DIFICULTAD PARA LAS AUTORIDADES PARA LLEGAR A LA META DE INFLACIÓN DEL 2%

Los precios minoristas en Japón bajaron por octavo mes consecutivo

El índice de precios al consumo (IPC) de Japón cayó en octubre un 0,4% con respecto al mismo mes de 2015, lo que supone el octavo retroceso consecutivo, según los datos publicados el viernes por el Gobierno.

El índice, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, avanzó un 0,2% respecto al mes precedente.

La débil evolución de los precios dificulta que el Banco de Japón (BoJ) logre su meta de situar la inflación en torno al 2% como persigue su programa de flexibilización, para terminar la deflación crónica que afecta a la tercera economía mundial.

A comienzos de mes, el banco central japonés retrasó el plazo que había fijado para alcanzar esta meta más allá del año 2018, debido a la presión a la baja que ha ejercido sobre los precios el abaratamiento del crudo.

Sin embargo, los analistas señalan que la caída del IPC se ha moderado en los últimos meses gracias al repunte de los precios internacionales del petróleo y, en este contexto, prevén una recuperación del indicador en Japón, un país con una elevada dependencia energética del exterior.

En octubre, los transportes y la comunicación costaron un 1,7% menos comparados con el mismo mes del año anterior, mientras que los muebles y otros utensilios para el hogar se abarataron un 1,0%.

En cambio, la educación mostró una subida interanual de los precios del 1,5%.

Los precios en Tokio, donde el análisis corresponde al mes de noviembre, retrocedieron un 0,4% con respecto al mismo mes del año pasado y avanzaron un 0,1% frente a octubre.

Los precios en el área metropolitana de la capital se consideran un indicador avanzado de la evolución del IPC en todo el territorio de Japón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados