Crisis

Barack Obama recobra el pulso

El Presidente de Estados Unidos dedicó su discurso sobre “el estado de la Unión” a mostrar la recuperación

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama en el Estado de la Unión. Foto: Reuters.

El discurso sobre el estado de la Unión debía servir para proyectar ante una audiencia millonaria al nuevo Obama, más confiado de lo que se le ha visto desde su reelección en 2012 y preparado para pasar a la ofensiva.

El rumbo hacia el final de la presidencia está fijado. Tras la derrota del Partido Demócrata en las elecciones legislativas del pasado noviembre, Obama parecía desfondado. El Partido Republicano alcanzaba la mayoría en el Congreso y tenía campo libre para actuar como un contrapoder. El fin de la era Obama, decían los comentaristas.

En unas semanas todo ha cambiado. Y el discurso puso foco en la economía. Reivindicó sus políticas económicas. El desempleo baja, la economía crece y los sondeos reflejan brotes de optimismo en un país que lleva años sumido en el pesimismo. Misión cumplida: este es, en síntesis, el mensaje. La crisis se ha superado. Y aquí llega la segunda parte del argumento de Obama: ahora es el momento de que las clases medias se beneficien de la recuperación.

El estancamiento de los salarios, al tiempo que se disparaban los ingresos de los más ricos, significa que, para una parte de la población, la recesión continúa. Será difícil que de ahora a las presidenciales de 2016 se adopte otra ley comparable al estímulo fiscal de 2009 o a la reforma sanitaria de 2010.

Pero no todo el legado está escrito. El presidente tiene dos años para los últimos retoques.

El país que heredará quien suceda a Obama en la Casa Blanca empiezan a perfilarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)