Despachante de Aduana

Un actor clave para un comercio seguro, ágil y competitivo

El enfoque sobre una actividad que se presenta como nexo entre el Estado y el comercio internacional de mercaderías.

Despachante de Aduana
Gerardo Ramis, presidente de la Asociación de Despachantes de Aduana.

Entrevistamos a Gerardo Ramis, presidente de la Asociación de Despachantes de Aduana (ADAU), con motivo de conmemorarse este 27 de noviembre, el Día Internacional del Despachante de Aduana. Ramis ejerce la profesión desde el año 1986 y desde hace el año pasado es titular de ADAU.

¿Qué se conmemora este día?
Celebramos aquello que somos y por lo que estamos orgullosos, por nuestra calidad profesional y por responder con capacidad, con eficiencia, con ética y con corrección, a los deberes que se nos han impuesto y a las necesidades de cada operación que nuestros clientes nos encargan.

¿Qué papel cumple el despachante de aduana en el comercio exterior?

Bueno, el papel del despachante de aduana «no es el de mero gestor» sino de «agente auxiliar del comercio y de la función pública aduanera», designado por el Estado, con conocimientos acreditados —debemos rendir un examen—-, supervisado por la autoridad aduanera y con un régimen de garantías y sanciones que no poseen otras profesiones.

Debe reunir un alto nivel de conocimientos técnicos, estar actualizado con las normativas y operativa aduanera, para cumplir con una función que asegure un comercio fluido y seguro, con garantías para todas las partes.
A veces la gente cree que somos simples tramitadores, y esto está muy alejado de la realidad compleja y cambiante del comercio internacional.
Hay que saber que nuestra vida como profesionales se origina —a diferencia de otras profesiones—, por un acto de derecho público que tras comprobar nuestra idoneidad nos entrega la calidad de despachantes y nos faculta para actuar ante la Aduana y representar a nuestros mandantes. Por ello, asumo que por desconocimiento del régimen que nos regula y de los conocimientos que se nos exige acreditar, algunos piensen que para reducir costos de alguna actividad se sugiera que en operaciones con «X» monto se excluya la preceptividad del despachante o que en ellas nuestra actuación «sea opcional».

Como profesional despachante, como presidente de ADAU, en esos casos no puedo menos que pensar en si resulta válido el razonamiento de que para construir un puente no se exija la intervención de un ingeniero; se dejen sus cálculos como opcionales o incluso se estime que esos cálculos los realicen directamente los propios interesados en construir el puente.

La modernización de la Aduana Nacional es considerada un ejemplo para otros países. ¿Ustedes fueron parte de esa modernización?
Trabajamos de común acuerdo con la Dirección Nacional de Aduanas, para, como lo dice la exposición de motivos del nuevo Código Aduanero, «contar con una nueva Aduana, que estuviese acorde con los ritmos requerimientos y eficiencia que exige la dinámica del comercio exterior; y que a su vez respondiera a la necesidad del Estado uruguayo de que su comercio internacional tuviese seguridad, agilidad y competitividad».

¿Cómo influyó el nuevo Código Aduanero en el ejercicio de vuestra profesión?
El CAROU, nuevo Código Aduanero, marca y pone el sello a nuestra identidad profesional, particular y distinta al conjunto de otros actores que operan ante la Aduana y están presentes en el comercio exterior del país.
Somos, por mandato de la ley, el nexo entre el soberano interés público y el legítimo interés comercial privado.

Nuestro ejercicio profesional, día a día, está marcado por piezas claves que representan áreas de conocimiento únicas del despachante y que exigen la Aduana y nuestros representados: una Clasificación precisa; una correcta Valoración y una exacta aplicación de las Reglas de Origen. Sin eso, no hay comercio exterior seguro, ágil y competitivo, y también desaparece la garantía que como despachantes, damos a nuestros clientes y al estado uruguayo, a través de la Aduana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)