aniversario

CIU celebró 30 años de actividad y despidió el 2017

La gremial empresarial referente del mercado inmobiliario tiene una historia compartida de esfuerzos, logros y desafíos con El País.

Juan Roisecco, Alfredo Blengio, Beatriz Carámbula, Wilder Ananikian, Guillermo Scheck y Walberto Mannise.
Un ejemplar único de El País como símbolo del vínculo con los corredores inmobiliarios.

La Cámara inmobiliaria Uruguaya (CIU) celebró sus 30 años de actividad al servicio de las empresas asociadas y sus profesionales corredores inmobiliarios y a la vez despidió el año para dar la bienvenida al 2018 con renovados bríos emprendedores.

La institución protagonista del mercado inmobiliario, junto a sus socios, organizó un animado encuentro en el Club de Golf del Uruguay, que contó con la participación de autoridades, dirigentes de gremiales empresariales locales y de la región, empresarios y ejecutivos.

APOYO
El presidente de la CIU, Wilder Ananikian, destacó el estrecho lazo que existe entre el sector inmobiliario y El País. Es que son 30 años de esfuerzos, logros y desafíos compartidos cada domingo desde el Libro de los Clasificados de El País y las 24 horas de los 365 días del año desde la web gallito.com.uy en la era de las comunicaciones digitales.

«Desde los inicios, hemos contado con el respaldo de El País para realizar nuestra actividad, que debe buscar siempre su profesionalización con la capacitación a través de cursos, talleres y conferencias», sostuvo el presidente de la CIU.

Ananikian también reconoció el apoyo que el sector inmobiliario recibe por parte del Scotiabank

AUDACIA
Tras reconocer a los socios fundadores, a todos los colaboradores que forman parte de las distintas comisiones de trabajo y a los integrantes de la actual Comisión Directiva, Ananikian afirmó que la CIU es una institución gremial referente en un sector empresarial multiplicador de la actividad y que también coopera y fomenta la formalización de la economía del país.

«Estamos viviendo una época bisagra en el ejercicio de nuestra actividad ante un camino no trazado y un futuro incierto, que nos presenta riesgos, retos y nuevas oportunidades, que el empresario inmobiliario debe abordar con audacia y capacidad de vanguardia», subrayó el presidente de la CIU.

En tiempos de cambios y en la búsqueda de un nuevo modelo de negocios, que «está por ser definido y que no está creado aún», Ananikian destacó la necesaria gestión profesional de los corredores inmobiliarios en el ejercicio de la actividad.

Ananikian adelantó que la institución ya comienza a transitar el camino hacia sus próximos 70 años de actividad gremial, con proa a celebrar su centenario en el ejercicio de la profesión de corredor inmobiliaria aún más fortalecido.

ATRÁS DEL ROBOT
Durante la emotiva ceremonia, la CIU realizó un audiovisual para recordar distintas personalidades y momentos a lo largo de un tiempo pasado, donde el antiguo teléfono fijo, la legendaria máquina de escribir y hasta el avanzado fax eran algunos de los adelantos tecnológicos del momento.

Para hacer frente con éxito a los nuevos paradigmas del mercado inmobiliario, el dirigente gremial empresarial hizo especial hincapié en la necesaria capacitación para lograr captar las oportunidades que se presentarán en el futuro a partir del desarrollo de un nuevo formato de negocios inmobiliarios.

«Cuando la institución cumpla sus cien años seguramente vamos a estar muy lejos del formato tradicional de negocios de nuestra profesión, aunque atrás del robot, sabemos que existirá un corredor inmobiliario», dijo el presidente de la CIU a propósito de la revolución tecnológica en la era digital.

Tanto los directivos como los socios de la CIU coincidieron en señalar que el corredor inmobiliario cumple un rol de asesor, consultor y gestor en el mercado inmobiliario en una permanente apuesta a la mejora continua y la búsqueda de la excelencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)