NEGOCIOS

Cursos de salud vienen en forma de tarjeta

La startup uruguaya ViperMed, desarrolladora de una plataforma online de cursos educativos en salud, amplió su oferta de la web al formato físico en la forma de una colorida tarjeta de cartón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Instructivo. Las tarjetas vienen con las indicaciones para que el usuario ingrese a la página de ViperMed y pueda activar el curso online. (Imagen cortesía de ViperMed)

El producto ya fue lanzado en Chile, donde la plataforma tiene presencia y ha obtenido fondos para financiarse, superando las 5.000 unidades vendidas en lo que va del año. Actualmente, las tarjetas se comercializan en 10 puntos de venta entre farmacias, clínicas especializadas y tiendas de insumos médicos, detalló Ignacio Oliveri, CEO de ViperMed.

El próximo paso es iniciar la venta en el mercado local, lo que se producirá en las próximas semanas una vez se cierren acuerdos con farmacias y distribuidores, aseguró el emprendedor.

Las tarjetas —de 20 x 9 centímetros— contienen las instrucciones para que el usuario ingrese a la sitio web de ViperMed y, al insertar un código oculto en el cartón, pueda activar el curso vinculado a su enfermedad.

Los programas cubren distintas patologías —hipertensión, obesidad, diabetes, asma y cáncer de mama, entre otras— y proporciona a través de distintos módulos información relevante para el paciente: desde en qué consiste la enfermedad, cuáles son los síntomas a cómo se diagnostica y cómo se trata. Cada módulo se compone de distintos capítulos, que son ilustrados con videos didácticos y animaciones. «De esa manera colocás el poder en la propia la gente, la empoderás», destacó Oliveri.

La idea de aterrizar el concepto inicial en una tarjeta física apunta a ofrecer «algo tangible» al consumidor, ya que el perfil de potenciales compradores —muchas veces adultos mayores— no siempre es afín a adquirir productos virtuales o a ingresar su tarjeta de crédito en Internet. Ante esto último, la tarjeta permite el pago en dinero físico y de persona a persona, dijo Oliveri.

Sobre la elección de los puntos de venta, el emprendedor señaló que la prioridad está en llegar a aquellos lugares vinculados naturalmente a la temática de la salud.

«La idea es que cuando la persona compra un producto vinculado a su enfermedad vea la tarjeta y pueda comprarla», afirmó. «Es más, si un adulto mayor la adquiere y de repente si no entiende bien la tecnología (de la plataforma) se la puede llevar a su nieto para que lo ayude», remarcó. Asimismo, la tarjeta habilita la posibilidad de «regalar» el curso a un ser querido y no que solamente el paciente compre el producto para sí mismo.

Parte de las ventas de la tarjeta educativa está asociada a las de equipamiento médico relacionado a las enfermedades que aborda la plataforma. Así, ViperMed tiene acuerdos con marcas de tensiómetros digitales, balanzas, nebulizadores y glucómetros, entre otros equipos, que incluyen la tarjeta de la startup como un producto extra para el comprador.

ViperMed nació en 2012 y desde entonces ha promovido su plataforma en distintos mercados de la región. El concepto ha recibido varias distinciones y ha obtenido apoyo económico de instituciones enfocadas al emprendedurismo a nivel internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados