TENDENCIAS

YouTube, un aliado escolar con contenidos a la carta

Los tutoriales y academias online en la plataforma de videos son incontables. Pueden ser valiosas herramientas para estudiar, hacer los deberes y prepararse para destacar en el año escolar que comenzó.

Tutoriales de Youtube para escolares
En clase. Los lugares de la educación ya no son los mismos que antes. Foto: Shutterstock

Algunos están llenos de colores, tienen animales que hablan, una edición dinámica y sonidos que enganchan. Otros, son meramente profesores que se filman frente a una pizarra o una hoja en blanco donde plantean un problema a resolver en pocos minutos o explican un tema específico. Los tutoriales de YouTube no son solo para aquellos que quieren aprender a tocar la guitarra en cómodos pasos, o para los aspirantes a músicos que disfrutan de las clases de solfeo como las que da el youtuber español Jaime Altozano. Tampoco se quedan solo en el terreno de las manualidades ni en el de las explicaciones para resolver problemas en la computadora o el celular. “La tecnología tiene un espacio importante en la vida actual, es una herramienta de la cultura”, dice la directora del Centro de Innovación en Tecnología y Pedagogía de la Universidad de Buenos Aires, Carina Lion, a Domingo, y YouTube, como uno de esos instrumentos, está inmerso en nuestro cotidiano.

Hoy, en los videos de Internet también hay un lugar especial para los más chicos, ellos que ya empezaron las clases y que se preparan para el desafío del año lectivo. Desde Google, en colaboración con la Fundación Mayahii, por ejemplo, se lanzó en 2014 el proyecto YouTube EDU. Es un canal en la plataforma pensado como un “espacio educativo abierto y gratuito que beneficie a profesores, estudiantes y a cualquier persona que quiera aprender algo en español”, describen en la página. Y en ese espacio se agrupan distintos contenidos que van desde las matemáticas a las letras en listas de reproducción que indican la edad recomendada.

Además de ese canal oficial, la plataforma de Google cuenta con un catálogo de tutoriales que están indicados desde la primera infancia hasta los grados más altos de la educación primaria. La mayoría están dirigidos para niños españoles o de otros países latinoamericanos, pero presentan temas universales que a todo escolar le pueden ser útiles. Por lo general, iniciativas particulares de profesores o de empresas de equipos multimedia e interdisciplinares que encuentran en los niños un nicho al que dirigirse.

Videos animados

Aula365 es un proyecto argentino de la compañía Competir Edutech, que surgió hace 20 años como servicio de apoyo escolar a través de películas animadas que trataban diversos temas de la enseñanza. Con sus historias fueron consolidando personajes que hoy, quienes los siguen, reconocen: Los Creadores.

Se pueden encontrar en distintos canales. Están en Netflix, en una serie que tiene dos temporadas con capítulos de unos 20 minutos cada uno; en las redes sociales donde mantienen un diálogo fluido con sus seguidores (solo en Facebook son más de 250.000); pero su canal principal es YouTube. En la plataforma, superan el medio millón de suscriptores y las 138 millones de reproducciones.

Detrás de Aula365 trabaja un equipo (docentes, diseñadores, guionistas, realizadores audiovisuales, animadores, ilustradores y editores) que encontró en YouTube un espacio preferido por los estudiantes (también tienen el canal Educatina, destinado a liceales). En ese espacio suben videos de entre dos y cinco minutos donde explican desde temas matemáticos y geométricos —como los vectores o las ecuaciones— a temas de lengua e historia como “Los viajes de Cristóbal Colón” o los verbos. En los videos de YouTube, los que explican a los niños son Los Creadores.

“Un mismo contenido puede estar adaptado para chicos que se encuentran más avanzado en esa temática o para uno que se esté retrasando en el aula y lo necesita como apoyo escolar. El video puede ser consumido por chicos de México, Uruguay, España, por lo que tratamos que el tono sea universal y lo más abarcativo posible”, explica Solange Rodríguez Soifer de Competir, a Domingo. Los requisitos que cumplen los videos son un formato dinámico y una impronta pedagógica, que cumpla con el nivel de profundidad necesario más allá de lo entretenido: “Que promueva habilidades como el pensamiento crítico, creador y el aprender a aprender”, añade Rodríguez. Otros ejemplos con contenidos de este estilo son los canales “El Mundo de Luna”, “Happy Learning” o “Doctor Beet”.

El profesor YouTuber

 Además de los formatos animados están los docentes que se graban enseñando a resolver ejercicios o explicando temas históricos y demás. El más popular es Julio Alberto Ríos Gallego, el profesor e ingeniero colombiano detrás del canal “Julioprofe”, que hoy supera los tres millones de suscriptores. Sus contenidos son específicamente de física y matemática orientado a estudiantes que ya están en secundaria. La calidad de sus contenidos y su popularidad es tal, que en 2014 fue reconocido por el Banco Interamericano de Desarrollo como una de las mejores experiencias educativas innovadoras y masivas de América Latina.

El profesor, que empezó subiendo videos para sus estudiantes, dijo a Clarín que cree que la clave de su éxito entre los adolescentes (y también estudiantes universitarios) está en que busca que “la explicación sea ordenada, paso a paso, sin prisa, utilizando un lenguaje sencillo, revelando algunos trucos, haciendo énfasis en las reglas de juego de la matemática”.

Ventajas y desventajas

 “Los tutoriales de YouTube son una de las grandes cosas de la humanidad, una manera visual de explicar que muchas veces es muy práctico”, afirma Gonzalo Frasca, catedrático de Juegos en la Universidad ORT y director de diseño de la aplicación matemática Dragonbox. Frasca no tarda en añadir que entre tanto material que ronda en la plataforma, es “especialmente difícil discernir la calidad”. No por eso considera descartarlos, y recomienda a los padres que los vean como un formato práctico, que sirve para salir del apuro.

La docente y coordinadora del portal Uruguay Educa de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) Lourdes Quintero, adhiere a la idea de que el video de YouTube debe ser un apoyo, un complemento o un punto de partida: “Puede servir para repasar una clase, como el libro, pero después de que ya fue dada la clase”. Debe ser visto como un mero recurso que esté integrado en una planificación mayor, tanto si lo usa un docente en su aula como si lo hacen los padres, para repasar una materia o para hablar de un tema particular en sus casas.

“Hoy se está hablando de aula extendida, porque se han roto de alguna manera los espacios formales o informales atravesados justamente por estas tecnologías, con lo cual se puede hablar de una articulación entre la escuela y el afuera, donde las tecnologías tienen un rol importante”, explica Lion, que está en Uruguay para dictar un Seminario Doctoral “Tecnologías Educativas” en el Instituto de Educación de la ORT. Pero aclara que estas informaciones divulgadas a través de videos, hay que mediarlas de un entorno de construcción del conocimiento, donde se de lugar al pensamiento crítico y se analice el contexto: “Todo esto sigue siendo ámbito de la escuela”.

El desafío de los docentes de hoy en día está en adaptarse a estas nuevas formas de acceder a la información. “Debemos pensar propuestas creativas y originales, porque la enseñanza ya no puede ser reproducir información que ya está googleada”, sostiene Lion. Para Frasca, que ha repensado la educación desde los videojuegos, otro desafío es “enseñar a aprender y no tanto a resolver una tarea”.

Mundo digital

Los Podcasts son otra vía para enseñar

Juan Jesús Pleguezuelos es un profesor español que imparte clases de historia para alumnos de secundaria y hace cuatro años encontró en los podcast una herramienta esencial. “Veía claramente el potencial que tenía para mi asignatura de historia. El podcast te permite repasar la lección escuchando a tu profesor desde el móvil mientras haces otras tareas, es una herramienta irresistible al uso”, cuenta a Domingo.

Empezó con Historia con el móvil, y hace unos meses sumó a Spotify clases de Historia del Arte para selectividad, al que acompaña con una cuenta en Instagram (@historiaarte.selectividad) donde comparte imágenes que ilustran cada tema.

Si bien sus alumnos de bachillerato son nativos digitales, Pleguezuelos comenta que al principio le cuesta explicar a sus alumnos la ventaja del podcast para estudiar, “pero una vez que lo prueban ya quieren escuchar todas las lecciones en audio”. Aunque desde hace un tiempo ha recibido respuestas de alumnos de otras partes de España y en su Instagram se puede leer comentarios desde América Latina.

“La enseñanza online está en auge y los profesores tenemos que adaptarnos a ese cambio”, sostiene, y añade: “Que en un aula haya Internet no quiere decir que todo vaya más rápido. Mal usado produce el efecto contrario y distrae, nos hace más perezosos y nos provee de información errónea”.

Aunque muchos de sus colegas se muestran resistentes a esta herramienta, cuenta que en las redes ha encontrado otros colegas españoles que entienden el objetivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)