ENTREVISTA

"Los autos híbridos o eléctricos raramente serán baratos porque la tecnología es costosa"

Rogério Montagner, experto regional de Mercedes-Benz en vehículos conectados, compartidos, autónomos y eléctricos, comparte la visión de la automotriz alemana sobre el futuro de la movilidad urbana

Montagner. "Los autos autónomos traerán más calidad de vida". Foto: Gentileza Quatromanos.
Montagner. "Los autos autónomos traerán más calidad de vida". Foto: Gentileza Quatromanos.

En un futuro no tan lejano, las calles verán pasar autos conectados, autónomos, compartidos y eléctricos. Así lo cree el gigante automotriz alemán Mercedes-Benz, que está avanzando en una estrategia sustentada en esos cuatro pilares (llamada CASE, por sus siglas en inglés). Para poner al día al mercado local sobre los planes de la marca en relación a los vehículos híbridos y eléctricos y sobre sus soluciones tecnológicas en movilidad, llegó a Montevideo el brasileño Rogério Montagner, gerente de Mercedes-Benz para América Latina de CASE & EQ Implementation.

En diálogo con El Empresario, Montagner auguró que en poco tiempo los modelos híbridos y eléctricos «serán el nuevo normal» y tan accesibles como conseguir un par de zapatos. Pensando a largo plazo, está convencido de que con el auto autónomo los conductores no perderán el tiempo que hoy pierden detrás del volante.

—¿Por qué eligieron Uruguay para hacer esta presentación?
—Hoy en la región Uruguay tiene un foco bastante concentrado en la venta de vehículos (híbridos). Tenemos cerca del 35% de las ventas de 2018 en híbridos, lo que es bastante. Para Mercedes-Benz si un país de Europa o Asia llega a 15% o 20% ya es considerado muy bueno. Llegar a un 35% resulta de la reacción del consumidor que cree en la tecnología y del buen trabajo del gobierno y del distribuidor.

"En Uruguay tenemos cerca del 35% de las ventas de 2018 en híbridos, lo que es bastante"

Montagner. "Los autos autónomos traerán más calidad de vida". Foto: Gentileza Quatromanos.
Rogério MontagnerGerente en Mercedes-Benz

—Las marcas aún lanzan campañas publicitarias sobre autos a nafta. ¿Qué importancia tienen entonces los modelos híbridos y eléctricos en la estrategia?
—Lo que va a ver con el tiempo, dentro de los próximos dos años, es que cada vez más los vehículos eléctricos o híbridos van a ser el nuevo normal. Va a llegar un tiempo en un mercado adelantado, donde buscar un vehículo híbrido será como buscar un zapato. Hoy tener un auto híbrido es algo exótico, pero en dos años va a ser lo mismo que tener un Fusca en los 60, el auto más convencional posible.

—Para que sea así de convencional, tienen que bajar los costos. ¿Cuánto más caro es hoy producir un auto híbrido?
—Depende de cada mercado, pero hoy solo el costo de la tecnología es como un 30% más. En dos o tres años la cifra va a cambiar porque el valor de la batería irá bajando. Hay muchos mercados que tienen incentivos fuertes del gobierno, reducciones de impuestos de 20, 25 puntos. Lo que pasa, y esto es la tendencia al futuro, es que los autos híbridos o eléctricos raramente van a ser baratos porque la tecnología es costosa. Muchas veces el incentivo no cubre los costos del vehículo. Ahora, si no te dan ningún estímulo y el vehículo es 30%, 40%, 50% más caro, ¿qué interés va a tener la persona? Pero si el auto (convencional) sale 10 y el híbrido vale 11 —un precio más alto por tecnología pero más bajo por incentivo—, vas a mirarlo con otros ojos.

—La industria estaba caracterizada por un grupo histórico de marcas hasta que surgió Tesla. ¿Cómo ve esa competencia?
—Es importante tener estas opciones, porque te hacen ver el futuro con otros ojos. Tesla ha establecido varios patrones en los que las marcas más tradicionales se han visto influenciadas por ellos: cómo trabajar rápidamente, cómo entregar lo que el cliente quiere. Claro que para una compañía que no tiene 20 años el análisis de riesgo es diferente; Tesla toma riesgos que nosotros con 135 años no tomamos. Antes de ser los primeros en el mercado muchas veces, tenemos la filosofía de ser los mejores. Además, y esto es el punto fuerte del resto de los actores y uno débil de Tesla, es que Tesla es muy de la costa oeste americana. En cambio, las marcas alemanas, italianas, francesas ya estamos en todas partes. Entonces, Tesla tiene que convencer a otra gente de que son tan buenos como Mercedes-Benz. Y en esto hay razones culturales. No sé si un cliente en China, donde buscan lo inmediato, va a esperar seis meses o más como se espera hoy por un modelo. Esta ampliación es compleja de hacer. Pero es más fácil para quien ya lo hace; nosotros vendemos en más de 250 países. El último año llegamos a más de 2 millones de unidades vendidas a nivel global; Tesla vendió 200.000. Es difícil comparar. Al cliente no le importa esto porque solo compra una unidad. Como negocio es un tipo de comparación y, por otro lado, para el cliente también es importante tener opciones.

—Las apps de viajes compartidos parten de la idea de atender la necesidad de movilidad del usuario optimizando los recursos existentes. ¿Cómo repercute esto en la venta de autos?
—Muchas gente piensa en esto en términos de blanco o negro, y para mí hay una zona gris grande. Lo que pasa es que cada generación (los millennials, centennials, los X) tiene un tipo de comportamiento, y todos están dentro del mismo mercado. La magia del futuro es comprender a cada generación y tener ofertas diferentes. En Europa existen sistemas de movilidad urbana, apps donde puedes elegir la mejor opción para ir de una ciudad a otra. La app te dice: puedes tomar el tren, pero también estacionar tu auto en tal sitio, si vas de tu casa a la estación de tren, y hasta puedes comprar el ticket del estacionamiento y el del tren en la aplicación. O pasa que tienes un auto que no vas a usar por unos días porque estás de viaje y a través de una app se lo alquilas a un particular. Todo esto es algo que no se me pasaba por la cabeza hace cinco años.

"Hay estadísticas que dicen que en algunos países los autos se quedan parados hasta 95% del tiempo"

Montagner. "Los autos autónomos traerán más calidad de vida". Foto: Gentileza Quatromanos.
Rogério MontagnerGerente de Mercedes-Benz

—La empresa creó el concepto CASE dedicado a estos temas de movilidad. ¿Cómo funciona?
—CASE va a ser el nuevo normal del futuro. Los autos y las personas van a estar cada vez más conectados. Por ejemplo, el auto va por una calle y ve un espacio para estacionar, y aunque no vaya a utilizarlo lo informa a una central, y si estás buscando dónde estacionar, (la app) te va a avisar. Este auto se puede hacer al futuro 100% autónomo entonces no se quedará más sin uso. Hay estadísticas que dicen que en algunos países los autos se quedan parados hasta 95% del tiempo. Es cierto que la gente quiere ir del punto A al B sin ser dueño del vehículo, pero quiere ir en auto, autobús, etcétera. Por esto estamos trabajando este tipo de integraciones. Hoy en Europa tenemos la plataforma Moovel, que integra la app Mytaxi, con el sistema de transporte público en algunas ciudades, Car2go (alquiler de autos) y Blacklane (una especie de Uber de lujo). Es el futuro. Desde hoy el futuro se habla más (en términos) de movilidad y no tanto de vender autos.

—Las marcas usan como argumento de venta la idea de estatus asociada a conducir un auto de lujo. ¿Cómo se imagina las campañas del coche autónomo?
—¿Cuál es el concepto de autónomo? Es devolver el tiempo que pierdes cuando estás en el tránsito. ¿Qué haces cuando manejas? Nada más. ¿Pero qué te parece si pudieras salir de casa por la mañana y mirar los correos antes de llegar a la oficina, contestar llamadas, hablar con tu secretaria para adelantar cosas o llamar a tus hijos? Ese es el concepto básico y hacia ahí irán las campañas. Hoy la gente viaja en Uber, pero también alguien pierde su tiempo manejando. La idea es poner este problema en manos de una especie de robot que dé el servicio. El auto autonómo va a traer calidad de vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)