EL ALCANCE DE LAS MEDIDAS DISPUESTAS POR EE.UU. ES LA CLAVE

Sanciones a Rusia inquietan a Europa

Funcionarios de la Unión Europea están preocupados por la medida para endurecer las sanciones estadounidenses en contra de Rusia, al entender que podrían causar turbulencias en el mercado energético de Europa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: AFP.

Sin embargo, como siempre, el bloque de 28 países está dividido: los países de Europa central están más dispuestos a limitar su dependencia del petróleo y el gas rusos.

El Congreso de Estados Unidos impulsó la nueva ronda de sanciones, decidido a presionar a Rusia por su presunta intromisión en las pasadas elecciones presidenciales. La Cámara de Representantes aprobó abrumadoramente la legislación sobre las sanciones.

Sin embargo, las nuevas sanciones tienen implicaciones importantes para Europa porque están dirigidas contra cualquier compañía que contribuya al desarrollo, mantenimiento o modernización de los oleoductos para la exportación energética de Rusia.

Lo más seguro es que eso afecte un polémico proyecto para un gasoducto entre Rusia y Alemania que es propiedad de Gazprom, pero incluye intereses financieros de empresas europeas. El proyecto está orientado a transportar gas natural bajo el mar Báltico, rodeando a países como Ucrania, Polonia y los Estados bálticos.

Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea ha llamado a una revisión urgente acerca de cómo debería responder la Unión Europea. Bruselas debería estar preparada para actuar "en cuestión de días", si se adoptan las sanciones "sin que se tomen en cuenta las inquietudes de la Unión Europea", se argumenta en un documento elaborado por la Comisión Europea. También plantea las inquietudes de que se podría romper la unidad entre Estados Unidos y la Unión Europea sobre cómo lidiar con Rusia en cuanto a temas como la anexión de Crimea y el patrocicion de la guerra en el este de Ucrania.

La Unión Europea, que tiene muchísimos más negocios con su vecina Rusia que con EE.UU., le impuso una serie de sanciones a los rusos, incluidas unas a compañías de energía específicas, a partir del 2014, por sus acciones en Ucrania.

Las nuevas sanciones les agregarían castigos a los sectores rusos de la energía, las finanzas, los ferrocarriles la navegación, los metales y la minería.

La Comisión Europea está buscando garantías de Washington de que, de aprobarse la ley, las nuevas medidas no se aplicarían en una forma que afectara a los intereses de la Unión Europea o de las compañías de energía.

Ha sugerido que se podría utilizar la ley europea para evitar la aplicación de medidas "extraterritoriales" por parte de EE.UU., e insinuó algo sobre represalias comerciales.

Las tensiones sobre las nuevas sanciones potenciales contra Rusia se dan encima de otras disputas recientes sobre problemas comerciales con el gobierno de Trump.

Ya antes, Juncker amenazó con represalias rápidas en respuesta a las nuevos aranceles punitivos a las importaciones de acero que contemplaba Trump, que afectarían a más de una docena de países, incluidos algunos en Europa.

Dependiendo de la versión final de la iniciativa de ley, se espera que el efecto más inmediato se en el sector del petróleo y el gas, incluidos los contratos que involucran a las compañía paraestatales rusas fuera de sus fronteras y sobre las inversiones en otros países.

Es frecuente que Rusia acuse a Estados Unidos de usar a las sanciones para hacer avanzar sus propios intereses, y esta vez no es la excepción.

Trump se ha opuesto a que haya más sanciones contra Rusia. El impulso ha provenido de un Congreso que quiere amarrarle las manos al presidente sobre Rusia y evitar que levante las sanciones anteriores que impuso el ex presidente Barack Obama por Ucrania.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)