NEGOCIOS

Buena Vista Capital, el fondo chileno que invirtió en Lyft antes de su salida a bolsa

Ingresó en el no tan conocido mercado de las "pre-IPO"; así pagó US$ 50,5 por acción de la empresa que, cuando comenzó a cotizar en Wall Street, cerró la jornada en US$ 78,29

Cristóbal Gouhaneh y Juan Manuel Carvallo están al frente de la asesoría de inversión para clientes de alto patrimonio. Foto: El Mercurio / GDA.
Cristóbal Gouhaneh y Juan Manuel Carvallo asesoran a clientes de alto patrimonio. Foto: El Mercurio.

Era una de las aperturas en bolsa del mundo de las plataformas disruptivas más esperadas del año. Lyft, la competencia directa de Uber en EE.UU., hizo su estreno el viernes 29 de marzo en el Nasdaq de Nueva York, y un grupo de chilenos era parte de los accionistas de la empresa. Habían entrado a la propiedad de Lyft previo a su IPO (apertura en bolsa), en septiembre del año pasado, pagando US$ 50,5 por acción. Cuando la empresa comenzó a cotizar, la acción cerró en US$ 78,29. Ganancia por donde se le mire.

Todo ocurrió a más de 8.000 kilómetros de distancia, en Santiago, cuentan Cristóbal Gouhaneh y Juan Manuel Carvallo, socios de Buena Vista Capital, una firma de asesoría de inversión para clientes de alto patrimonio fundada hace 11 años. Buscando alternativas de inversión, encontraron un mercado en Chile desconocido, pero con amplia profundidad en mercados desarrollados: los pre-IPO.

Esta clase de activos permite a inversionistas entrar a la propiedad de las compañías previo a que estas hagan su apertura en bolsa, accediendo con ello a un precio menor, el que luego se valoriza cuando la firma en cuestión hace su estreno bursátil. Como lo que hicieron con Lyft.

"Lo que hacemos es democratizar el acceso"

El fondo se está preparando para que este año se abran a bolsa cinco de las ocho empresas que tienen en el portafolio. Una vez que hayan hecho su IPO, el fondo tiene entre 90 y 180 días para vender las posiciones. A Pinterest entraron a US$ 7,18 por acción en febrero, y se prevé que cotice a bolsa este mes. Postmates podría hacerlo en junio, Palantir en agosto y Airbnb, a fines de año. De las que no tienen fecha de IPO está Rent the Runway, donde entraron en septiembre a US$ 21,76 cuando la empresa estaba valorizada en US$ 690 millones. Draftkings y Coinbase tampoco tienen fecha de apertura. «Este grupo de empresas tienen un club privado de inversores, como Fidelity, Elon Musk, Mark Zuckerberg, donde no todos tienen acceso, y lo que nosotros estamos haciendo es democratizar eso», dice Carvallo.

Los gestores de Buena Vista Capital se contactaron con Manhattan Venture Partners (MVP), firma especializada en venture capital secundario. El tercer actor en la ecuación es Nevasa, a través de su AGF y corredora de bolsa, vehículos por el cual armaron el fondo Pre-IPO Opportunities MVP y que transa sus cuotas en la Bolsa de Santiago, y cuenta con unos 30 aportantes que han sumado unos US$ 6,5 millones de capital.

Con MVP, Buena Vista codiseñó el fondo, que ya ha invertido en ocho empresas. Además de Lyft, está la aplicación de alquiler de hospedaje Airbnb, la red social Pinterest, la gigante del big data Palantir, el juego deportivo de roles Draftkings, el delivery de comida Postmates, la plataforma de trading de criptomonedas Coinbase, y el servicio de alquiler de ropa de alta costura Rent the Runway.

Desde hace meses, los círculos financieros especulan con que Lyft comenzará a cotizar durante la primera mitad de 2019.
Acciones. Lyft comenzó a cotizar  el viernes 29 de marzo. Foto: Shutterstock.

«La magia del fondo es seleccionar las acciones y lograr comprarlas. Como no son compañías que transan en Bolsa, hay que conseguir cada bloque de acciones en forma individual», cuenta Carvallo. «Los vendedores pueden ser de dos lados. Los empleados, que son ricos virtuales, tienen estas posiciones y no tienen acceso a vender. Es gente joven que quiere tener liquidez (...) Se pueden conseguir tasas de descuentos de hasta 50%. Y por otro lado, los vendedores son fondos de venture capital que ya han cumplido un ciclo, que ya tienen 10 años adentro y tienen que hacer el exit (salida). MVP les da la liquidez», explica Gouhaneh.

Como estas compañías no ganan dinero —básicamente porque están creciendo y necesitan altas inversiones, explican—, lo que miran para tomar la decisión de invertir es el nivel de venta que tienen y si son dominantes en su mercado.

A futuro, los ejecutivos creen que este mercado no dejará de crecer, ni menos va a llegar a un punto en el que suban tanto de precio las acciones sin tener fundamentos, que haga que reviente una burbuja. «No creo. Lo que ha ocurrido en el mercado de valores es que este tipo de compañías están cambiando los modelos de negocios de todas las otras compañías. ¿Quién es la burbuja?, ¿estas compañías o los bancos? ¿Airbnb es la burbuja o las cadenas de hoteles globales que transan a 10, 15 veces precio/utilidad? Quizá ellos son la burbuja y no Airbnb, que cambió el modelo de negocio totalmente», recalca Carvallo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)