IPC volvió a aumentar en el mes de junio y creció construcción de nuevas casas

Más argumentos para subir las tasas

La Reserva Federal podría tomar una decisión en el mes de septiembre, luego de más de seis años sin cambios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Janet Yellen, presidente de la Fed. Foto: Reuters

Los precios al consumidor de Estados Unidos aumentaron por quinto mes consecutivo en junio, debido a un alza en el costo de la gasolina y otros bienes, en una nueva señal de un avance de la inflación que fortalece la perspectiva de un incremento en las tasas de interés este año.

Otros datos recientes sugirieron que la economía podría soportar un endurecimiento de la política monetaria. Los inicios de construcción de casas repuntaron en junio y los permisos de construcción aumentaron a un máximo de casi ocho años. La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, afirmó la pasada semana que el banco central estadounidense podría comenzar a elevar las tasas de interés más adelante este año.

A todo esto, el Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) subió 0,3% el mes pasado, luego de aumentar 0,4% en mayo. El incremento de junio impulsó la tasa del IPC interanual a territorio positivo por primera vez desde diciembre. La tendencia de caída en los precios impulsada por la energía parece haber terminado. Los precios al productor aumentaron en junio por segundo mes consecutivo.

En otro reporte separado, el Departamento de Comercio señaló que los inicios de construcción de nuevas casas aumentaron 9,8% a un ritmo anual desestacionalizado de 1,17 millones de unidades en junio.

Los permisos para la construcción de futuras edificaciones subieron 7,4% a 1,34 millones de unidades, su nivel más alto desde julio del 2007. El aumento en la actividad inmobiliaria aliviaría las preocupaciones de que el crecimiento económico se volvió lento al final del segundo trimestre tras una sorpresiva caída en ventas minoristas de junio y una continua debilidad en el sector manufacturero. Los economistas anticipan que el mercado inmobiliario mitigará el peso en la economía del sector industrial que aún no se recupera.

La presión firme de los precios, junto con un mercado laborar en ajuste y una mejora en el sector inmobiliario, podrían darle la confianza a la Fed de que la inflación subirá gradualmente hacia su meta del 2%.

La Fed ha mantenido su tasa de interés de corto plazo en casi cero por más de seis años. La mayoría de los economistas cree que la Reserva Federal las aumentará en setiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados