After Work

El barrio Carrasco invita a una Pausa

El proyecto une en un mismo lugar un restaurante, una sala de juegos, los multiespacios para clases y talleres y un patio ideal para estar en contacto con la naturaleza y aprovechar para comer al sol

Casona. Unos 500 metros cuadrados que conjugan un buen restaurante con espacios al aire libre. (Foto: Gerardo Pérez)
Casona. Unos 500 metros cuadrados que conjugan un buen restaurante con espacios al aire libre. (Foto: Gerardo Pérez)

Dejar la vorágine atrás y disfrutar de la calma. Elegir un menú sabroso, sano, simple. Compartir el espacio entre adultos, pero también saber que los niños tienen cabida y actividades propias. Asistir a una clase de yoga, un taller de cocina o una velada en torno al fogón. Todas estas posibilidades (y otras) ofrece Pausa.

La innovadora propuesta está en avenida Rivera 6759 (y Potosí) y está bajo la batuta de Romina Vasconi quien sumó a su proyecto su experiencia como docente y y creó el lugar que no encontraba para compartir con sus hijas.

Espacio infantil. Para los más chicos, Pausa tiene reservado un lugar especial. (Foto: Gerardo Pérez)
Espacio infantil. Para los más chicos, Pausa tiene reservado un lugar especial. (Foto: Gerardo Pérez)

«Los espacios ideados para niños no están pensados para las mamás; o son ruidosos o incómodos o no ofrecen un menú saludable. Los que son para adultos no contemplan a los pequeños», reveló la emprendedora que optó por cambiar esta situación.

En más de 500 m2 esta casona de Carrasco tiene definido espacio de restaurante, sala de juegos, multiespacio para clases y talleres y un patio ideal para estar en contacto con la naturaleza y aprovechar para comer al sol, hacer un picnic o disfrutar de un buen libro al aire libre. Nada se hace con apuro en Pausa.

El área dedicada a los niños ofrece espacio de artes (con un tallerista), biblioteca y sala de juegos, donde la metodología Montessori fomenta la creatividad y la exploración. «Hay mucha madera y no hay exceso de colores para que los niños no se abrumen», remarcó Vasconi. No falta una zona de lactancia, cambiadores e incluso cunas para que los bebés puedan descansar (hay una persona a cargo).

Las propuestas de alimentación saludable pueden disfrutarse en el área de restaurante o en modo take away. Hay opciones orgánicas, para crudiveganos, vegetarianos y también para carnívoros. No faltan platos para celíacos o diabéticos. La cocina está a cargo de Román Aguilera, Tomás Huelmo y Mariana Tucuna, al decir de Vasconi, «un equipo que se complementa y sorprende con sus platos, que se sirven en una vajilla elaborada especialmente para nosotros».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados