Empresas

Accionistas ganan pulseada y Unilever revierte plan de cerrar sede en Londres

Varios fondos de inversión vendieron sus participaciones; el plan había sido un gran golpe simbólico y financiero para Gran Bretaña en tiempos del Brexit

Origen. Un fabricante británico de jabones se unió a uno holandés de margarina y así surgió Unilever. Foto: Reuters.
Origen. Un fabricante británico de jabones se unió a uno holandés de margarina y así surgió Unilever. Foto: Reuters.

Unilever, el gigante de los productos de consumo, abandonó sus planes de cerrar su sede en Londres. Así, cedió ante las críticas de los accionistas a una medida para simplificar su estructura corporativa.

La compañía anunció en marzo que convertiría a Rotterdam (Países Bajos), en su única sede. La medida hubiera marcado el final de la vida de Unilever como un conglomerado con dos sedes corporativas que data desde sus orígenes (como resultado de la fusión de un fabricante británico de jabones y un productor holandés de margarina hace casi un siglo).

Pero el plan fue un gran golpe simbólico y financiero para Gran Bretaña. Unilever, un ícono corporativo británico cuyos productos van desde el jabón Dove hasta el té Lipton y Marmite, anunció planes para irse al continente en tiempos en que Gran Bretaña estaba negociando su ruptura con la Unión Europea (si bien la compañía ha negado cualquier vínculo entre la mudanza y el Brexit).

Los analistas vieron el cambio de planes como un golpe para el director ejecutivo de Unilever, Paul Polman, quien defendió el movimiento como una manera de hacer que la compañía sea más ágil y tenga mayor capacidad para realizar fusiones. Tal era la creencia de Polman en el plan que hizo campaña por él, incluso en la BBC.

Pero abandonar Londres podría haber significado que Unilever fuera eliminado del índice de acciones FTSE 100, lo que obligó a varios fondos de inversión grandes a vender sus participaciones.

Por esa razón, muchos administradores de grandes cantidades de dinero, incluidos Legal & General Investment Management y M&G Investments, criticaron públicamente el plan, lo que no deja claro si la propuesta de los ejecutivos de Unilever podría prevalecer en una votación de los accionistas sobre el tema que se realizará más adelante este mes.

«Reconocemos que la propuesta no ha recibido el apoyo de un grupo significativo de accionistas y, por lo tanto, consideramos adecuado retirarla», dijo la compañía en un comunicado el viernes, aunque mantuvo su posición de que el plan era la medida correcta.

Paul Polman. Defendió la propuesta como una forma de hacer a Unilever más ágil. Foto: Reuters.
Polman. Defendió la propuesta como una forma de hacer a Unilever más ágil. Foto: Reuters.

«La junta sigue creyendo que simplificar nuestra estructura de doble sede brindaría, con el tiempo, oportunidades para acelerar aún más la creación de valor y servir a los mejores intereses a largo plazo de Unilever», dijo Marijn Dekkers, presidente de Unilever, en el comunicado. «La junta ahora considerará sus próximos pasos y continuará colaborando con nuestros accionistas».

Unilever informó el año pasado que revisaría su estructura legal luego de que Kraft Heinz considerara brevemente una adquisición de la compañía por US$ 143.000 millones.

El cambio es una victoria para los funcionarios del gobierno británico que han presionado con fuerza para persuadir a Unilever para que mantenga su sede en Londres. El secretario de negocios de Gran Bretaña, Greg Clark, elogió el movimiento de la compañía en Twitter como «una decisión bienvenida por parte de la junta directiva de @Unilever que escuchó a los accionistas».

Por otra parte, la decisión también podría tener consecuencias políticas para el primer ministro holandés, Mark Rutte, quien propuso eliminar un impuesto de retención de dividendos que se consideraba que ayudaría a atraer a Unilever, según consignó la agencia Reuters.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º