OPINIÓN

Bilingües en la robótica: atención a las luces amarillas

El aumento del uso de robots mejoró la productividad de la mano de obra y la de todos los factores de producción, abaratando los bienes producidos.

Robótica
   

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Si no logramos que los niños hablen el idioma de la inteligencia artificial, les vamos a causar un perjuicio. Es necesario que gobernantes, educadores, y sindicatos cambiemos el ritmo, cumplamos mejor con nuestras obligaciones. Georg Graetz and Guy Michaels, de Upsala University y London School of Economics acaban de publicar en The Review of Economics and Statistics -de las mejores revistas científicas del mundo- una investigación sobre la contribución de los robots industriales a la economía. Es el primer análisis mundial sobre efectos de los robots; se titula Robots at work.

Usan datos de 17 países, con un seguimiento anual desde 1993 a 2007. Los resultados que encuentran señalan que el aumento del uso de los robots con fines industriales mejoró la productividad de la mano de obra y al mismo tiempo incrementó la productividad de todos los factores de producción, además de abaratar los bienes producidos por las empresas. Sus resultados también muestran que los robots no redujeron el empleo total, pero sí afectaron negativamente el empleo de trabajadores menos calificados.

Preparase para lo que se viene

Para tener un panorama global de la incidencia de los robots industriales, los investigadores señalan que, al final del período considerado, los robots representan sólo 2,2% del stock de capital de las industrias que se están automatizando. En definitiva, esto recién empieza y como sociedad tenemos que prepararnos, o mucha gente -los que no tengan las habilidades suficientes para trabajar en este entorno- van a sufrir. Y prepararnos significa que gobernantes, empresarios, gestores de centros educativos, sindicatos, tienen que trabajar mejor para que las personas adquieran las habilidades necesarias. Estamos a tiempo, pero es necesario apurar el ritmo.

En el debe

Días atrás, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd) dio a conocer un informe -una prueba estandarizada de carácter nacional- que señalaba que siete de cada diez escolares de sexto año de Primaria no son capaces de calcular el perímetro y área de "distintos polígonos", ni "el promedio de un conjunto de números". Esta cifra se dispara para los niños de contextos más desfavorables: 9 de cada 10 niños en condiciones de pobreza no logra superar el nivel 3 en desempeño matemático.

Qué pena que los que más necesitan la herramienta de la educación para romper el ciclo de pobreza y permitir la movilidad social ascendente son los que más dificultades enfrentan. No nos podemos permitir que los que viven en contextos desfavorables sean los que tienen docentes que más faltan a clase o tienen materias sin asignar desde comienzos de año.

Maestros bien capacitados

José María Cabrera (Universidad de Montevideo) y Dinand Webbink (Erasmus School of Economics) culminaron una investigación sobre maestros y calidad de la educación en Uruguay que ha sido seleccionada para publicarse en el Journal of Human Resources. Esta revista académica esta rankeada entre las tres mejores del mundo en temas de comportamiento organizacional y gestión de recursos humanos, así que el tema interesa a un público amplio. Se titula “Do higher salaries yield better teachers and better student outcomes?” y estudia los efectos que tiene en Uruguay una política que se viene aplicando a nivel de la educación pública para atraer a los mejores docentes a las escuelas de barrios de contexto crítico en Uruguay. Esta política consiste en asignar recursos económicos extras para las escuelas que están por debajo de un índice de pobreza. Estos recursos económicos extras se asignan a pagar mayores salarios a los maestros, precisamente para atraerlos a esas escuelas que los necesitan más. Los resultados del estudio de Cabrera y Webbink señalan que esta política ha resultado exitosa para atraer a docentes con mayor experiencia, pero esa mayor experiencia docente tiene efectos nulos sobre el rendimiento académico de los niños. ¿Cómo se explica esto? Los autores muestran que este programa público aumentó la experiencia docente, pero esa mayor experiencia no está asociada a mejoras pedagógicas, etc., que garanticen mejor desempeño académico de los alumnos. Mayor experiencia docente no es suficiente.

En suma, “nuestros resultados subrayan que el incremento en los salarios docentes solamente aumentarán los resultados académicos de los niños si los mayores salarios aumentan las destrezas docentes que realmente necesitan los niños”, señalan los autores.

Nuevas carreras en el mundo

El MIT acaba de lanzar una doble licenciatura en Economía e Informática. La University of London y LSE lanzaron el año pasado una licenciatura sobre Ciencia de Datos, Management y Business Analytics. El mundo va rápido. Los uruguayos podemos cumplir mejor las tareas que nos competen a cada uno, para que los más desfavorecidos puedan tener esas nuevas calificaciones que demanda el mundo.

Alejandro Cid - Decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía de la Universidad de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)