Innovación

Alphabet validó globos de Internet y drones de delivery, que pasan a fase comercial

Los proyectos surgieron de su centro de investigación "X", de donde también surgieron empresas de vehículos autónomos, ciberseguridad, ciencias de la vida y energía geotérmica

Globos. Hoy "parecen estar muy lejos de la locura", dijo el jefe de X, Astro Teller. Foto: Difusión.
Globos. Hoy "parecen estar muy lejos de la locura", dijo el jefe de X, Astro Teller. Foto: Difusión.

Los esfuerzos por construir drones de delivery y globos que emiten Internet ya no son solo proyectos de ciencia en Google. Ambos proyectos se están convirtiendo en negocios independientes dentro de Alphabet, el conglomerado de tecnología propietario de Google y ahora otras 13 unidades, informó Alphabet días atrás.

Su «graduación» del laboratorio de investigación de Alphabet, X, significa que los equipos de drones de delivery y de globos de Internet ahora pueden estar en camino de ofrecer pronto servicios comerciales y obtener ingresos. «Lo aparentemente imposible en realidad puede ser posible», dijo Astro Teller, el jefe de X, en una publicación de blog. «Hoy, a diferencia de cuando comenzaron como proyectos en X, Loon y Wing parecen estar muy lejos de la locura».

La unidad de drones de entrega, llamada Wing, ha construido aviones no tripulados de 11 libras (unos 5 kilos) con alas fijas para deslizarse hacia sus destinos y 12 rotores para planear sobre las casas y concretar las entregas. Wing probó el dispositivo en Australia el año pasado, entregando burritos y medicamentos a los clientes que ordenaron los artículos en una aplicación móvil.

Wing ha tenido problemas para perfeccionar su tecnología desde que comenzó en 2012 hasta que,en un punto, descartó todo su diseño. Pero su nuevo estado sugiere que el equipo está satisfecho con su progreso. Los obstáculos técnicos persisten, como la entrega en áreas urbanas, aunque las regulaciones pueden suponer un desafío mayor. La Administración Federal de Aviación está autorizando lentamente las pruebas de delivery con drones en EE.UU., lo que incluye un programa piloto con Wing en Virginia.

Wing también apuesta a que puede hacer negocios con los estrictos requisitos de los reguladores para los drones; la compañía está desarrollando un software que fija itinerarios para dispositivos no tripulados en el cielo, una especie de control de tráfico aéreo automático para drones.

La otra unidad nueva de Alphabet, llamada Loon, está construyendo globos de gran altura que ofrecen conexiones de Internet a áreas rurales o afectadas por desastres. Esos enormes globos navegan por las corrientes de viento en la estratósfera, aproximadamente a 21 kilómetros por encima del suelo, para agruparse alrededor de áreas con mala conectividad. Loon trabaja con compañías de telecomunicaciones locales para mejorar el servicio celular en el terreno, actuando como una especie de torre celular flotante y temporal.

Loon comenzó en 2011 dentro de X. Sus globos han viajado desde entonces más de 29 millones de kilómetros, llevando Internet desde Brasil hasta Nueva Zelanda.

Wing. Sus drones tuvieron problemas para perfeccionar su tecnología. Foto: Difusión.
Wing. Sus drones tuvieron problemas para perfeccionar su tecnología. Foto: Difusión.

Semillero de gigantes

El centro de investigación «X» desarrolla tecnologías revolucionarias en distintas áreas. Una vez que son viables, se vuelven empresas independientes dentro de Alphabet. Este camino ya lo transitaron Waymo (vehículos autónomos) en 2016, Chronicle (ciberseguridad) y Verily (ciencias de la vida). En algunos casos, pueden incluso separarse por completo del grupo, como ya lo hizo Dandelion (energía geotérmica).

Facebook cambió la pisada

Otro gigante de Internet, Facebook, anunció a fines de junio que ponía fin a su programa Aquila, que consistía en el desarrollo de drones capaces de proporcionar acceso a Internet a aquellas partes del planeta que aún no lo tienen. No obstante, informó que continuaría trabajando en este sector con socios industriales como el fabricante de aviones Airbus, pero se limitará a construir algunos componentes y sistemas de control.

Varias apuntan al delivery

No solo Apple está abordando el negocio de entrega de paquetes con drones. Otros gigantes tecnológicos harán pruebas piloto de reparto en 10 puntos diferentes de EE.UU., como Uber, Microsoft, Intel y FedEx. Amazon se presentó para el proyecto de reparto de bienes en Nueva York, pero no fue aprobado, por lo que continuará trabajando en la tecnología pero con mayor foco en la seguridad, según consignó el periódico británico The Guardian.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)