Tendencias

El "boom" de bicis eléctricas atrae a los fabricantes de autos y motos

Grandes marcas como Ducati, Harley-Davidson, Jeep, Mercedes-Benz, Porsche y Yamaha ingresan a este nicho y desarrollan modelos

Bicicleta eléctrica
Bicicleta eléctrica

La industria del transporte ha visto el futuro, y el futuro es 1895. Ese fue el año en que Ogden Bolton Jr. de Canton, Ohio, recibió la patente estadounidense 552.271 por una «bicicleta eléctrica». Un siglo y un cambio después, las bicicletas eléctricas han ganado una nueva vigencia a medida que compañías de automóviles y motocicletas como Ducati, Harley-Davidson, Jeep, Mercedes-Benz, Porsche y Yamaha han ingresado al mercado con sus propios diseños.

Si bien la pandemia ha acelerado las ventas de bicicletas, el atractivo principal es que las ciudades de todo el mundo están comenzando a restringir el tráfico motorizado. Estas empresas están apostando a que las e-bikes son los vehículos urbanos del mañana, o al menos los vehículos para la buena publicidad de hoy.

«En los últimos 12 a 18 meses, se ha visto entrar muchas marcas nuevas en el mercado», señaló Andrew Engelmann, gerente de marketing y ventas de bicicletas eléctricas de Yamaha, empresa que ha estado en ese nicho de mercado desde 1993 e informa ventas de 2 millones en todo el mundo. «En EE.UU. no hemos visto esta nueva energía hacia el ciclismo desde que Lance Armstrong ganó el Tour de Francia», dijo.

La pandemia del COVID-19 ha encendido las ventas de bicicletas de todo tipo, pero ninguna tanto como las eléctricas. Mientras que las ventas de bicicletas por unidades de enero a octubre del 2020 aumentaron un 46% con respecto al año anterior, las eléctricas crecieron un 140%. Medido en dólares, las bicicletas normales aumentaron un 67% y las eléctricas un 158%. Las cifras, de la investigadora de mercado NPD, no incluyen a los minoristas solo en línea como Rad Power Bikes, por lo que las ventas pueden ser aún mayores.

Bicicleta Serial 1 de Harley-Davidson. Foto: captura.
Harley-Davidson. La tradicional marca de motos lanzó su Bicicleta Serial 1. (Foto: captura.)

Dejando a un lado a Ogden Bolton, existe una conexión histórica entre bicicletas y motos. Muchas de las primeras motocicletas provinieron de fabricantes de bicicletas que simplemente colocaban un motor en una bicicleta, a menudo conservando los pedales al estilo de un ciclomotor.

La conexión de la industria automotriz con las bicicletas es más reciente. Muchas empresas del sector, incluidas Ford, Audi, Maserati y BMW, han entrado y salido de las bicicletas eléctricas desde entonces.

«Ninguna compañía automotriz ha tenido éxito vendiendo una bicicleta eléctrica», apuntó Don DiCostanzo, CEO de Pedego Electric Bikes, quien en 2014 otorgó la licencia de un diseño de bicicleta a Ford. «Es oro falso. Nunca podrá reemplazar las ganancias de un automóvil».

Sin embargo, los fabricantes de automóviles y motocicletas están siendo atraídos. «Están viendo muchas de las mismas oportunidades que nosotros vemos», dijo Ian Kenny, quien dirige el área de e-bikes en la compañía de bicicletas Specialized. «Pero creo que hay una gran diferencia entre demostrar que puedes hacer algo y hacer algo muy bien a escala», matizó.

Nuevos hábitos

Los cambios en la forma en que las personas se mueven, especialmente en Europa y Asia, están atrayendo a las empresas de vehículos de motor que operan a nivel internacional. En el extranjero, en ciudades que gestionan la contaminación y las calles abarrotadas al restringir el tráfico de motor, las bicicletas eléctricas a menudo llenan un vacío.

En Europa, la bicicleta eléctrica es más una herramienta de transporte fundamental», afirmó Dirk Sorenson, analista de NPD. Londres, Madrid, Oslo y París se encuentran entre el creciente número de ciudades que restringen el tráfico en el centro.

"En Europa, la bicicleta eléctrica es más una herramienta de transporte fundamental", afirmó Dirk Sorenson, analista de NPD

La pandemia tiene ciudades estadounidenses probando restricciones similares. Boston, Minneapolis y varias localidades de California han instituido programas Slow Streets, que limitan el tráfico de motor en las calles secundarias a favor del ciclismo y la caminata. Incluso UPS, Amazon y DHL están probando bicicletas de carga electrónica en Nueva York.

«Existe una gran oportunidad para las bicicletas eléctricas en EE.UU., que es un enorme mercado sin explotar», indicó Rasheq Zarif, experto en tecnología de movilidad de la consultora Deloitte.

Algunas empresas se están preparando ahora para la posibilidad de que la micromovilidad se imponga en EE.UU.

«Imaginemos que Harley-Davison no es una empresa de motocicletas, sino una de movilidad», planteó Aaron Frank, director de marca de Serial 1, que construye una bicicleta eléctrica en sociedad con Harley. «Existe un fuerte argumento que podemos hacer por los viajeros urbanos lo que Harley-Davison hizo por las motocicletas», aseguró.

bicicleta eléctrica Yamaha
Yamaha. La compañía presentó un modelo bicicleta eléctrica de carrera. 

Otras empresas ven las bicicletas eléctricas como una puerta de entrada para vender sus productos principales. Aunque es más conocida por sus motos, Ducati North America quiere que las e-bikes «potencialmente entusiasmen a la gente» con la marca, explicó su CEO, Jason Chinnock.

Frenos y cambios

Las bicicletas eléctricas pueden ser más caras que las convencionales, pero son más baratas que los autos o las motos. Y la tecnología mejorada de motores y baterías está bajando los precios. Las e-bikes de bajo precio con un motor en el cubo de rueda, se pueden obtener por unos US$ 1.000. Las versiones con motor de engranaje más complejo en los pedales pueden superar los US$ 10.000.

Según Kenny, «cuando no lo miras como un juguete, cuando se convierte en transporte, se vuelve una conversación muy diferente» con el cliente.

El precio no es el único obstáculo. Las bicicletas eléctricas se enfrentan a una mezcolanza paralizante de leyes. Aunque la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor consideró las e-bikes de «baja velocidad» (con un motor equivalente a 1 caballo de fuerza o menos) como una bicicleta, los estados aún deciden dónde se pueden usar.

Las e-bikes de bajo precio con un motor en el cubo de rueda, se pueden obtener por unos US$ 1.000. Las versiones con motor de engranaje más complejo en los pedales pueden superar los US$ 10.000.

La coalición PeopleForBikes elaboró ​un modelo de legislación estatal para permitir la mayoría de las bicicletas eléctricas en bicisendas y parques. Sugiere tres modelos eléctricos, con una velocidad máxima de entre 30 y 45 km/h. Veintiocho estados han adoptado alguna versión de la legislación.

Para algunos en la industria de la bicicleta, esto huele a déjà vu. En los años 70, se pensaba que el auge de las bicicletas presagiaba un nuevo futuro para el transporte. Pero falló. Aunque hubo muchos factores que contribuyeron, las carreteras no se hicieron más aptas para las bicicletas y la gente no quería llegar al trabajo sudada.

Con la combinación de los programas Slow Streets, que abordan el primer problema, las bicicletas eléctricas, que abordan el segundo, y una pandemia que ha dado a la gente la oportunidad de adaptarse a ambos, expertos como Zarif encuentran esperanza.

E-bikes. El 62% se vende a mayores de 55 años en Reino Unido. Foto: Archivo El País.
E-bikes. Otras empresas ven las bicicletas eléctricas como una puerta de entrada para vender sus productos principales. (Foto: Archivo El País)

«Cuando le das a la gente la oportunidad de probar algo, se reduce la resistencia al cambio», argumentó. «Como sociedad, la realidad es que avanzamos, no retrocedemos».

Por la senda del marketing

Algunas empresas pueden estar menos preocupadas por el futuro de la movilidad y más interesadas en llamar la atención ahora.
«Creo que es una cuestión de aura», opinó Don DiCostanzo, cuya empresa Pedego Electric Bikes ha producido bicicletas eléctricas para marcas como Tommy Bahama y Ford, entre otras. El concepto «aura» (o «halo») refiere a vehículos que representan las aspiraciones de una marca, como por ejemplo, los autos conceptuales.
«Creo que eso es para Ford», agregó. «Lo querían para decorar escaparates, y eso es lo que consiguieron. Creo que vendieron 500 en los cinco años que duró», comentó DiCostanzo.
La casa automotriz Mercedes-Benz, que está recibiendo pedidos para su bicicleta eléctrica Mercedes-AMG Petronas Formula One Team V11 de primera línea a US$ 12.000, indicó que era una oportunidad para mostrar su capacidad con materiales de alta tecnología, desde fibra de carbono hasta pintura.
«Las bicicletas de carretera y eléctricas de alto rendimiento ofrecen una excelente manera de mostrar estas tecnologías en una gama de productos de consumo», sostuvo Damian Cook, un vocero de la compañía alemana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados