CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Creación de fondos mixtos para financiar proyectos disruptivos

Una nueva iniciativa del Instituto Pasteur de Montevideo tiende puentes entre la cooperación internacional, las políticas públicas, la comunidad científica y el aporte privado.

La Banca
El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, junto a Carlos Batthyány, y Roberto Palermo,.

El martes 23 se presentó en sociedad el proyecto del Centro de Innovación en Vigilancia Epidemiológica (CIVE) en la sede del Instituto Pasteur de Montevideo. Participaron autoridades nacionales junto a los embajadores de los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, así como de los donantes fundacionales del CIVE, entre los cuales se encuentran la Cámara de Especialidades Farmacéuticas y Afines (CEFA) y las Bancas de Quinielas de todo el país, entre otros.

El CIVE se basa en el concepto de «una sola salud», que enfatiza la idea de que la salud de las personas está conectada con la salud de los animales y del ambiente. En esa línea, el nuevo centro conjugará la biología molecular, la genómica y tecnologías de vanguardia para identificar patógenos conocidos o desconocidos que puedan provocar emergencias sanitarias, abordando el trabajo con una visión amplia, que abarque a las personas, a los animales y al ambiente.

Roberto Palermo, en representación de las bancas de quinielas de todo el país, destacó la vocación solidaria de los uruguayos en el combate contra la pandemia del coronavirus.

También reconoció la labor del gobierno, a través de las autoridades sanitarias, que adoptó las medidas necesarias para evitar el desarrollo y expansión del virus en el territorio nacional. En ese sentido, Palermo expresó: «Queremos reconocer al gobierno, que actuó con determinación y políticas inteligentes, la Universidad de la República y el Instituto Pasteur de Montevideo que, con mucha previsión, ya en febrero estaba investigando cómo secuenciar los reactivos para hacer el kit uruguayo de diagnóstico del coronavirus sin que aún existieran políticas públicas, lo cual todo colaboró para que Uruguay reaccionara con rapidez y eficacia contra el COVID-19, y nos permite ser hoy un ejemplo en el mundo, por lo cual todos los uruguayos nos sentimos muy orgullosos».

«El kit de diagnóstico del coronavirus nos dio soberanía sanitaria; Uruguay fue de los pocos países en tener su propio kit, lo cual nos permitió ahorrar importantes recursos en la compra de un producto altamente demandado en todo el mundo», agregó Palermo.

Sostuvo además que «el agradecimiento se debe extender» a la población por el alto grado de acatamiento de las medidas adoptadas por el gobierno ante la declaración de la emergencia sanitaria con el objetivo de combatir la pandemia.

REACTIVACIÓN

Con metas a mediano y largo plazo más allá del COVID-19, Palermo sostuvo que es preciso «encender la chispa de la economía», para avanzar en la reactivación. Afirmó que «Uruguay no va a salir adelante con la actual matriz productiva, con la exportación de commodities, de modo que es preciso poner ingenio».

Palermo señaló que en Uruguay hay un campo fértil para desarrollar proyectos disruptivos, desde el conocimiento, la tecnología y la innovación. «A partir de esta donación, queremos comenzar un relacionamiento con el Instituto Pasteur de Montevideo y con distintos organismos públicos, porque llegó el momento de crear un ecosistema de inversiones, con fondos mixtos integrados con capital público y privado, como han hecho otros países, para financiar proyectos disruptivos en etapas maduras, como aquellos que fomenta la Universidad de la República y el Instituto Pasteur de Montevideo; y ahí nosotros vamos a apoyar», subrayó Palermo, en representación de la asociación de las bancas de quinielas de todo el país.

«Uruguay está en condiciones de aportar biotecnología y exportar servicios de tecnología porque como bien dice aquí una leyenda: ‘vivir no es sólo una palabra’ porque también son acciones y las vamos a hacer».

El director ejecutivo del Instituto Pasteur de Montevideo, Carlos Batthyány, comentó que el CIVE tiene un presupuesto anual estimado en US$ 600.000 y cuenta con proyectos institucionales para la compra de equipamiento valorado en US$ 250.000 adicionales. En tanto, las donaciones recibidas de los privados suman un total de US$ 450.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados