OPINIÓN

Expectativas para 2018

Voy a comentar aquí y ahora las expectativas económicas para el año en curso en nuestro país y sus vecinos, a partir de los relevamientos realizados por los respectivos bancos centrales, considerando las últimas encuestas publicadas por ellos al día de hoy.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Lo primero que corresponde señalar, pensando en los no economistas, es que esto no se trata de un juego de pronósticos y mucho menos de algo estático y rígido. Las proyecciones surgen de considerar supuestos y éstos pueden ir cambiando a lo largo del año, tanto acá como en nuestros vecinos y a nivel global, tanto por razones económicas y financieras como políticas. Es más, la propia evolución de los resultados de las encuestas de expectativas es más valiosa que una de sus fotos tomada en forma aislada.

Lo anterior viene al caso, porque es habitual que se critique a los economistas por dar proyecciones que luego quedan en offside, sin que se consideren los cambios en los supuestos que estaban detrás de aquellas proyecciones.

Por lo tanto, las cifras que aquí voy a comentar son resultado de composiciones de lugar en las fechas y circunstancias en que se realizaron los respectivos relevamientos. En todos los casos se trata de las medianas de las respuestas de los encuestados.

Brasil.

La encuesta FOCUS publicada el lunes 5 por el BCB arrojó una expectativa de crecimiento del PIB de 2,7% para el año en curso. Se trataría del mejor desempeño desde 2013 y claramente mejor que el del año pasado, que se estima algo encima de 1%. En materia de inflación (IPCA) se espera una tasa de 3,94%, un punto arriba de la de 2017 (2,95%), pero prácticamente similar a la inflación subyacente del año pasado. Y en cuanto al precio del dólar al cierre del año, se espera una cotización de BR$ 3,30, algo por debajo del cierre del año pasado (BR$ 3,312).

Argentina.

El BCRA pblicó el viernes 2 el Relevamiento de Expectativas del Mercado de enero, que es el primero que se realiza luego de que el pasado 28 de diciembre se modificaran (hacia arriba) las metas de inflación. Para 2018, la meta anterior era de 10% (más y menos 2%) y la nueva, de 15%. Mientras tanto, las expectativas del mercado subieron desde 17,4% en el relevamiento anterior a 19,4% ahora (en 2017 la inflación fue 24,8%). En el caso del precio del dólar para el final de este año, las expectativas subieron desde AR$ 20,40 a AR$ 21,90, asumiéndose por lo tanto como definitivo, el salto que el dólar pegó entre noviembre y enero (al cierre del año pasado el dólar se ubicó en AR$ 18,62 pero en el promedio de diciembre fue de AR$ 17,70). Cabe destacar que, en el caso del PIB, se espera una tasa de crecimiento de 3,0%.

Uruguay.

En el caso de nuestro país, contamos con las Encuestas de Expectativas Económicas y de Inflación publicadas por el BCU los días 19 y 22 de enero. De dichos relevamientos surge que se proyecta que el PIB crecerá 3,2% (se estima que creció 3,1% en 2017, según la misma encuesta), que la inflación se situará en 7,0% (fue de 6,55% en 2017) y que el dólar estará en $ 30,83 al cierre de este año ($ 28,81 al final de 2017).

Análisis.

Las proyecciones referidas me llevan a realizar algunos comentarios.

Uno, en todos los casos detrás de las proyecciones hay un contexto global, un mundo, no muy diferente al de los últimos trimestres, que seguirá siendo generoso con las economías emergentes, descontándose no más de tres nuevos aumentos de un cuarto de punto en la tasa que maneja la Reserva Federal a lo largo de este año.

Dos, nuestros vecinos crecerán (poco, especialmente considerando sus historias recientes) y se mantendrán aproximadamente igual en materia de precios medidos en dólares (Argentina un poco más barata, Brasil un poco más caro). Se trata de un buen contexto regional para nuestro país, en precios y en cantidades.

Tres, en aquel contexto global y en este regional, están dadas las condiciones para que Uruguay vuelva a crecer y para que sus precios medidos en términos de dólares no tengan cambios muy grandes, como expresan los resultados de las encuestas del BCU de enero.

Cuatro, creo que el PIB va a crecer más de lo que esperan mis colegas. Si en 2017 creció 3,1% como ellos esperan, sin contar el "efecto refinería" el crecimiento fue de 3,8%. Y si en 2018 va a crecer 3,2%, sin dicho efecto el crecimiento será de sólo 2,5% y a mi me parece muy poco. En particular no veo razones para semejante desaceleración entre los dos años, máxime cuando con el dólar barato el consumo ha empezado a levantar vuelo de nuevo.

Cinco, creo que vamos a volver a tener una cierta inflación en términos de dólares porque el gobierno tendrá un interés superior en que la inflación en pesos se mantenga acotada. Las negociaciones salariales se verían complicadas con una salida de la inflación del rango meta que no fuera breve y moderada. Como no se prevé un cambio en la actual combinación de políticas económicas, entonces no hay motivos para pensar que se vaya a hacer algo diferente a lo que ya conocemos: el dólar es el único instrumento cierto que hoy tiene el BCU para que la inflación esté donde desee y como (increíblemente) todavía hay muchos que le creen cuando dice que lo sostiene al comprar dólares, se le hará el campo orégano para ello.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos