OPINIÓN

Mientras en el mundo aumenta, el empleo sigue cayendo en Uruguay

No hay país o región del mundo relevante para nosotros donde se haya dado en los últimos 5 años lo que pasó en Uruguay en el mercado laboral.

Foto: El País
Foto: El País

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Las cifras conocidas días atrás sobre el mercado de trabajo al cierre del tercer trimestre, sólo ratificaron la tendencia que, desde hace cinco años, muestra el empleo en general y desde ya siete el empleo privado. Éste sólo cae, prácticamente mes tras mes.

Al inicio del proceso, el desempleo no aumentaba mucho, porque la tasa de actividad (la oferta de trabajo) caía prácticamente pari–passu con la demanda pero, la reducción de oferta tiene un límite y, por tanto, salvo que la emigración aumente de manera importante, en algún momento su reducción desaparece o se vuelve marginalmente muy acotada. La consecuencia es el aumento del desempleo, tal y como se mide estadísticamente. Así, computado en promedio de años móviles para localidades de más de 5.000 habitantes, el desempleo sube de 6,8% en 2014 a más de 9% en la actualidad donde, además, los datos de los últimos 4 meses lo sitúan sobre 9,7%. Por su parte, el empleo sigue contrayéndose y la destrucción de puestos de trabajo se aceleró en los últimos dos años con unos 10.000 en 2018 y 12.000 en 2019.

Es lo que pasa en Uruguay, pero no lo que, como expresó el ministro de trabajo, “sucede en todo el mundo”. Nada parecido a ello pasa en las principales regiones, ni en América Latina, ni en el Mercosur. Hagamos un breve repaso.

Situación

En Asia, salvo Japón, el empleo crece y el desempleo no solamente es bajo, sino que ha caído en los últimos años. Las otras dos grandes áreas económicas del mundo son Estados Unidos y la Unión Europea, veamos que pasa allí. Estados Unidos vive el tercer mayor período de crecimiento ininterrumpido en más de un siglo, mostrando hoy las menores tasas de desempleo de su historia, apenas 3,6%, frente al 6,2% del 2014 y al 5,7% de los años '90. El empleo total creció en 34 millones de personas desde los '90, de los cuales 12,2 millones se crean desde el 2014 y 1,9 en el último año. El número de desempleados, que era de 9,6 millones de personas en 2014, se redujo a 5,8 millones actualmente. A su vez, en la Unión Europea el desempleo actual es de 6,9%, cayendo de manera continua desde comienzos de 2013, cuando superaba el 12% (11% en 2014). En esta región, el empleo aumentó en 26 millones desde los años '90 y, desde el 2014 se crearon 10 millones de empleos, mientras que el número de desempleados se redujo en 6,7 millones de personas.

Se puede pensar “bueno, el mundo lejano anda fenómeno, pero la región está en llamas”, lo que justificaría la magra performance de Uruguay. Un razonamiento de este estilo se da de bruces contra el largamente pregonado “desacople” del que hablan las autoridades, pero, habiendo de todo, aquí tampoco las cifras avalan los dichos del ministro. Dejemos fuera a Venezuela, donde se sabe la catástrofe en la que está inmersa. El resto de Sudamérica, salvo Argentina, ha tenido crecimiento económico y con él, del empleo en el último lustro. En general, la tasa de desempleo es baja y no ha subido.

Miremos entonces Brasil y Argentina. En el primero, la tasa de desempleo hizo pico en el primer trimestre de 2017 en 13,7% y desde allí sólo cae a 11,8% que aún es alto; el empleo, que a fin de 2014 era de 92,2 millones de personas, había caído a 88,6 en el primer trimestre de 2017, y hoy es de 93,8 millones. Es decir, no sólo crece sino que supera los niveles de 2014. Cierto es que la población activa —la oferta total en el mercado de trabajo— crece 7,8% y la demanda apenas 1,7%. Entonces, el desempleo es superior al de 2014, llegó a un pico en 2017 y viene cayendo desde allí; mientras tanto el empleo, que hizo piso en el mismo año, crece y a buen ritmo. En Argentina tenemos la dificultad de que las estadísticas previas a la asunción de Macri “estaban dibujadas”. Existen —confiables— desde el segundo trimestre de 2016, desde cuando se observa un crecimiento constante en el empleo, pese a la crisis que comenzó a enfrentar dicho país en abril–mayo de 2018 dada la inconsistencia de sus políticas económicas. De hecho, el empleo total aumenta aproximadamente 2% en los últimos dos años y siguió creciendo en 2019. Por su parte, el desempleo caía hasta el primer trimestre del año pasado, donde comienza a crecer, superando hoy el 10%.

En resumen, no hay país o región del mundo relevante para nosotros donde se haya dado en los últimos 5 años lo que pasó en Uruguay en el mercado laboral. En todas creció el empleo, en tanto la tasa de desempleo y el número de desempleados en general también cayeron y lo siguen haciendo. En nuestro país, la tasa y el número de desempleados aumenta, en tanto el empleo se contrae en valor absoluto pese a que la población en edad de trabajar sube 2,8% desde 2014, unas 67.000 personas, de las cuáles más del 70% deberían haber conseguido trabajo para sostener el crecimiento vegetativo sin afectar el mercado de trabajo.

Datos adicionales

El panorama local se completa con algunas cifras interesantes. La tendencia del salario real en 2019, medida entre extremos, va hacia una caída del orden de 0,5%, pero en promedio crecerá 1,25%. Esto obedece al retraso en los aumentos de convenio de julio 2018, los cuales se efectivizaron en diciembre de ese año. Más importante es el hecho de que el empleo total está cayendo en unas 12.000 personas en 2019, lo que se refleja en el ingreso medio de los hogares, que muestra una reducción de 2,3% real. Por su parte, la inflación de núcleo se está acelerando, llegando a 8,9% en octubre, la mayor variación en casi 3 años y medio y lejos del techo de variación de precios objetivo de las autoridades, al tiempo que la inflación en general está un poco más baja, pero su tendencia al alza es incuestionable.

En resumen, todo indica que algo incorrecto se ha venido haciendo en la política de ingresos porque los resultados van a contrapelo de lo que sucede el mundo entero, al menos aquel que es relevante para nosotros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)