AGUSTÍN ITURRALDE - HERNÁN BONILLA

¿Uruguay y el mundo están prosperando? (II)

En el artículo anterior describimos el indicador y analizamos algunos de los principales resultados a nivel global. Ahora nos corresponde abordar qué resultados arroja para Uruguay y qué podemos aprender.

En la clasificación general, Uruguay queda muy bien parado, ostentando el puesto 28 entre los 149 países analizados, siendo además el país latinoamericano mejor posicionado. Inmediatamente luego de Uruguay aparecen Costa Rica (29°) y Chile (31°) que junto con nuestro país integran un grupo de tres países con un nivel de prosperidad significativamente mayor a la media de la región.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

Sin embargo, esta buena nota que obtiene Uruguay esconde importantes disparidades internas. En los nueve campos evaluados hay resultados alentadores y otros que nos deberían poner en alerta. Podemos dividir estos subíndices que componen el índice general en tres categorías: 1) aquellos en las que Uruguay clasifica mejor que en el índice general, 2) aquellos en las que nuestro país obtiene un resultado cercano al promedio general, y 3) aquellos subíndices donde calificamos significativamente por debajo del promedio.

Existen dos elementos evaluados que están traccionando a Uruguay hacia la parte superior del ranking. Son temas en los que el país tiene un capital histórico que nos diferencia de la región y nos sitúa muy bien en el mundo. En primer lugar, en cuanto a libertad individual Uruguay es el 6° país mejor posicionado del mundo, esto quiere decir que estamos mejor que Noruega, Suiza, Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido entre otros países prósperos. Los uruguayos deberíamos ser mucho más conscientes de este patrimonio, para preservarlo y no embarcarnos en románticas aventuras que puedan ponerlo en riesgo. El segundo tema en el que el país queda muy bien posicionado es "Gobernanza", donde queda en el puesto 19. Esto quiere decir que se evalúa de muy buena forma el ejercicio efectivo del gobierno, el cumplimiento de la ley y la participación política. Este último aspecto está incidiendo en forma decisiva, como demuestran otros informes como el de Freedom House, verbigracia. En este subíndice nuevamente, además de ser el mejor de nuestra región, Uruguay se ubica en la media de los países más prósperos del planeta. A modo de referencia Chile está en el lugar 25, Argentina en el 86 y Brasil en el 74.

En segundo lugar debemos mencionar aquellos subíndices intermedios en los que Uruguay aparece en una posición similar al promedio general del índice de prosperidad. Esto se verifica en cuatro temas evaluados: 1) "capital social" que básicamente mide la fortaleza de la sociedad civil (28°), 2) "salud" (38°), 3) "ambiente empresarial" que mide las facilidades para emprender e innovar (39°), y 4) "calidad económica" que mide mayormente la situación macroeconómica y la apertura (40°).

Finalmente es necesario señalar aquellos elementos considerados en el Índice de Prosperidad en los que nuestro país presenta un claro déficit en la comparación regional y mundial. En este sentido queremos señalar tres temas distintos. El primero se trata, probablemente, del mayor reclamo popular: "seguridad". Este subíndice mide la seguridad nacional y personal, dado que estamos en un país sin sobresaltos en materia de defensa nacional podemos asumir que el problema es la seguridad personal.

En este aspecto Uruguay se ubica en el puesto 55° del mundo, que es uno de los mejores de América Latina (debajo de Chile), pero muy por debajo de países de otras regiones, incluyendo países con un nivel de prosperidad general menor que el nuestro.

En segundo lugar, y quizás lo más sorpresivo, Uruguay sale bastante mal parado en la medición del "medio ambiente", con el puesto 67°. Chile (20°), Brasil (28°), Perú (38°) y Costa Rica (40°) son algunos de los muchos países de la región que califican como mejores en preservación del medio ambiente; lo cual debería ser un llamado a la reflexión si queremos conservar la credibilidad de nuestra marca país: "Uruguay Natural".

Finalmente, y mucho más esperable, Uruguay obtiene su peor nota en materia educativa alcanzando el puesto 73°. La grave situación en esta área no solo implica estar peor que países europeos, asiáticos y norteamericanos, significa tener un peor rendimiento que muchos de nuestros vecinos más pobres. Chile nos aventaja en 37 lugares en este ranking, Costa Rica en 22 y Argentina en 18. También cuentan con una mejor calidad educativa según este índice países como Panamá, Trinidad y Tobago, México y Guyana.

En resumen, Uruguay presenta una muy buena posición en este ranking, amén de las disparidades que se encuentran en las distintas áreas consideradas. En materia de gobernanza y, especialmente, de libertades individuales, Uruguay es un país a la altura de los más prósperos y libres del mundo.

Luego aparecen las consideraciones económicas, la salud y el capital social donde Uruguay se ubica en un lugar aceptable en el entorno de su media. Finalmente, están aquellas áreas que aparecen claramente como deficitarias: la seguridad, el cuidado del medio ambiente y, lo más urgente y preocupante, la educación.

Es justamente en estas áreas problemáticas donde nuestro país debería poner sus mayores energías ya que es allí donde el potencial de mejora es mayor y donde los números nos están diciendo que debemos hacerlo mucho mejor

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados