MARKETING DEPORTIVO

Cortez, los Nike de Forrest Gump, y su historia de película

Tras la película, el modelo se volvió un ícono de la marca que llega hasta hoy.

Regalo. Forrest Gump recibió el par de Nike y nunca más se los quitó.
Regalo. Forrest Gump recibió el par de Nike y nunca más se los quitó.

DIEGO FERREIRA - [email protected]

Este domingo Hollywood entregará los premios Oscar, los más famosos de la industria cinematográfica. Entre las estrellas invitadas al Teatro Kodak —donde se celebrará la ceremonia— estará Tom Hanks, protagonista de The Post, una de las candidatas a la estatuilla a Mejor Película. Un domingo pero de hace 23 años, Hanks se llevaba a casa su segundo Oscar por Forrest Gump. Esa noche, además de la familia Hanks, el elenco, el estudio y el equipo de producción, los que también brindaron fueron los ejecutivos de Nike. La marca se había aliado al entrañable personaje. En una escena de la película, Forrest abre el regalo de su novia Jenny y descubre un par de Nike Cortez. Desde entonces, nunca más se los quita y durante varios pasajes de la cinta se lo ve corriendo con los championes de cuero blanco y «pipa» roja, a lo largo y ancho de EE.UU.

El encastre de la marca y la película es perfecto en tanto el protagonista es un corredor amateur, lo que refuerza el concepto de que cualquiera puede usar los championes Nike y sentirse un deportista. Allí abreva también el eslogan que inmortalizó a la marca: Just do it.

Y si para Forrest Gump, «la vida es como una caja de chocolates», para Nike sería como una caja de Cortez. El par se convirtió en un ícono de la cultura pop en los ‘90 de la mano de la película, pero su alcance llega hasta hoy. Apelando a la nostalgia, Nike repuso el icónico modelo, idéntico al que usaba Forrest en 2015. El año pasado y continuando con el revival contrató a la modelo Bella Hadid para que luciera el par en una campaña que rendía homenaje a una de las piezas gráficas más recordadas —ya no de los Cortez sino de Nike— en la que posaba Farrah Fawcett, la actriz de la recordada serie Los Ángeles de Charlie, en los años ‘70.

Cortez. La marca de la pipa eligió ese nombre para competir con los "Azteca" de Adidas.
Cortez. La marca de la pipa eligió ese nombre para competir con los "Azteca" de Adidas.

La historia de los Cortez se remonta a esa década. Creados por el cofundador de Nike, Bill Bowerman —un exentrenador de atletismo—, el par se diseñó inspirado en las cotidianas sandalias de baño con la idea de alivianar el calzado que usaban los corredores. Por entonces, Nike tenía 10 años de vida y se llamaba Blue Ribbon Sports. La compañía, que importaba los championes Onitsuka Tiger, desarrolló junto a la marca japonesa el prototipo del nuevo calzado y los bautizó Tiger Cortez. En 1972 y tras un diferendo con su socio, Nike se quedó con el producto y lo renombró como se lo conoce hoy. Ese año, el modelo debutó en los Juegos Olímpicos de Munich.

Ahora, ¿por qué «Cortez»? La respuesta es simple: Nike quería que su nuevo producto compitiera con los Adidas Azteca, así que recurrió a un guiño histórico para el branding.

La leyenda en torno a los primeros Cortez y al atleta que los estrenó, el corredor universitario Steve Prefontaine, ha sido llevada al cine dos veces: «Prefontaine» (1997), protagonizada por Jared Leto, y «Sin límites», de 1998 con Billy Crudup en el rol principal.

A diferencia de Forrest Gump, Prefontaine no pudo llevarse la estatuilla dorada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)