After-work

Una casa de frutos contra el derroche

Crear una comunidad, promover la alimentación saludable y premiar a los clientes que reduzcan el consumo de plástico. Esas tres líneas de acción definen a La casa de los frutos.

Eco-amigable. "Comprar lo justo también es evitar desperdicios", explicó Vanessa López.
Eco-amigable. "Comprar lo justo también es evitar desperdicios", explicó Vanessa López.

Instalada en Eduardo Acevedo 1209 (esquina Constituyente), la casa que vende frutos secos, granos y semillas a granel surgió de la mano de Vanessa López y Manuel Pérez. Más allá de brindar a sus clientes la posibilidad de fraccionar sus compras según sus necesidades, el emprendimiento también premia a quienes lleven sus propios envases.

«Comprar lo justo también es evitar desperdicios. Una persona que quiera hacerse 250 gramos de lentejas a veces está obligada a comprar un kilo, guarda lo que le sobró y es probable que lo termine tirando. Queremos evitar eso», afirma López, promotora de la reutilización de los recipientes plásticos, con miras a erradicar su uso. «Cada uno puede aportar su grano de arena para cambiar el mundo», enfatiza.

«Si tenés una bolsa de plástico y la usás muchas veces, también estás colaborando. Lo malo es utilizarla solo una vez y hacerla desperdicio», explica.

Los habitués también pueden adquirir en el local contenedores para semillas o frutos secos. La oferta incluye frutos deshidratados, aceites, salsas y acetos balsámicos. No falta miel pura de abeja, que también puede adquirirse llevando envase propio a $ 160 el kilo, en tanto quienes no lleven su frasco deberán pagar $ 200. El zero waste trae beneficios económicos (incluye un 5% de descuento en las compras).

Horarios: el local abre de lunes a viernes de 10 a 19:30 y sábados de 9 a 15:30. En www.lacasadelosfrutos.com recibe pedidos que envía a domicilio.

«Premiamos a los clientes que se sumen a nuestra iniciativa y apostamos a traer una mejor nutrición a los hogares uruguayos. Nos preocupamos por ofrecer productos frescos y de calidad», remarca López.

La casa de los frutos comenzó a comercializar por Internet, pero el establecerse en un local procura generar una comunidad. «Queremos que quienes nos visiten se sientan a gusto en nuestra tienda, se acerquen y compartan nos nosotros», dice su impulsora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados