HORACIO BAFICO Y GUSTAVO MICHELIN

Un país de mitad de tabla para negocios

Está 92°en el mundo, con deficiencias en lo institucional para la marcha de las empresas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
negocios

El mundo globalizado está exigiendo a los países un nivel superior de atención a la competitividad internacional. El desarrollo de las regiones y los países es una carrera en la que hay que moverse en el sentido correcto y fundamentalmente más rápido que los demás. No solo se necesita atraer inversiones y nuevos negocios para sostener el crecimiento. Cuanto mejor sean las condiciones para la inversión de un país, mayor calidad tendrá, y las mejores inversiones son las que aseguran sostenibilidad a futuro y principalmente que se generen puestos de trabajo de mayor calidad.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

La calidad de la inversión depende de las condiciones para hacer negocios que hay en un país. Un entorno favorable para inversiones tiene varias dimensiones, que deben ser atendidas en conjunto. La armonía en el desarrollo de todas las condiciones es lo que genera un clima propicio, de nada sirve ser muy buenos en una dimensión, por ejemplo bajos impuestos y muy malos en otras, por ejemplo regulaciones.

Todos los años, el Banco Mundial elabora un estudio donde se recopilan y miden muchas variables que hacen al funcionamiento de los negocios. Hay un nivel de conocimiento acumulado en este trabajo que hace que sea un verdadero punto de referencia al momento de evaluar las condiciones de un país para la inversión

Este estudio mide diez dimensiones relevantes para la realización de negocios en un país: 1) condiciones para comenzar un negocio nuevo, 2) conseguir permisos de construcción, 3) acceder a la electricidad, 4) registro de la propiedad, 5) acceso al crédito, 6) protección de las minorías accionarias, 7) costo de pagar impuestos, 8) condiciones de comercialización a través de la frontera, 9) exigencia del cumplimiento de contratos y 10) la forma en que se resuelven los problemas de insolvencia. A estas medidas agrega aspectos descriptivos del mercado laboral como un componente esencial más.

Entre las diez dimensiones, se elige un conjunto de aproximadamente 36 variables que son medidas con criterios similares en todos los países. Al mismo tiempo, siguiendo estándares de excelencia, se fijan los mejores resultados que debería haber en cada una de las variables. Esta referencia ideal permite medir la distancia a la que se encuentra cada país o región. Por ejemplo un país que tiene un valor en el nivel 75 quiere decir que tiene un 25% menos que el ideal o que es el 75% de un ideal.

Con la cuantificación de las Distancia Hasta la Frontera (DTF por la sigla en inglés) de cada variable se mide la posición en cada caso. A su vez, con esos índices se confecciona un nivel agregado de la DTF del país y con ese número promedio se elabora un ranking de todo el mundo. En este ranking entre 189 países, Uruguay ocupa el lugar número 92, o sea un país de mitad de tabla. El valor medio de la distancia hasta la frontera de Uruguay en el ranking del año 2016 fue de 61,2.

En el gráfico superior del cuadro se ilustra la evolución del índice DTF de Uruguay comparada con la del promedio de los cuatro países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú). Es claro que el promedio es superior y la tendencia ascendente más marcada en estos cuatro países que son destino preferencial de las inversiones.

Si se ordenan de mayor a menor los países y se distribuyen en grupos de 19, Uruguay se ubica en el quinto grupo, o sea el que está entre el 50% y el 59%. En el gráfico de la izquierda en la zona media del cuadro se observa el valor promedio de cada uno de estos diez grupos. Una primera conclusión es que partiendo de la zona media como es el caso de nuestro país, hay una asimetría por la que es mucho más fácil bajar en el ranking que subir. Para subir el primer 10%, Uruguay debe mejorar un 31% mientras que pasar al segundo peor 10% hay que caer -26% en el índice.

En el intento de hacer comparaciones útiles para entender la ubicación de Uruguay, se pueden mirar la DTF de diferentes regiones que se pueden considerar como competidoras de nuestro país en la puja por las inversiones y las exportaciones. En el gráfico de la derecha en la parte media del cuadro se presenta el valor promedio para las regiones relevantes para nuestro país que se debe recordar que tiene un valor promedio 61,2.

Por ejemplo, el Mercosur de los cuatro integrantes iniciales registra un promedio de 59,0, esa es la región de referencia para nuestro país. Claramente la mitad de la tabla. Si lo comparamos con los cuatro países originarios de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) se observa una distancia significativa ya que estos tienen un promedio de 71,7. Los dos principales de Oceanía: Australia y Nueva Zelanda, se encuentra un poco más lejos con un promedio de 83,4.

También resulta frustrante la comparación con las regiones que se encuentran en la cercanía de la Unión Europea. La zona central de Europa, incluyendo Rusia y Ucrania, tienen un promedio de 72,4; los tres países del Cáucaso promedian 73,2 y los tres del Báltico promedian 78,8. En todos los casos están presentan en promedio y en el caso a caso mejores condiciones para hacer negocios que Uruguay.

Estamos lejos de nuestros competidores, en una región que está mal en el contexto internacional. Esto debe provocar una agenda más allá del trabajo que se haga por la política monetaria y fiscal con énfasis en sostener el grado inversor de la deuda pública. El propio estudio de Doing Business aporta elementos para determinar en qué se debe mejorar. En el gráfico inferior en el cuadro se puede observar la DTF en cada una de las diez dimensiones analizadas.

Hay dos dimensiones en las que la cercanía a la frontera es importante que son las condiciones para iniciar una empresa (90) y la conexión a la red eléctrica (82). En el otro extremo, los puntos más débiles se encuentran en aspectos regulatorios con valores que se ubican en el rango de 50. Debido a la importancia que tiene el comercio exterior en una economía pequeña, llama la atención los niveles bajos que se logran en las condiciones para comercializar a través de la frontera (representa 49% de la frontera).

Luego hay una serie de atributos para los negocios que tienen que ver con el funcionamiento y la transparencia de las empresas que se encuentran en niveles muy bajos. Entre estos se destacan la protección de las minorías accionarias y la resolución de situaciones de insolvencia. Parece raro pero comenzar un negocio no está siendo un obstáculo en el país pero si lo es cuando se desea cerrarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)