Actividad económica cayó en octubre por octava vez consecutiva

El declive de la economía brasileña no encuentra piso

La actividad económica de Brasil declinó por octavo mes seguido en octubre, pese a un sorpresivo incremento en las ventas minoristas, lo que confirma que el cuarto trimestre inició sin señales de que la peor recesión del país en una generación esté cerca de terminar.

El Índice de Actividad Económica (IBC-Br), del Banco Central de Brasil, bajó un 0,63% en octubre respecto a septiembre, cuando retrocedió un 0,47%, reportó el pasado viernes la entidad, un mayor ritmo de lo esperado.

La mediana de los pronósticos de 18 analistas consultados por Reuters había previsto un declive de 0,50% para el indicador.

El índice IBC-Br es una medición de la actividad en los sectores agrícola, industrial y de servicios de Brasil.

En la comparación anual sin ajustes estacionales la actividad se hundió un 6,38% en octubre respecto a lo que fuera en el mismo mes del año pasado.

Expertos esperan que la economía de Brasil se contraiga cerca de un 4 % este año, con más de un millón de empleos perdidos y una inflación de dos dígitos.

Las ventas minoristas del país aumentaron inesperadamente en octubre tras caer por ocho meses consecutivos, ayudadas por una recuperación en los supermercados y en la ventas de vestuario.

Sin embargo, la baja en la producción industrial contrarrestó la mejora en las ventas al detalle.

El índice IBC-Br es un indicador anticipado de los datos del Producto Interno Bruto (PIB). El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) publicará las cifras del PIB del cuarto trimestre a comienzos de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados