Marketing deportivo

A sus 30 años, Neymar Junior se impone como crack y marca valiosa

El jugador es el único atleta brasileño que integra la lista de Forbes de los 50 deportistas mejores pagos del mundo

Neymar

Los 30 años son simbólicos para los profesionales del fútbol. Antes de esa edad, los jugadores están en pleno proceso de maduración. A partir de ese momento, comienza su envejecimiento. Los 30 son el ápice de la vitalidad, el momento de mirar hacia atrás y saber en qué lugar el atleta se encuentra. También de elevar la mira y especular qué puede esperarse todavía de su carrera. Neymar cumple los 30 y ostenta una trayectoria alcanzada por pocos, pero su talento aun puede llevarlo a ser un jugador que ocupe un destacado lugar en la historia de este deporte.

Desde su primer partido como jugador profesional de fútbol (2009) hasta hoy pasaron 13 años. En este período, hizo más de 400 goles en 657 encuentros, considerando encuentros de clubes y también con la Selección Brasilera de Fútbol. Con la casaca «verde-amarela», marcó 70, lo que lo ubica en el puesto de segundo mayor goleador, solo atrás de Pelé (hizo 77).

Neymar levantó copas importantes en todos los clubes por los cuales jugó. Con su talento, Santos volvió a ser campeón de la Libertadores tras 48 años.

En Barcelona, llegó a la cima de Europa al ganar la Liga de Campeones 2014/2015. En Paris Saint-Germain se consagró campeón tres veces. En la Selección, donde ejerce el liderazgo técnico desde el ciclo de la Copa de 2014, ganó la Copa de las Confederaciones (2013) y el inédito Oro Olímpico.

«Son varios los factores externos que pueden contribuir a que un jugador tenga alta performance prolongada», dice Cláudio Pavanelli, fisioterapeuta que trabajó con Neymar en Santos y hoy trabaja en EE.UU.

«Más allá de la tecnología o su estructura física es clave la motivación y cuidado del atleta», asevera. La motivación puede ser el punto clave para el futuro de Neymar, considerando que tendrá una copa a fin de año. Y el delantero no esconde que este torneo es su mayor obsesión.

En la publicidad

El año del mundial, cuando el mercado publicitario invierte más en el fútbol, será una oportunidad para mirar al número 10 de la selección brasileña como una marca.

Neymar es uno de los jugadores que mejor representa a su época. A través de sus redes sociales, que hoy suman más de 319 millones de seguidores, él logra mantener su imagen en el tapete, aun cuando está fuera de las canchas.

Su página oficial da cuenta de que el jugador tiene acuerdos comerciales con 16 marcas. Es el único brasileño en la lista de los 50 atletas mejor pagos elaborado por la prestigiosa revista de negocios Forbes.

El atacante figura con una ganancia anual de US$ 95 millones. De ese total, US$ 19 millones corresponden a publicidad.

«Esto vale para un artista y también para un atleta, independientemente a su edad. Si quiere atraer interés sobre su persona, tiene que estar a la moda, en la pauta, en la mesa de discusión, en el WhatsApp, en Instagram… Neymar hace esto como nadie» analiza Ivan Martinho, profesor de marketing deportivo de la ESPM.

«Con esta estrategia, las personas como Neymar tienen tanta presencia en tantos asuntos que en algún momento no competir profesionalmente o retirarse de su actividad no será un problema tan grande. Ya habrán alcanzado un papel de celebridades globales», concluye el catedrático

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados