SE AGUARDA LA APERTURA DEL CAPITAL ACCIONARIO DE VARIAS EMPRESAS LOCALES

Surgen nuevas opciones en el mercado de capitales

En 2017 va a haber emisión pública de acciones de varias compañías y las pequeñas y medianas empresas se animarán a arrimarse a un mercado de capitales que les facilitará su acceso, augura el Dr. Pablo Sequeira, especialista en Derecho Corporativo del estudio Posadas, Posadas & Vecino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Sequeira. Foto: El País

En el año 2016 se movilizaron 850 millones de dólares en proyectos que fueron presentados al mercado de capitales, y se espera poder repetir esos montos para este año. Sequeira aguarda también que buena parte de las obras de infraestructura que emergen de los proyectos de participación público privada (PPP) se financien a través del mercado de capitales, "lo que sería un gran dinamizador del mercado para este año", afirmó. A continuación, un resumen de la entrevista.

—El mercado de capitales tuvo una importante actividad este año, con la presentación de varios proyectos de diversas modalidades…

—Hemos tenido importantes iniciativas. Emprendimientos eólicos, forestales, infraestructura urbana con el fideicomiso Fondo Capital de la Intendencia de Montevideo que saldrá al mercado de valores en los próximos días, también el fideicomiso que llevó a cabo la intendencia de Canelones, una variada gama de proyectos que tuvo un gran destaque en la emisión del Fideicomiso Financiero Fondo de Deuda para Infraestructura en Uruguay - CAF I, que fue creado por CAF —Banco de Desarrollo de América Latina— y que cuenta con aportes de las AFAP y el Banco de Seguros del Estado. Seguramente de los principales hitos en el año.

—Esto trae tranquilidad a la hora de pensar en el financiamiento para obras de infraestructura…

—Es una tranquilidad para el gobierno porque sabe que el que resulta adjudicatario ya va a tener la oportunidad de contar con la posibilidad de financiamiento del Fondo CAF por 350 millones de dólares. Está bien armado el circuito y lo que falta es comenzar a darle agilidad: el mercado de capitales, se hace la emisión, se reciben fondos, estos se destinan a obras de infraestructura por quien resulte adjudicatario de la PPP, que toma deuda y le cobrará al Estado lo que corresponde, con lo cual se honrarán sus obligaciones. Es una buena fórmula, y como proyectábamos hace más de un año, el mercado de capitales era una buena oportunidad para financiar obras de infraestructura y ahora lo comenzaremos a ver.

—Los números del año pasado han sido buenos a pesar de la incertidumbre económica…

—Sí, a pesar de eso se siguió adelante, con una particularidad: fueron creciendo los montos a emitirse, pero no está muy atomizado, más bien lo contrario, concentrado. Menos proyectos pero por sumas importantes: los 350 millones de la CAF, Forestal del Uruguay 3, 150 millones, el Fondo Capital que ya lo estoy contando porque seguramente sea un éxito serán otros 140 millones de dólares.

Pero ante esto el Poder Ejecutivo ha reaccionado, porque se le quiere dar la posibilidad a las pequeñas y medianas empresas de, si están interesadas, empiecen a financiarse a través del mercado de capitales. Está clara la posición del Banco Central, que nosotros compartimos, sobre la importancia que tiene el desarrollo del mercado de capitales. Las grandes empresas van al mercado y emiten allí, y les resulta exitoso, ¿y por qué no abrirle una posibilidad a empresas de menor porte? El BCU ha aprobado un decreto mediante el cual se empiezan a reducir las exigencias, para empresas que tengan una facturación anual de entre 2 y 8 millones de dólares, para poder tener la posibilidad de ir al mercado de capitales con requisitos menores que a las grandes empresas.

—¿Cuáles son las prerrogativas que tendrán estas empresas?

—Por ejemplo, no se les va a exigir tanto en materia de gobierno corporativo, comité de auditoría y vigilancia, entre otros requisitos, tratando de facilitarle la llegada a las empresas de menor tamaño.

Falta la reglamentación del Banco Central, la estamos esperando, para que esto se concrete y se atienda la realidad de las empresas y no exigirle cosas que no solo le suponen cambios, sino también costos mayores. Igualmente ya está en vigencia desde el mes pasado, será cuestión de darle publicidad y que todos sepan que el mercado de capitales comienza a ser atractivo también para las pequeñas y medianas empresas.

—¿Hay mercado para ellas?

—Siempre hay mercado, y en este mercado en particular parece ser que lo que nos falta es la oferta, la demanda está entre los institucionales y el mercado minorista, a los que también por iniciativa del gobierno se les ha dejado en las últimas emisiones un tramo de ellas para que puedan participar, seguramente habrá interés siempre que haya buenos proyectos, ahora en esta franja de empresas que generalmente tienen dificultades para financiarse. Esto sería bueno para dichas empresas y para el mercado en general.

—Para emitir, de todas maneras, hay costos fijos que pueden resultarle onerosos a las pequeñas y medianas empresas…

—Hay costos que son inevitables. La participación de una bolsa, calificación de riesgo, representantes, etc. Todo esto está más allá de la voluntad del Banco Central de reducir las cargas para estas empresas. Sin embargo, con los cambios introducidos estoy seguro que podemos tener en forma conveniente emisiones por unos pocos millones de dólares, que son las que pueden necesitar las pequeñas y medianas empresas para llevar adelante sus proyectos de innovación o crecimiento a mediano plazo.

—¿Esta nueva realidad va a influir en los resultados del próximo año?

—Creo firmemente que sí, será un elemento dinamizador. Y el otro aspecto diferente que tenemos enfrente es la emisión del Parque Eólico de Valentines, que es emisión de acciones, algo que también va a pautar el próximo año. Hasta ahora venimos con Obligaciones Negociables, Fideicomisos Financieros, pero aparece UTE con esta emisión de más de 40 millones de dólares en acciones. Estamos en pleno período de suscripción y seguramente el mercado va a responder muy bien. Y conocemos que para el próximo año se van a presentar algunas empresas abriendo su capital accionario. Esto es una larga lucha y pela de las bolsas, para que las empresas empiecen a abrir su capital accionario.

—¿Son alentadoras las proyecciones para el próximo año, entonces?

—Sí lo son; tendremos mucha obra pública, infraestructura, que va de la mano con el mercado de capitales, no tengan dudas; empezarán a animarse las pequeñas y medianas empresas a recurrir al mercado y las compañías mayores empezarán a apostar por cotizar en bolsa abriendo su capital accionario. También confiamos en que otras intendencias tomen el camino de Montevideo y Canelones y preparen emisiones para solventar obras en sus departamentos. Todo esto hace que el 2017 sea muy prometedor para el mercado de capitales.

—Llegó el momento de concretar los proyectos de participación público privado que está sacando al mercado el gobierno…

—Es el año de hacer las obras. Es el momento de comenzar a concretar esos proyectos. Las necesidades están, el financiamiento también estará, y en medio el Poder Ejecutivo sacando varios proyectos para emprender diferentes obras de infraestructura. Confío que habrá una aceleración de los procesos y que en próximo sea un año de concreciones en ese sentido.

—¿A qué nivel pueden llegar las inversiones a través del mercado de capitales para 2017?

—Dijimos en su momento que 2016 iba a tener unos 500 millones de dólares en proyectos a través del mercado de capitales. Finalmente se nos sumó el proyecto CAF y llegamos a 850 millones de dólares. Este año esperamos llegar a esas cifras.

Existe una sintonía muy buena entre el gobierno, las bolsas y quienes nos dedicamos a estructurar proyectos, se exige por parte del Ministerio de Economía y el Banco Central, pero también se facilita el trabajo de los privados. Las condiciones están dadas para que podamos repetir o mejorar el dato de 2016.

Las emisiones están restringidas por el momento al mercado local.

—¿Los inversores seguirán siendo locales para los proyectos venideros, o esperan una participación del exterior?

—Cuando pensamos en emisiones locales, de empresas o proyectos, estamos pensando siempre en los inversores institucionales (AFAP, Banco de Seguros) y el mercado minorista local.

Hay todo un gran sector, que es el de la banca de inversión, que maneja cientos y miles de millones de dólares, que todavía no se han acercado al mercado de capitales local y básicamente operan instrumentos financieros fuera del país, aunque residan aquí, en territorio franco y no franco.

Uno de los grandes desafíos es que esta banca de inversiones tiene la limitación de que pueden participar siempre y cuando los valores estén custodiados en Euroclear o Clearstream, los mayores sistemas de compensación y liquidación de valores financieros del mundo.

A ese sector todavía no hemos llegado, porque las bolsas locales son ellas las que hacen la custodia de los valores.

—¿Hay posibilidades de incorporarlos?

—No sé si ya estamos maduros, entiendo que sí existe voluntad de ambas bolsas de comenzar a analizar esto y pensar en un futuro cercano sean estas empresas de las que hable las que tengan la custodia de los valores, aunque las emisiones sean locales y se tengan que operar a través de las bolsas del país.

Eso nos daría la posibilidad de llegar a todo un mundo de inversores que hoy no participan del mercado.

Pablo Sequeira.

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales -Universidad de la República- Master en “Derecho de la Empresa”. Especialista en Derecho Corporativo, Financiero y Mercado de Capitaless, con especial énfasis en el área de Real Estate.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados