ALEJANDRO CID

Perspectiva de familia en las políticas

El cuidado que las familias hacen de los adultos mayores tiene efectos positivos, pero necesitan ser apoyadas.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Cuatro de cada diez adultos en Estados Unidos se ocupa de cuidar a alguna persona, y en el 85% de los casos se trata de familiares. Así lo señala Technology and Service Usage Among Family Caregivers, una reciente publicación del AgeLab del Massachusetts Institute of Technology.

Estos cuidados que realiza la familia —continúa la investigación— exigen destrezas en muchos campos, incluyendo salud e higiene personal, transporte, preparación de las comidas, cuidado de la casa y de las finanzas del hogar, y hacer compañía. En la mayoría de los casos, se trata de cuidadores honorarios que asisten a su cónyuge, a sus padres, o a otros parientes, haciéndolo compatible con sus trabajos y con la atención del resto del hogar. Realmente es como para sacarse el sombrero al pasar por delante de una familia.

Pasar a la acción.

En Estados Unidos, la AARP, asociación de 37 millones personas mayores de 50 años, señala que dos tercios de sus asociados han experimentado o sido testigos de discriminación por edad. ¿Qué podemos hacer? Por lo pronto, podemos empezar haciendo que sea ilegal discriminar por edad; en la edición World 2018 de The Economist señala que ya hay países que están actuando en este sentido.

El AgeLab —que publicó veinticinco investigaciones científicas en 2017 — nació en 1999 para crear nuevas ideas y traducir la tecnología en soluciones prácticas para los adultos mayores. Trabaja en contacto directo con empresas, organizaciones de la sociedad civil y el gobierno. Una de sus iniciativas es OMEGA, un programa que busca aumentar los lazos intergeneracionales entre los estudiantes preuniversitarios y los adultos mayores, otorgando becas a aquellos estudiantes que se destaquen en esta área.

Aquí también se puede ver el efecto positivo que tiene para la sociedad que el Estado otorgue incentivos para donaciones a universidades: para investigar e innovar se necesitan recursos. Ha sido una muy mala idea la de recortar los beneficios fiscales a las donaciones a universidades. Toda la sociedad perdió, sin lugar a dudas.

Observando las áreas de estudio del MIT AgeLab nos hacemos una idea de todo lo que se podría investigar e innovar si tuviéramos más recursos económicos: a) Transporte: es clave para la independencia, la libertad y la actividad de los adultos mayores; b) Construcción y servicios del hogar: la casa es mucho más que un techo, es una plataforma con mil detalles que hacen posible vivir mejor cuando tengamos edad avanzada; c) Salud: equipar a los adultos mayores y a sus cuidadores con los productos, servicios y conocimientos para tomar mejores decisiones en materia de salud; d) Estrategia de negocio: identificar oportunidades de negocios que hagan accesible los avances tecnológicos para personas de todos los niveles de ingresos, educación o habilidades.

Perspectiva.

Es necesario incorporar una perspectiva de familia a las políticas. La familia juega un rol clave en el cuidado de los adultos mayores. Por esto, cuando se diseñen políticas de transporte, vivienda, salud, etc., se torna imprescindible incorporar una perspectiva de familia. La Asamblea General de la ONU acaba de aprobar una nueva Resolución en esta área. Señalaba el Secretario General: "las familias proporcionan atención y apoyo material e inmaterial a sus miembros, ya sea a los niños, a las personas mayores o a las personas que padecen una enfermedad, protegiéndolas en el mayor grado posible de las penurias".

La nueva Resolución, adoptada por la Asamblea General el 17 de noviembre 2017, señala la necesidad de "fortalecer las políticas y los programas centrados en la familia como parte de un enfoque amplio e integrado del desarrollo." Uno de los objetivos que se propone es ayudar a encontrar modalidades de convivencia intergeneracional: 1. "alentar a los miembros de la familia extensa a que vivan cerca unos de otros, que esto ha demostrado que promueve la autonomía, la seguridad y el bienestar de los niños y las personas de edad", y 2. recordar "que las iniciativas que apoyan la función de los abuelos han resultado útiles para fomentar la integración social y la solidaridad intergeneracional y para promover y proteger los derechos humanos de todos los miembros de la familia".

Tratamiento integral.

Las Naciones Unidas ha plasmado en el citado documento, la convicción que comparten posturas muchas veces diferentes. Refleja el consenso de que las decisiones y acciones que se toman dentro de la familia tienen un impacto tremendo en el desarrollo de un país, especialmente en el cuidado de los más débiles como pueden ser los ancianos. Esta evidencia nos puede ayudar a reducir las distancias entre los uruguayos y a darnos cuenta de lo que realmente funciona para todos.

(*) Decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía de la UM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)