Tendencias

Actitud positiva

El economista Jacques Attali explica cómo y por qué construir una economía para el futuro

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Attali. "El altruismo es la forma más inteligente de ser egoísta". Foto: Google Images.

Para una crisis que generó tanta amargura, desazón y enojo —ni qué decir de las penurias económicas que padecieron innumerables personas en el mundo entero—, es notable lo poco que parecen haber cambiado las cosas desde la «Gran Recesión» de finales de la década del 2000 y principios de la del 2010. El endeudamiento público y privado, el desempleo, la falta de una regulación financiera global significativa, la creciente brecha entre ricos y pobres, y la ausencia de acciones concretas sobre el cambio climático global, son todas realidades que hoy siguen obstinadamente presentes.

A pesar de todo, hay señales de esperanza. Nadie puede negar que temas como la sustentabilidad y la responsabilidad social corporativa están cobrando importancia en las agendas de las compañías. El crecimiento de los emprendedores sociales y el surgimiento de una gran variedad de negocios sociales también indican un cambio fundamental en las actitudes respecto del propósito y la responsabilidad de una empresa. Todo esto ocurre mientras una gama de tecnologías avanza a un ritmo vertiginoso, con el potencial como para transformar de manera positiva nuestra forma de vivir y trabajar.

Entonces, ¿qué posibilidades hay de unir todos estos hilos positivos para generar algo similar a un cambio sistémico? Un hombre que podría estar en mejores condiciones de lograrlo que la mayoría es Jacques Attali. Como banquero, escritor, asesor y músico, Attali ha presenciado entre bambalinas los centros del poder europeo durante más de 40 años. Desde 1981 hasta 1991 trabajó como asesor especial del presidente francés François Mitterrand, luego hizo lo propio con Nicolas Sarkozy, y hoy es asesor de François Hollande. Apodado el «encantador de presidentes» por el periódico francés Liberation, recientemente redactó un informe para Hollande sobre lo que él llama la «Economía Positiva», que plantea una visión para lograr un cambio económico y social positivo.

En octubre de 2014, cuando entrevisté a Attali durante el World Business Forum organizado por WOBI en Milán, me explicó que la idea central que sustenta a la Economía Positiva es muy simple. «Se refiere a las actividades que se ocupan de los intereses de las próximas generaciones. La educación es economía positiva; el reciclado, el tratamiento de los desechos y las microfinanzas también lo son. Pero, en términos más generales, las compañías pueden convertirse en positivas si incorporan a su ADN la consideración de los intereses de las futuras generaciones en todo lo que hacen para sus clientes, consumidores y empleados».

Aunque a primera vista puede parecer una idea un poco vaga, Attali desarrolló una serie de 29 variables distintas que ofrecen una pauta objetiva y cuantitativa de hasta qué punto la economía de un país puede considerarse positiva. Lamentablemente, cuando se aplicaron esas variables en un estudio reciente de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), quedó claro que el valor total de lo positivo está descendiendo. «A escala global, la gente cada vez se preocupa menos por el futuro debido a la tiranía del cortoplacismo, tal como puede observarse en los políticos sometidos a la tiranía de las encuestas o en los CEO sometidos al control de las valuaciones del mercado bursátil minuto a minuto. Como sociedad, nos están empujando a cambiar todo de manera continua: los productos que consumimos, las tecnologías, los empleados, los empleadores, el lugar donde vivimos, nuestros socios. Todo debe ser rápido. No cabe duda de que es una tiranía peligrosa».

El año 2030 es la meta fijada por Attali para transformar el sistema económico en otro que tenga en cuenta cabalmente el pensamiento de largo plazo. Dada la situación actual, parece improbable. Groucho Marx pronunció una frase que se hizo famosa: «¿Por qué debería preocuparme por las futuras generaciones? ¿Qué han hecho ellas por mí?». Es una actitud que hoy parece tener muchos adeptos. Para convencer a la gente de que una postura altruista hacia las futuras generaciones redunda en nuestro beneficio personal, Attali propone imaginar cómo sería la vida sin descendientes: «Sin las generaciones futuras, la vida de todos los que estamos vivos está condenada a terminar en el infierno. El altruismo es la forma más inteligente de ser egoísta».

Ahora bien, esto no va a suceder por generación espontánea. Es necesario que haya un cambio legal e institucional que respalde el cambio actitudinal. El economista formuló una serie de propuestas que, en su opinión, alentarían el desarrollo de actitudes y conductas más focalizadas en el largo plazo (ver más abajo: "Las propuestas de un soñador").

Actualmente, Attali está empeñado en crear un movimiento en torno de la Economía Positiva. Con ese propósito fundó el Foro de Economía Positiva, que se propone ser un puente entre los actores que provienen de distintos entornos pero persiguen el mismo objetivo: del CEO de una gran empresa a un emprendedor social, de un economista a un artista. «Hemos intentado reunir a las ONG, las compañías interesadas en la responsabilidad social corporativa, los líderes gubernamentales y los CEO bajo el paraguas de un movimiento de economía positiva. Hemos organizado algunas reuniones, miles de personas fueron a Francia y también a Italia. Y vamos a extender estas reuniones a todo el mundo».

Todo es aún incipiente… pero quizá el mensaje del «encantador de presidentes» esté empezando a oírse.

Las propuestas de un soñador

* Incorporar a la legislación las misiones social, ambiental y económica de la empresa.

* Crear una serie de indicadores unificados, positivos y no financieros para los negocios.

* Reformular los estándares contables para integrar el pensamiento de largo plazo.

* Reformar las instituciones para fomentar el pensamiento a largo plazo a escala internacional.

* Crear una carta constitutiva que defina las obligaciones de la generación actual con la siguiente. (WOBI)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados