NEGOCIOS

Una app termina con la pesadilla de buscar estacionamiento

Ante el dolor de cabeza que implica encontrar un lugar para estacionar, Werpi nació con intenciones de analgésico: es una plataforma que une estacionamientos privados con usuarios

Buenos Aires. En la capital argentina ya tienen 300 plazas disponibles. Foto: La Nación / GDA.
Buenos Aires. En la capital ya tienen 300 plazas disponibles. Foto: La Nación / GDA.

Por un lado, la aplicación transparenta un mercado en el que hacer comparaciones no siempre es simple; por el otro, aprovecha espacios como playas de supermercados mayoristas para eventos masivos y, finalmente, eficientiza el tiempo de los conductores.

La movilidad es uno de los grandes problemas del siglo XXI, pero también es terreno fértil para los negocios que, como en el caso de Uber, prefieren decir que son compañías «tecnológicas» y no de transporte.

Ese también es el caso de Werpi, que comenzó sus actividades a inicios de este año de la mano de Federico Sánchez (35), Mariano Landi (37) y Guillermo Narducci (33). La app es una tropicalización de un modelo de negocios que ya funciona con éxito en otras ciudades y que tiene un líder internacional: Parking Panda, disponible en 40 urbes del mundo.

Lanzada a fines del año pasado, Werpi requirió de una inversión inicial de US$ 80.000. Sus creadores aseguran que una persona invierte, en promedio, 12 horas mensuales en busca de un lugar para estacionar, y que el 30% de los embotellamientos se produce por la demora en encontrar parking.

Werpi, que ya tiene disponible más de 300 plazas en la ciudad de Buenos Aires, trabaja con estacionamientos tradicionales —entre los típicos, pero también los hoteles, que generan un ingreso adicional con capacidad subutilizada— y los no tradicionales. En este último grupo se ubican los ad hoc, como el caso del supermercado mayorista Vittal, que durante el concierto de Depeche Mode en el Estadio Único de La Plata, en marzo de este año, ofreció su espacio en la aplicación.

Cuando el usuario ingresa en la app, las plazas de estacionamiento están ordenadas por geolocalización. El conductor puede comparar precios y también distancias (quizá prefiere pagar menos y caminar más). Así lo explica Federico Sánchez, uno de los cofundadores de la plataforma: «Hay parkings que salen 100% más caros que el de al lado. Transparentamos un mercado que no es muy transparente, porque cualquier persona que entra a un estacionamiento ingresa con anteojeras de caballo, sin saber qué sucede en el que está al lado o a trescientos metros».

La plataforma también se apalanca en eventos masivos para crecer. Desde noviembre pasado, el emprendimiento trabaja en alianza con Ticketek para que quienes asistan a un concierto puedan reservar y comprar estacionamiento de forma anticipada. También realizó acuerdos con YPF y el club GEBA. «Queremos ser la mayor red de parking sin tener un solo estacionamiento. Este, sin duda, es un negocio de tecnología que busca romper un paradigma», concluye. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados