AFTER WORK

Clásico capitalino que mantiene la tradición

«La preparación» está más que vigente en el menú del Bar Hispano, un copetín que se acompaña con tragos varios y ofrece 30 platillos entre bocados fríos, calientes, dulces y salados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Copetín. Es ideal para un after office o para hacer la previa de una salida nocturna. (Foto: Francisco Flores)

La esquina de San José y Río Negro alberga un clásico bar montevideano. Con más de 80 años en su haber, el Bar Hispano mantiene una tradición de larga data en el Río de la Plata y sirve «La preparación».

Ese nombre no dice tanto como una mesa servida con un aperitivo que es digno de compartirse y llega a los comensales con 30 bocaditos. Los hay calientes, fríos, salados y dulces.

«La preparación» es ideal para compartir ($ 430, para tres personas) e incluye desde sándwiches o pildoritas hasta ravioles o una brochette de carne. También puede solicitarse con bebidas, ya sea whisky importado ($ 525) o tragos largos ($ 560).

Los bocados se sirven en diminutos platos y entre ellos hay fainá, croquetas, pizza, pizza muzarela, empanaditas, sándwiches calientes, y caliente con muzarela, huevos de codorniz, aceitunas, papas chips, maníes, arrollados, queso con cereza, entre otros. No faltan los dulces, que vienen en la medida justa para no empalagar.

«Cuando era muchacho pasaba y veía con asombro la cantidad de platos, ahora los sirvo yo», contó Arturo Macario González, quien está al frente del Hispano desde hace 30 años y se asegura de renovar las combinaciones de platos para mantener su clientela.

«Un buen día, vendemos 100 preparaciones», explica y rememora los tiempos en que salían 300 por noche. Hispano está abierto de 7 AM a 1 AM y los viernes y sábados extiende hasta las 2 AM. Ideal para un after office o para hacer la previa de una salida nocturna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)