Tendencias

La conquista del yogur helado

El negocio se ancla sobre todo en los centros comerciales, que garantizan ventas todo el año

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Público. El yogur helado es elegido principalmente por las mujeres y los niños. (Foto: Google Images)

El yogur helado llegó al país en 2011 y desde entonces, bajo su sello de rico y saludable, año a año suma adeptos y nuevos locales.

El frozen yogurt, como se lo conoce en el mundo, se consume solo o con toppings (frutas naturales, salsas, cereales, entre otros) o como batidos, y está disponible en restaurantes, heladerías o locales exclusivos de este producto.

Una de las primeras en introducirlo al país fue Nuirith Naistat, que representa a la marca Frozy. No vende al público, sino que ofrece la maquinaria, el premix para preparar el yogur helado y, si es necesario, el asesoramiento, explicó. También hay casas exclusivas representantes de cadenas internacionales como Yogen Früz (Canadá), Red Mango (EE.UU.) y Llaollao (España). Yogo, una de las primeras en Uruguay, cerró.

En todos los casos el precio más alto que el de un helado tradicional se explica por su calidad de saludable, indicaron los consultados, porque contiene menos azúcar y grasa e incluso, como en el caso de Yogen Früz, cuenta con probióticos. «Está en sintonía con las nuevas tendencias de hábitos saludables de hoy, porque no solo es rico, sino que es natural, liviano, con altos valores nutricionales y bajo contenido de azúcar», destacó Naistat, quien llegó a proveer a 10 clientes esta temporada de verano.

Si bien la empresaria reconoce que el consumidor local demora en adaptarse al yogur helado, afirma que el producto «llegó para quedarse». «Cuando lo prueban les encanta, lo que les cuesta es decidirse», aseguró. Incluso, para ampliar el público, Naistat anunció un producto vegano, en base a vegetales, que se puede mezclar con agua o jugos de frutas.

A nivel de público, las ofertas se concentran en los shoppings Montevideo y Tres Cruces (Yogen Früz), Portones Shopping (Llaollao), Mercado Agrícola de Montevideo (Yogen Früz) y a nivel de calle, Red Mango (EE.UU.), que abrió su casa hace dos años en Avenida 18 de Julio y Juan Antonio Rodríguez.

En las tres marcas hay una coincidencia: si bien el producto es aceptado por el público local, aún es lento. Yogen Früz, presente desde 2011, registró su mejor momento durante 2011 y 2012 con un «crecimiento importante» y en los dos últimos años la ventas se mantienen estables, afirmó Álvaro Martínez, uno de los representantes de la marca en Uruguay —y desde este año también en Paraguay—. En su caso, lo más elegido por jóvenes y niños es el yogur en formato de autoservicio, en tanto que los adultos se inclinan por la barra de yogur que se mezcla con fruta y se sirve ya preparada. La firma tiene en su local de Montevideo Shopping el principal punto de venta, con un 45% del total.

Por tratarse de un producto relativamente nuevo en el mercado, las ventas se apoyan en el flujo de personas. Excepto Red Mango —que tiene local a la calle y mantiene un nivel estable de ventas— el resto optó por centros comerciales porque la «atemporalidad» garantiza las ventas durante todo el año, explicaron.

Eso fue clave en Llaollao, que inauguró su local a fines de julio de este año y registra una «aceptación importante», con un crecimiento mensual de ventas de 15%, remarcó Martín Murphy, responsable de la firma española en Uruguay. Su propuesta Sanum es uno de sus caballitos de batalla (representa 35% de las ventas), porque «muchos lo consumen como almuerzo y cuesta $ 135», dijo Murphy.

En Uruguay niños y mujeres son quienes más se pasaron al consumo de yogur helado. En Yogen Früz las mujeres significan un 60% de sus clientes mientras que en Llaollao llegan a ser un 80%. «Muchas lo eligen en sustitución de un café, o si van en familia, el hombre elige un helado, ellas y los niños van por el yogur helado», afirmó Murphy. En promedio, las empresas consultadas revelaron que el consumo se sitúa entre 250 y 350 gramos por persona.

A pesar del lento crecimiento, las marcas proyectan un negocio creciente. Yogen Früz estudia ampliar su negocio a través de franquicias, mientras que Llaollao inaugurará un nuevo local la próxima semana debajo del hotel Dazzler, a la vez que evalúa otras propuestas en los shopping. En Frozy estiman que, a medida que el consumo se vuelva más tradicional, las empresas comenzarán a sumar el yogur helado a la oferta local.

MONITOR DE OPCIÓN CONSULTORES.

Hacia el consumo saludable

La mayoría de las empresas del sector lácteo ve como tendencia que los usuarios se volcarán al consumo saludable y a los productos de calidad, según revela el Monitor de Sectores Productivos de Opción Consultores. El principal desafío en las áreas de marketing y ventas que observan las empresas consultadas es mejorar la comercialización y distribución (33%) y la comunicación con los clientes (mencionado por un 20%). Si bien prevén un escenario económico futuro negativo (60% de las respuestas), también la mayoría (60%) espera un crecimiento de ventas para el próximo año (40% lo sitúa entre 1% y 4% y otro 20% de 5% a 10%). En tanto, el sector espera una rentabilidad regular, debido principalmente a los altos costos (energía, mano de obra, materia prima). Ante esta perspectiva, los empresarios entienden que el desafío es generar acuerdos y políticas laborales/salariales y mejorar la integración al contexto internacional (cada uno de esos puntos fue mencionado por un 33% de los consultados). Además, la gestión de calidad y planificación estratégica representan las áreas más sensibles para el desarrollo de las empresas a futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)