NEGOCIOS

Alibaba y Kering acuerdan cooperar en el combate a las falsificaciones

El gigante de e-commerce y la dueña de marcas como Gucci y Saint Laurent zanjaron diferencias

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jack Ma. Busca conseguir más vendedores estadounidenses en su plataforma. Foto: AFP.

Alibaba ha luchado durante años contra la percepción de que es un mercado de falsificaciones. La semana pasada, el gigante chino de comercio electrónico se adjudicó una victoria, al resolver una disputa con el gigante de bienes de lujo Kering.

Las compañías indicaron que habían resuelto sus diferencias, y Kering, propietaria de marcas como Gucci y Saint Laurent, dijo que retiraría una demanda de 2015 donde acusaba a Alibaba por ventas de productos falsificados en su sitio web. En una declaración, informaron el jueves 3 que establecerían un grupo de trabajo para compartir información y trabajar con la policía para proteger las marcas de Kering. Las compañías también harán uso de la tecnología de Alibaba para buscar falsificaciones.

La resolución es una victoria para Alibaba, que ha estado desarrollando una estrategia para expandirse fuera de China. Su fundador, Jack Ma, organizó una conferencia en Detroit este año como parte de sus intentos por conseguir más vendedores estadounidenses para sus plataformas. Ma también se ha reunido con el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Es probable que este punto final a la demanda de Kering sea solo parte de un esfuerzo más amplio de la compañía para retirarse de la lista de «mercados notorios» de mercancías falsificadas compilada por la Oficina del Representante Comercial de EE.UU.

La compañía se había retirado de la lista hace cuatro años, pero fue agregada de nuevo el año pasado. Kering demandó a Alibaba y su brazo financiero Ant Financial en 2015 por la prevalencia de productos falsificados en sus sitios. También presentó una demanda de corta duración contra Alibaba en 2014.

A diferencia de Amazon, gran parte del sitio de comercio electrónico de Alibaba está dominado por terceros proveedores. La empresa ha argumentado que puede ser complicado monitorear a la perfección un número tan apabullante de pequeñas tiendas online, vendiendo todo tipo de bienes. Su situación también se ve dificultada por la prevalencia generalizada de productos falsificados en China.

Alibaba ha dicho que utiliza tecnología cada vez más sofisticada, incluida la inteligencia artificial, para rastrear falsificaciones. En un informe presentado al representante comercial de EE.UU. el año pasado, la firma china afirmó que sus sistemas podrían escanear 10 millones de listados de productos al día. Estos controles le llevaron a retirar 380 millones de anuncios de sospechosos, dijo, en un período de 12 meses. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas han dicho que puede ser difícil reportar falsificaciones a Alibaba y que sus sistemas pueden ser torpes y propensos a errores. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)