Negocios

El crowdfunding inmobiliario ya captó a 100 inversores locales

La empresa Prodigy Network vende participaciones en proyectos de real estate ubicados en Nueva York.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Manhattan. Los proyectos de la compañía están concentrados en la isla. (Foto: Prodigy Network)

La financiación colectiva (crowdfunding) en el ámbito inmobiliario va tomando impulso entre los inversores uruguayos, que de a poco empiezan a colocar fondos en proyectos de real estate ubicados en la capital del mundo, Nueva York. Detrás de este negocio se encuentra la empresa estadounidense Prodigy Network, que abrió oficinas en Uruguay el año pasado. Desde entonces, la compañía ha captado capitales de 100 inversionistas locales sobre un total de 700 sudamericanos que participan de los proyectos inmobiliarios que promueve la firma.

«El producto ha tenido excelente aceptación en los corredores de bolsa de Uruguay», manifestó el colombiano Rodrigo Niño, CEO de Prodigy Network, desde su oficina en Manhattan. Como parte de su plan de crecimiento en el país, Prodigy Network ya logró la aprobación de la Comisión Directiva de la Bolsa de Montevideo para listar su producto a nivel local. Asimismo, la empresa está trabajando con estudios de abogados locales para iniciar un proceso similar ante el Banco Central.

Entretanto, la empresa ya ha recibido fondos importantes desde Uruguay. En la última emisión de US$ 7 millones realizada por Prodigy Network, US$ 5 millones provinieron de corredores uruguayos, comentó Niño.

Actualmente, la compañía participa de cinco desarrollos en Manhattan: AKA United Nations (un lujoso edificio residencial, situado en el downtown, que se está terminando), AKA Wall Street (condominios), 17 John (hotel) y otros dos proyectos en NoMad, el barrio de moda en la isla.

El valor del catálogo asciende a US$ 850 millones y a través del crowdfunding se recolectaron US$ 110 millones n el último año y medio. El resto de los fondos llegaron a través de créditos de entidades como Deutsche Bank, Bank of America y CIBC Bank (que aportaron US$ 260 millones) e inversores institucionales.

El atractivo del crowdfunding reside, según Niño, en que «democratiza» la posibilidad de inversión en grandes proyectos antes reservados para magnates. Desde una cuenta de inversión local en Uruguay y abonando un mínimo de US$ 20.000, se pueden obtener retornos que oscilan entre el 12% y 18%, un beneficio superior al 8% o 9% que ofrecen los sistemas de inversión tradicional.

Lejos de amilanarse ante el impacto que podría tener la desaceleración de las economías regionales sobre los (potenciales) inversores, Niño se mostró confiado en que el producto seguirá resultando atractivo. «Pese a que el dólar ha subido mucho y lo único que se espera es que suba más, la gente está buscando la protección de su capital en monedas fuertes como el dólar», evaluó. La firma planea para el segundo semestre realizar acciones y eventos en Uruguay para reforzar su presencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados