AFTER WORK

La cocina honesta de Sucre Sale

Una propuesta cuya especialidad es no atarse a "ningún formato ni plato estrella" y apostar a ingredientes frescos y una atención personalizada

Sucre Sale
Sucre Sale (Foto: Estefanía Leal)

Un salón y un jardín semi encantado, donde la experiencia de servicio alcanza la excelencia y los platos sorprenden día a día. Cada detalle en Sucre Sale, el restaurante de la Alianza Francesa, hace que los comensales se sientan bienvenidos y en su casa.

El reducto gastronómico es liderado por Belén Salazar y Walter Deshayes, una dupla que garantiza la elaboración de platos con ingredientes frescos y una atención muy personalizada.

«Nuestra especialidad es no tener especialidades, no estamos atados a ningún formato ni plato estrella», explica Deshayes y remarca que la carta se define según los ingredientes disponibles.

Esta es una constante en la cocina de Sucre Sale; emplear ingredientes frescos que en su mayoría provienen de la feria orgánica del Parque Rodó, lo que asegura platos muy sabrosos.

Con una carta corta, que no supera las ocho o diez opciones, quien visita el restaurante dos o tres veces por semana no encuentra nunca el mismo menú.

«Hacemos una cocina honesta, tenemos platos clásicos y también de los más arriesgados, siempre hacemos las cosas con el corazón y el alma, sin caer en la rutina», reflexiona Deshayes.

Así dejaron de hacer sábados de brunch y surgieron los «platitos», propuestas que llegan a la mesa en porciones pequeñas para que los visitantes puedan probar la variedad que ofrecen.

Algunos de los destacados en dulces son la tarta de chocolate y frutos secos; la de peras y almendras y la tarta de manzana. Los scones, croissants, pan de chocolate llegan a Sucre Sale desde Atelier Cataleya. La panadería artesanal La cuadra, elabora los panes caseros y la pesca es de Marcelo Curta, un proveedor que respeta la filosofía de llevarles solo lo bueno.

«La carta se arma cada día y con lo que hay, proponemos algo atractivo y sabroso, presentado con una linda estética», resume Deshayes, que tiene la delicadeza de esperar a cada comensal que reservó su lugar con su nombre en la mesa (2 401 42 84).

Horarios y reservas

De martes a viernes de 12.00 a 18.00 horas y los sábados de 12.00 a 17.00 horas. Sucre Sale está en Bulevar Artigas 1271 y las reservas pueden hacerse a través del teléfono 2 401 42 84.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados