ESPACIO SURA

Comprender los sesgos para tomar buenas decisiones de inversión

Pese al que el escenario internacional parecería tener indicios de mejora, las consecuencias económicas provocadas por la pandemia se mantendrán vigentes en el corto plazo.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Tres meses después de que el coronavirus (COVID-19) llegara al país y afectara a distintas áreas de la actividad económica, la situación comienza a vislumbrar una salida con la reapertura de varios sectores, a raíz de los resultados positivos de las medidas tomadas para el control de la propagación del virus.

Uruguay es uno de los pocos países de la región en los que se espera que la recuperación económica en el próximo ejercicio sea superior a la contracción en 2020, en gran parte debido a la no paralización completa de las actividades. Sin embargo, será un año contractivo en términos económicos, pero que registrará avances si las circunstancias actuales permanecen y continúan mejorando.

La reanudación de las actividades en diversas economías a nivel global lleva a que determinados mercados globales muestren buen desempeño. Otro factor determinante para los mercados bursátiles es la liquidez entregada por los bancos centrales. Por su parte, el petróleo registra un importante avance como consecuencia de la reducción de la producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) así como de una estimación de reactivación de las principales actividades económicas a nivel global. No obstante, la caída observada en el comercio internacional impactará negativamente en la economía local, ralentizando la mejora de los principales indicadores macroeconómicos, así como de la reactivación económica en nuestro país.

Mientras que en Estados Unidos las perspectivas con respecto al mercado bursátil se mantienen optimistas, en Europa, en cambio, siguen siendo débiles a pesar de que recientemente el Banco Central Europeo anunció nuevas acciones para ayudar a contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía.

Pese al que el escenario internacional parecería tener indicios de mejora, las consecuencias económicas provocadas por la pandemia se mantendrán vigentes en el corto plazo, motivo por el cual hay que calcular minuciosamente riesgos y oportunidades, siendo más que nunca reflexivos en cada decisión a tomar.

La racionalidad de los actores en la toma de decisiones es crucial, aunque muchas veces existen sesgos que nos pueden generar la ilusión de estar tomando decisiones objetivas y racionales, cuando en la realidad no lo son.

Aquí entra en juego la economía conductual o del comportamiento, estudio que analiza cómo los factores psicológicos, sociales o cognitivos inciden en las decisiones financieras de los individuos, línea de investigación desarrollada principalmente por el psicólogo estadounidense e israelí, Daniel Kahneman, y el economista americano Richard Thaler, galardonados con el Premio Nobel de Economía en los años 2002 y 2017, respectivamente.

Basarse en soluciones superficiales para explicar una solución determinada, sin contemplar la verdadera complejidad del problema, es uno de los primeros sesgos a tener en cuenta, conocido como simplificaciones heurísticas. Por su parte, el autoengaño, lleva a realizar una interpretación equivocada, tanto de nosotros como de lo que nos rodea.

El entorno también incide: el concepto de influencia social entiende que las normas éticas y morales del núcleo cercano pueden afectar la toma decisiones. Otro de los más comunes y difíciles de evitar es el Herding Mentality, es decir, imitar las acciones de los demás, sin conocer realmente si esa es la opción indicada.

Considerar estos elementos nos permite manejar de forma adecuada las emociones, preconceptos y opiniones para evaluar y adoptar una decisión oportuna, junto al asesoramiento de expertos en inversión, capaces de plantear estrategias a medida y personalizadas según cada perfil.

En Corredor de Bolsa SURA tenemos un equipo altamente capacitado, que sigue día a día la situación para mantener una asesoría experta y alcanzar las metas financieras de todos nuestros clientes. Además, desarrollamos todas las herramientas para contar con un plan completo de asesoría virtual, para estar cerca de sus necesidades y ampliar las oportunidades de inversión.

(*) Vicepresidente de SURA Asset Management Uruguay

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados