OPINIÓN

El gobierno digital necesita personas, no más software

A los gobiernos de la región les falta talento con conocimiento digital y los procesos de actualización sobre nuevas tecnologías son muy lentos, dice CAF. 

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Los países latinoamericanos han implementado estrategias de gobierno digital durante aproximadamente dos décadas, la mayoría centradas en simplificar y digitalizar los servicios públicos, así como en crear canales digitales para que los ciudadanos interactúen con el gobierno y participen en el devenir social.

Aunque estas estrategias han traído una mayor eficiencia en las administraciones públicas y se han alcanzado mayores niveles de transparencia y participación ciudadana, todavía quedan muchos desafíos por delante para lograr una verdadera transformación digital de los Estados.

Recientemente, CAF —banco de desarrollo de América Latina— encargó un estudio sobre el talento digital en la región. La principal conclusión a la que llegamos es que la falta de talento con conocimiento digital y el lento proceso de actualización de sus conocimientos sobre nuevas tecnologías, es un desafío clave para los gobiernos en su viaje de transformación digital.

Para el sector privado, la demanda de estos especialistas ya es tremendamente difícil de satisfacer, así que imagínense lo difícil que es para el sector público, donde los salarios suelen ser más bajos. ¿Pero qué tipo de talento se requiere?

Los expertos especializados en TIC ya no son suficientes, como fue el caso durante la primera generación de reformas de gobierno electrónico en los años ´90 y principios de los 2000. El gobierno también necesita conocimientos y habilidades en otras áreas de especialización, como innovación pública, ciencia de datos y tecnologías emergentes como Internet de las cosas, blockchain, análisis de big data e inteligencia artificial.

Adicionalmente, no solo se requieren equipos de talento digital en las oficinas de tecnología. Es importante que los funcionarios de todas las áreas de la organización, especialmente el equipo directivo, tengan los conocimientos y las habilidades para aprovechar estratégicamente la tecnología. En Brasil, por ejemplo, la escuela federal de gobierno está implementando un ambicioso programa de capacitación en transformación digital para funcionarios a través de la iniciativa Capacita Gov.BR.

Tres innovaciones prometedoras

Las entidades públicas deben implementar estrategias innovadoras para atraer, retener y rotar el escaso talento digital. Según CAF, se han identificado tres caminos prometedores en la región:

1. Aprovechar los laboratorios de innovación como mecanismos para atraer talento digital especializado a trabajar en el sector público. Estos laboratorios proporcionan puntos de encuentro entre funcionarios, ciudadanos, empresarios, empresas tecnológicas y académicos para mejorar los servicios y generar soluciones innovadoras a los problemas públicos.
Un ejemplo que vale la pena destacar, es el Laboratorio de Innovación Social en Gobierno Digital de Uruguay, que nació para crear una nueva forma de relación entre el Estado y las personas. En lugar de tubos de ensayo y microscopios, utilizan metodologías de co-creación y participación para entender, empatizar, idear y experimentar juntos.
Encontramos muchas experiencias similares como el Laboratorio de Gobierno de Chile, el LABGobAr de Argentina, el Gnova de Brasil y el LabX de Portugal.

2. Utilizar campañas de sensibilización a través de los medios de comunicación y las redes sociales. Un buen ejemplo es la iniciativa "IT Talent" en Colombia: en un momento en que el interés de los jóvenes en estudiar carreras STEM había disminuido considerablemente, el gobierno colombiano, en asociación con algunas universidades públicas y privadas y asociaciones de tecnología de la información, lanzó una campaña para atraer a jóvenes a estudiar carreras de TI. Por ejemplo, en el Programa de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes, el número de estudiantes matriculados en el programa aumentó de 330 estudiantes en 2013 a 814 en 2019.

3. Desarrollar acuerdos de capacitación con universidades, agencias internacionales y compañías tecnológicas. Según el estudio encargado por CAF, estos acuerdos han permitido a países como Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú capacitar a servidores públicos y motivarlos a mantenerse actualizados y, al mismo tiempo, fomentar el interés de los ciudadanos por comenzar una carrera en el servicio civil.

El camino por delante

Para tener éxito, los gobiernos necesitan una estrategia integral que abarque todos los aspectos, desde la contratación de nuevos talentos digitales, la mejora del talento digital existente, la capacitación de los funcionarios públicos y la gestión de los expertos tecnológicos existentes que trabajan en el gobierno.

Debe haber un marco de gobernanza sólido, con una entidad que lidere la estrategia de talento digital (que puede ser la misma que lidera la agenda digital) y un trabajo coordinado con las instituciones responsables del empleo público (generalmente la comisión de servicio civil), así como los encargados de capacitar a los servidores públicos (típicamente, escuelas nacionales de gobierno).

Finalmente, los gobiernos no pueden invertir solo en talento digital. Necesitan involucrar a los diversos interesados del ecosistema digital (universidades, empresas tecnológicas) y crear nuevas formas de alianzas público-privadas para fomentar el talento digital en la sociedad.

Los gobiernos de América Latina tienden a ser lentos en sus procesos de transformación. Invertir en talento digital es la forma de acelerar esos procesos. Tener el talento adecuado permitirá a nuestros países aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías y así encontrar soluciones innovadoras a los viejos problemas que afectan a nuestra población.

(*) Experta en innovación digital del Estado en CAF –banco de desarrollo de América Latina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)