
Promociones de acá

La movida de vacunas & beneficios, llegó a Uruguay

Las promociones y regalos para quienes se vacunaran contra el COVID-19 también sonaron en lo local. La tienda Los buenos amigos, de Libertad (San José), ofreció 20% de descuento contado y el 10% con tarjetas a quienes comprobaron se habían vacunado. En Montevideo, Chesterhouse regaló un capuccino para animar a sus clientes a sentirse mejor (la invitación no aplicaba a delivery). El restaurante Fellini (Pocitos) invitó con su plato de pasta favorito a quien demostrara que había pasado por el vacunatorio. Y, hasta el 10 de abril, Bethel Spa regala un mes de pase libre a su gimnasio a quienes comprueben ya se dieron la primera dosis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados