HORACIO BAFICO Y GUSTAVO MICHELIN

Importaciones anticipan un estancamiento

Compras externas asociadas a inversiones en eólica cayeron 93,5% en enero-febrero

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Importaciones. Habrá una mayor verificación a productos que ingresan al país para proteger a las empresas uruguayas. Foto: I. Guimaraens

Luego de varios años de déficit, la balanza comercial arrojó un saldo positivo en el mes de febrero. Según datos preliminares elaborados por la Cámara de Industrias (CIU), en los últimos doce meses finalizados a febrero del presente año, las exportaciones totales de bienes, incluidas las provenientes desde zona franca, superaron en US$ 80 millones a las importaciones totales.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

El análisis de los flujos de comercio con el exterior son un indicador de avance sobre el desempeño de la economía. En tal sentido, el dato de febrero es significativo ya que refleja el ajuste que continúa procesando el sector privado, no así el sector público cuyo déficit sigue aumentando. El menor gasto agregado del sector privado tiene un impacto negativo sobre la marcha de la economía, como así también el descenso de las exportaciones, todo lo cual anticipa un bajo dinamismo para el futuro próximo.

El contexto internacional, las dificultades por las que atraviesan nuestros vecinos y la propia suba del dólar en el mercado interno, causa y efecto en este último caso, son todos factores que afectan las expectativas y ameritan prudencia a la hora del gasto.

Caída.

El análisis de las importaciones es muy ilustrativo al respecto. Los datos de la CIU señalan que en el primer bimestre del presente año cayeron 23% medidas en dólares corriente respecto a igual período de 2015.

El factor que más incide en este retroceso es la caída de las compras de bienes de capital, asociadas a la inversión. Concretamente disminuyeron las importaciones de motores, generadores y transformadores eléctricos, que pasaron de US$ 338 millones en 2015 a US$ 22 millones en el presente ejercicio. Estos equipos son los necesarios para la construcción de los parques eólicos. La fuerte caída marca un freno en estos emprendimientos, lo que se ve reflejado en el gráfico que aparece en la parte superior del cuadro adjunto. Se observa allí la evolución de las importaciones privadas de bienes de capital medidas en dólares corrientes en años móviles, resaltando claramente un quiebre en enero del presente año.

No obstante, desde mediados del pasado año las importaciones vienen cayendo debido a la finalización de las obras de construcción de Montes del Plata. De hecho, desde entonces las inversiones en energía, sea eólica o fotovoltaica, fueron prácticamente las únicas relevantes que llevó a cabo el sector privado durante el pasado año.

Inversión privada.

Ello está marcando un freno en la inversión privada. Una encuesta reciente de la propia CIU señalaba que el 58% de los empresarios planeaba disminuir sus niveles de inversión en el presente año. Debemos agregar a ello la menor inversión pública en su intento de mejorar el resultado fiscal, todo lo cual proyecta un menor nivel de inversión global de la economía en el presente año.

Las importaciones de bienes de consumo también cayeron. Las compras externas de automóviles disminuyeron un 26% en el primer bimestre del presente año respecto a igual período de 2015. En igual período las ventas de 0km en plaza tuvieron un comportamiento similar, al caer 24%.

Este rubro en particular tiene un impacto muy importante en el nivel de actividad del sector comercio, como así también en la recaudación dado el elevado valor unitario y la elevada carga tributaria que recae sobre los vehículos.

Por su parte los restantes bienes de consumo registraron un descenso del 9% en el primer bimestre. Es interesante observar el desempeño de las importaciones de bienes de consumo duraderos, donde destacan los electrodomésticos.

Tal como se muestra en el gráfico pequeño de la derecha, medidas en dólares corrientes y en períodos de doce meses, las compras externas de estos rubros están cayendo sistemáticamente desde comienzos de 2015. Varios son los elementos que explican este desempeño. En primer lugar, el encarecimiento que experimentaron estos productos en plaza ante la suba del dólar.

Por otro lado, hay un efecto estacional, que es la venta de televisores durante los mundiales de fútbol. El último, en Brasil, fue en el año 2014, y siempre caen las ventas en el año siguiente (lo mismo sucedió luego del mundial de Sudáfrica en el año 2010). Y hay otro aspecto que señalan los operadores del mercado que es el referido a los cambios tecnológicos. En los últimos tiempos no hubo grandes cambios y por consiguiente los consumidores no tuvieron deseos de cambiar sus dispositivos.

Intermedios.

Los rubros anteriores son muy ilustrativos respecto al desempeño de las importaciones y sus implicancias en la marcha de la economía, pero no son los más importantes en cuanto a montos se refiere.

Los insumos intermedios, con el 40% del total, son los más relevantes. Se destaca el rubro otros insumos intermedios, que incluye fundamentalmente insumos para el agro y la industria.

En el gráfico inferior se ve claramente que las importaciones físicas de estos rubros caen mes a mes; en el último año un 8,6% respecto a 2014. Este desempeño está a tono con el comportamiento que mostró la industria manufacturera en el último ejercicio. A su vez, medidas en dólares corrientes, de acuerdo a la información de la CIU, las importaciones de bienes intermedios cayeron 23% en el primer bimestre del presente año respecto a igual período del año 2015.

El origen de las importaciones es variado, aunque a lo largo de los dos últimos años se han ido concentrando en un número menor de países.

En el gráfico pequeño que está a la izquierda del cuadro adjunto se presenta la participación relativa de las importaciones provenientes desde el Mercosur original (Argentina, Brasil y Paraguay), Estados Unidos, la Unión Europea y China. En su conjunto estos países abastecen el 85% de las importaciones de bienes que realiza Uruguay. Pero dos años atrás dicho porcentaje era sensiblemente menor, ascendiendo al 76%.

Un cambio tan importante en tan poco tiempo es llamativo. Pero tiene una explicación y es el precio del petróleo, que en el período se redujo a menos de la mitad. Uruguay no compra crudo en ninguno de los orígenes graficados.

El gráfico ilustra una estructura y no los montos efectivamente importados. La caída de las importaciones fue generalizada desde todos los orígenes, aunque en algunos casos el descenso fue menor.

Tal el caso de las compras efectuadas a la Unión Europea que apenas cayeron 10,6% en el último año, frente a disminuciones en el orden del 20% en los restantes casos. Eso explica la mayor participación relativa de las compras efectuadas al mundo desarrollado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)