CONSUMO

Los clásicos de mesa se reinventan

Infaltables los días de lluvia, se presentan como alternativa para «desenchufar» a niños y jóvenes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En los días de lluvia, se transforman en una buena opción para entretener a los más chicos. Foto: Archivo El País.

Entre los autos a control remoto, las muñecas que hablan, robots con funciones electrónicas y luces, tablets y smartphones, los juegos de mesa logran colarse y ganar un lugar en los estantes y cajones que guardan juguetes de niños y adolescentes uruguayos.

Si bien la tendencia indica que los más chicos de la casa están más propensos a elegir juegos interactivos, donde la tecnología es la protagonista, los clásicos juegos de caja mantienen un espacio vigente porque proporcionan una oportunidad para compartir tiempo y espacio en familia, señalan en diferentes jugueterías.

De alta presencia entre edades de 3 a 6 años, decae su uso a medida que suben las edades, debido en parte a que la tecnología es buscada cada vez más temprano, indicó Ignacio Schcolnik, director de Giro Didáctico Uruguay.

Un dato relevante es que estos juegos no ocupan los primeros puestos en el listado de los infantes, sino que en la mayoría de los casos quienes los eligen son los padres como forma de «sacar» al niño de los electrónicos. De hecho, cuando un pequeño entra a una juguetería no se dirige al sector juego de mesa, afirmó Nahir Monteghirfo, gerente comercial de Smart y de Ositos & Cia.

Ante esta realidad, las empresas que elaboran los juegos de mesa se han aggiornado y buscan captar la atención de los niños al ofrecer los mismos juegos de siempre, pero adaptados con licencias de personajes infantiles de la televisión o el cine. Por ejemplo, se mantienen los puzzles, el dominó, el cara a cara, burako, la batalla naval o los juegos de memoria o de asociación, pero presentados con personajes que copan los ratings mediáticos, como Peppa Pig, Frozen, Hello Kitty, Spiderman, Ben 10, Mickey, entre otros). Inclusive, el fenómeno llega a los cuadros de fútbol como Nacional o Peñarol y la selección uruguaya, explicaron.

Un «artículo noble»

Aunque no representen la primera opción, las ventas se mantienen durante todo el año, con el gran pico durante el otoño-invierno, y en períodos puntuales de vacaciones, dijo Monteghirfo. «Es un artículo noble que siempre se vende, y tiene mayor desempeño el Día del Niño, porque es una época donde se juega más adentro. En primavera o verano se lleva menos, es una alternativa», apuntó.

Asimismo, al tratarse de una propuesta más económica en comparación con las tecnológicas, los juegos de mesa se transforman en una de las primeras opciones para los padres cuando de regalos escolares se trata, agregó Schcolnik.

Así, es posible encontrar puzzles o dominó por desde $ 100 hasta juegos de Trivia que superan los $ 400.

Al profundizar en la procedencia, las propuestas son variadas y provienen tanto de marcas locales como extranjeras, pero «lo importante es contar con variedad para todos los públicos», concluyó Schcolnik.

Las preguntas y respuestas cautivan a los más grandes

Tal vez porque lo tienen integrado desde la infancia, los juegos de mesa cautivan también a los más grandes. En estos casos, si bien las ventas se intensifican en otoño e invierno, también muestran buenos números durante las vacaciones, cuando es momento de integrar a los más jóvenes a los juegos.

Es un público que opta principalmente por los relacionados a preguntas y respuestas, afirmó, Ignacio Schcolnik, de Giro Didáctico Uruguay. «El año pasado tuvo mucho éxito El juego del Millón. También optan por el Trivial o el Monopoly», comentó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)