EE.UU. REDUCIRÍA PIB EN MEDIO BILLÓN DE DÓLARES SI vuelve A 11: DE INDOCUMENTADOS

El costo de la deportación

La deportación de 11 millones de indocumentados costaría al gobierno de Estados Unidos 900.000 millones de dólares en pérdidas de ingresos durante la próxima década si Donald Trump gana las elecciones de noviembre y, como ha prometido, expulsa a todos los sin papeles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ciudadanos de Guatemala deportados esperan el avión que los llevará a su país. Foto: AFP.

Así lo ha estimado una investigación del Center for American Progress, con sede en Washington, que evalúa las consecuencias de esa decisión tanto para los Estados como para las diferentes industrias del país.

Plantear la expulsión de 11 millones de personas ha sido, hasta estas elecciones, una propuesta excepcional y exclusiva de los políticos más conservadores del Partido Republicano. Hace apenas cuatro años, cuando Mitt Romney le disputaba la reelección al presidente Barack Obama, el republicano hundió sus posibilidades con la comunidad hispana al plantear que se "autodeportasen" como solución al problema de la inmigración ilegal. Pero este año, gracias a los planteamientos de Trump, que ha hecho de la inmigración uno de los ejes de su campaña, las deportaciones masivas vuelven a estar sobre la mesa.

Ninguno de los 12 grandes sectores económicos se libraría del impacto de una decisión así. Las pérdidas anuales del producto interior bruto (PIB) ascenderían a los 434.400 millones de dólares en todo el país y afectarían tanto a las industrias que cuentan con una mayor proporción de trabajadores indocumentados como a las que confían casi exclusivamente en empleados de nacionalidad estadounidense o legales.

El estudio parte de la estimación de que 7 de los 11 millones de indocumentados trabajan ilegalmente en el país y están presentes en todos los sectores de la economía. Su expulsión reduciría en un 5% la fuerza laboral de Estados Unidos, lo que supondría un impacto similar al de la última crisis económica —conocida como la Gran Recesión— en los niveles de desempleo. La recesión, con sus picos más intensos entre 2007 y 2009, elevó la tasa de paro en un 4,5% y redujo el PIB en un 4,2%.

La política de deportaciones, cuyo coste queda al margen de los cálculos del Center for American Progress, reduciría "inmediatamente" el PIB del país en un 1,4%, un porcentaje que a largo plazo ascendería al 2,6%. La reducción acumulada del PIB al cabo de una década sería de 4,7 billones de dólares. "Los efectos son mayores y las pérdidas son equivalentes a dos tercios del declive experimentado durante la Gran Recesión", dicen los autores.

Las pérdidas en ingresos para las arcas públicas, ya que los indocumentados pagan impuestos a través de todas sus compras y las propiedades que adquieren, ascenderían a 900.000 millones de dólares en la próxima década y la deuda de Estados Unidos aumentaría en una cantidad similar entre hoy y el año 2026. Según los expertos, otra de las consecuencias sería el fin del crecimiento económico.

Los expertos aseguran que las mayores pérdidas de PIB tendrían lugar en las industrias más grandes, no necesariamente en las que confían en más trabajadores indocumentados. Las tres más grandes de Estados Unidos son las de actividades financieras, de fabricación y textil y de venta al por mayor, que sufrirían pérdidas de 54.000, 74.000 y 65.000 millones de dólares respectivamente.

En el caso de las economías de los Estados, sin embargo, el impacto sí es proporcional al número de indocumentados en ese territorio. California perdería el 5% de su PIB, unos 103.000 millones de dólares anuales, si Estados Unidos decide deportar a los sin papeles. Florida perdería otros 24.800 millones de dólares, mientras que en el caso de Nueva York asciende a 40.000 millones de dólares, en Texas perderían 60.000 millones de dólares e Illinois casi 22.000 millones de dólares.

El estudio del Center for American Progress confirma que un tercio de los empleados no autorizados trabajan en el sector agrícola, pero también ha revelado sorpresas. "En contra de lo que se cree popularmente, hay indocumentados en todas las industrias, incluida la de la información, los medios de comunicación, las telecomunicaciones, empresas de Internet, así como la banca y la industria inmobiliaria", aseguran sus autores. Estos dos sectores sufrirían pérdidas en los próximos años valoradas en 54 millones de dólares para las finanzas, por 18 millones de dólares anuales en el de la información.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)