MUNDO

Chinos millonarios contratan expertos en orden para organizar sus armarios

Se trata de un equipo de la escuela Liucundao ("Método para ordenar sus cosas") que quintuplicó sus ganancias con motivo de la pandemia. 

Un equipo de cuatro organizadores cobra 2.300 la jornada laboral.
Un equipo de cuatro organizadores cobra 2.300 dólares la jornada laboral. Foto: AFP

Descubrir en el fondo de un armario una chaqueta Burberry, que ni siquiera recordaba haber comprado, convenció a Chen Rui de que había acertado al contratar a un grupo de expertos en organización, que cooperan con chinos millonarios a poner orden sus roperos repletos de grandes marcas.

Una tercera parte del gasto en lujo del mundo viene de los ricos consumidores chinos surgidos en las últimas décadas, según un informe de la consultora McKinsey en 2019.

Y ni siquiera la pandemia frenó sus ansias de consumir. Al no poder desvalijar las tiendas en París o Milán, se tiraron en masa a las compras online.

El lado B de la riqueza

La vida de los millonarios trae implícitas algunas preocupaciones. Chen, de 32 años, confiesa que el estado de su amplio placard, donde acumula trajes Chanel, bolsos Hermès, zapatos Prada y varios artículos de alta costura, es motivo de frecuentes peleas con su marido.

«Nunca me separo de nada de mi colección, no hago más que aumentarla permanentemente», reconoció esta exprofesora de arte. «No veo ninguna razón para limitarme», insistió.

La única salida posible fue, entonces, recurrir a expertos en el orden para organizar sus blusas, camisas y vestidos de fiesta. Así, cuatro especialistas ponen manos a la obra y vacían los roperos para reacomodar lujosos vestuarios y accesorios.

En el suelo hay miles de prendas por clasificar, decenas de bolsos, que pronto recuperarán su lugar asignado en el armario que corresponde.

Se estima que la actividad generará US$ 15.000 millones este año

El equipo lo dirige Yu Ziqin, una de las miles de diplomadas de la escuela Liucundao («Método para ordenar sus cosas»).

La fundadora de esta academia, Bian Lichun, estima que el sector de la organización cuenta hoy con más de 3.000 profesionales. Según la televisión nacional CCTV, la actividad podría generar este 2020 más de US$ 15.000 millones.

Alta Demanda

Con la epidemia, el volumen del negocio se quintuplicó, según Bian, como consecuencia del aumento de las compras por Internet, y del deseo de las personas de ordenar el lugar donde debían estar confinadas.

Sus equipos no buscan convencer a los clientes de desprenderse de la ropa vieja, ni de consumir menos. El objetivo es «aprender a conservar mejor» sus pertenencias, y por eso instalan muebles más funcionales, o les dan trucos fáciles, como usar perchas muy finas.

Chen, que no tiene ganas de gastar menos, no protesta ante los US$ 2.300 que le facturan los cuatro organizadores por una jornada de trabajo.

Se trata de un servicio muy requerido: hay quienes lo usan una vez por mes, según Bian. Aunque agrega que ellos no intentan intervenir en la psicología de los clientes. «Arreglamos espacios, no el cerebro de la gente», confirma. 


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados