NEGOCIOS

Chajá, el emblemático postre sanducero que apunta a ganar mercados en el exterior

La marca nacida en 1927 en Paysandú mira al Mercosur a través de nuevos productos y el desarrollo de franquicias

Chajá Bistró. El formato de franquicias nació en 2016 y apunta a desarrollarse a medida que regrese la normalidad pospandemia.
Chajá Bistró. El formato de franquicias nació en 2016 y apunta a seguir desarrollándose a medida que regrese la normalidad pospandemia. (Foto: Gentileza Chajá)

Un «invitado» tradicional a las mesas uruguayas, el Postre Chajá quiere conquistar nuevos mercados fuera de fronteras a base de su dulce sabor.

La marca, nacida en 1927 en Paysandú, tiene en sus planes profundizar sus ventas al exterior, en particular, a los países del Mercosur. Actualmente, la empresa atiende colonias latinas en Europa y alrededores enviando partidas puntuales.

«Hoy, con nuevos desarrollos e ingenierías de productos, estamos apuntando a salir nuevamente al Mercosur, con mayor durabilidad de productos, nuevas presentaciones, e intentando bajar los costos lo máximo posible para ser competitivos; invirtiendo en tecnología y desarrollo y reestructurando los procesos para optimizar recursos», explicó Nicolás Nardini, socio —junto a sus hermanos Alfonso (director) y María, y su madre Mabel Balbis— de la Confitería Las Familias, fabricante del emblemático postre.

Con la idea de atender otros mercados, la empresa creó nuevos productos con una mayor vida útil. «Estamos probando el nuevo ‘Chajá Helado’. No es un helado, sino un postre que se conserva en congelador, sin perder su fresca textura, y logra una vida útil de hasta seis meses», aclaró Nardini. «La composición es la del chajá que conocemos, pero con la particularidad que tiene en su interior una generosa capa de dulce de leche natural, acompañando el bizcochuelo, crema y merengue de siempre».

El producto también está disponible en los supermercados locales con gran resultado, al punto que ha posicionado al postre entre un público más amplio en edades.

La expectativa, según Nardini, es llevar los productos al exterior para luego desarrollar franquicias de Chajá.

Más Bistró

Chajá es más que el famoso postre. En 2016, la empresa tomó la decisión de expandirse a través de franquicias.

Así surgió la unidad de negocios «Chajá Bistró», que apunta a «un local de ventas de bajo costo operativo y con oferta diversificada, bajo la marca ‘Chajá’ y otras con las que se pacta la negociación, replicación y comercialización de dichos productos», describió Nardini. La propuesta abarca productos para los distintos momentos del día (en modalidad take away o para consumo en el local) relacionadas a cafetería, panadería, confitería, rotisería y toda la línea de Postres Chajá.

Chajá Bistró tiene sus locales en Buceo, San José de Mayo y Paysandú. El plan es expandirse a más ciudades del interior del país

Chajá Bistró tiene hoy tres locales: Buceo, San José de Mayo y Paysandú (se suma al que históricamente ha tenido Chajá en esa ciudad). Según Nardini, los puntos de venta están «sorprendentemente —considerando el momento que estamos atravesando— con excelente actividad».

La idea es seguir ampliando la presencia de Chajá, lo cual ya tiene interesados de varios departamentos. De hecho, los mercados que estaban prontos para lanzarse previo a la pandemia de coronavirus eran Colonia del Sacramento, Maldonado, Salto y Durazno, entre otros. «Tomamos la decisión de esperar un período para concretarlos y enseguida se desató la emergencia sanitaria, la cual determinó de dejar en stand by estos proyectos», dijo Nardini. «Vamos a esperar el momento de ir volviendo a la normalidad, para dar el puntapié inicial a cada uno de ellos», precisó el empresario.

Si bien se excusó de revelar montos, remarcó que instalar una franquicia requiere de una inversión que, según ha demostrado la experiencia, se recupera en dos años y medio, «siempre y cuando se mantenga una constancia en el negocio».

Empresa con casi 100 años de historia

El origen del Postre Chajá se remonta a los comienzos de Confitería Las Familias, en Paysandú. La empresa se fundó el 27 de abril de 1927 y desde entonces su actividad ha sido ininterrumpida. «Apuntamos a una mejora continua y a un crecimiento constante para la continuidad del negocio con miras a las siguientes generaciones de la familia. Hoy somos la cuarta generación y las siguientes ya están aproximándose a ingresar», dijo Nardini. Su icónico producto es marca país y fue nombrado «patrimonio cultural con valor gastronómico».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados