MARKETING DEPORTIVO

Coronavirus: la pandemia pinchó la pelota

El brote global trastocó la organización y las finanzas del deporte en todo el planeta

El Covid-19 provocó el cese de la actividad deportiva casi en su totalidad.
El Covid-19 provocó el cese de la actividad deportiva casi en su totalidad. (Foto: Reuters)

En términos futbolísticos, la pandemia global del COVID-19 «tiró la pelota afuera de la cancha». Los grandes eventos han ido quedando en suspenso a medida que el brote avanzaba en el mundo sin importar barreras geográficas o deportivas. La afectación abarca desde las principales ligas de fútbol en Europa y América Latina y sus respectivos torneos continentales a la NBA, la Fórmula 1, el moto GP y el tenis profesional.

La cuarentena que se ha impuesto el mundo del deporte por motivos sanitarios tiene como contrapartida un cimbronazo en su economía, producto de la suspensión de eventos en términos de venta de entradas en estadios, derechos de televisión, ingresos por apuestas deportivas, venta de merchandising, patrocinios, entre otros.

Un artículo en el diario catalán La Vanguardia estimaba que el impacto económico de esta crisis podría rondar los 400.000 millones de euros (unos US$ 445.000 millones) en el mundo.

Pelotazo en contra

En Uruguay, el campeonato está paralizado desde el sábado 14 sin fecha de retorno confirmada. La misma resolución se adoptó en otros países de la región como Chile, Brasil y México (en estos últimos dos se jugó con normalidad hasta el pasado fin de semana), mientras que la AFA en Argentina suspendió la Primera División, donde hasta hace unos días habilitó que los partidos se disputan sin público. La medida afecta directamente los ingresos de los clubes, aunque algunos equipos se exponen a otro tipo de costos.

Ante la expansión del brote en Argentina, River Plate decidió no presentarse a jugar el fin de semana pasado su partido frente a Atlético Tucumán por la Copa de la Superliga. Según informó el diario La Nación, el club «millonario» podría afrontar la pérdida de puntos y una multa equivalente al valor de 2.250 entradas generales, una cifra estimada en 1,5 millones de pesos argentinos (unos US$ 24.000 al cambio oficial).

El fútbol español proyecta pérdida de 678,4 millones de euros

Japón por ahora no evalúa la suspensión de los Juegos Olímpicos

Más allá de esta situación puntual, el negocio del deporte está padeciendo el coronavirus con una sangría de ingresos verdaderamente millonaria.

En España —uno de los países más afectados por la pandemia—, se proyecta una pérdida de 678,4 millones de euros si los campeonatos de Primera y Segunda División quedan truncos, afirmó José María Gay de Liébana, economista y profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona. Según sus cálculos, se perderían 549 millones por la no transmisión de partidos por televisión, 88 millones por devoluciones a abonados y otros 41,4 millones por entradas no vendidas. De no completarse el calendario, los ingresos caerían casi un 30% considerando el presupuesto de 1.900 millones de euros que engloba a los equipos profesionales del país.

En Inglaterra, los directivos de los clubes de la Premier League califican como «desastroso» un escenario donde el torneo no finalice si bien es previsible que el campeón sea Liverpool con su ventaja de más de 20 puntos sobre el segundo. Peores aún serían las pérdidas económicas si se toma en cuenta que la maquinaria de la Premier aporta 8.000 millones de euros a la economía inglesa.

El efecto es en cadena, ya que además de las competencias domésticas, los torneos continentales también están en suspenso. La no disputa de las instancias finales de la Champions League y la Europa League supone una pérdida de 200 millones de euros para los clubes. A ello hay que sumar el impacto económico que recae sobre anunciantes, venta de entradas y de merchandising.

No jugar la Eurocopa, el torneo de selecciones del Viejo Continente, acarrearía la pérdida de 2.500 millones de euros a la UEFA.

Del mismo modo, la suspensión de la Copa Libertadores, la Sudamericana, y la postergación de las primeras fechas de la Eliminatoria para Qatar 2022 tampoco son una buena noticia para los aficionados y las empresas.

El fútbol no es el único deporte «en reposo» por la pandemia. La NBA prevé una pérdida de ingresos netos de hasta US$ 500 millones; la F1 ya sufriría una merma de US$ 85 millones.

Mientras, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos para este año, no dan el bazo a torcer y descartan la posibilidad de suspender la cita deportiva. Japón invirtió miles de millones para organizar el evento. El tiempo dirá.

NBA. El impacto económico del coronavirus en la liga de basquetbol podría ascender a US$ 500 millones. (Foto: Reuters)
NBA. El impacto económico del coronavirus en la liga de basquetbol podría ascender a US$ 500 millones. (Foto: Reuters)
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados