NOMBRES DEL DOMINGO

Vuelven los Coen

Las películas de Ethan y Joel Coen poseen un sello distintivo y en su nómina cuentan con varias obras de culto. Ahora lanzan una serie.

Joel y Ethan Coen, los hermanos que dejaron marca en el cine internacional.
Joel y Ethan Coen, los hermanos que dejaron marca en el cine internacional.

Tienen un estilo tan propio e inconfundible que a menudo alcanza con decir "una película de los Coen" para saber de qué irá la nueva creación de turno. Han tocado una gran variedad de géneros y subgéneros, desde el noir de culto al western químicamente puro, pasando por la comedia ácida y el bioepic, todas con su sello distintivo. Es muy probable que en 2018 vuelvan a llamar la atención con otra creación de largo aliento que podrá verse por Netflix. Coen para rato. Y para gloria de los fanáticos.

Las figuras de los talentosos cineastas han despertado la admiración de miles de seguidores, que consideran algunos de sus títulos como obras de culto. El libro de un crítico británico da cuenta de este fenómeno, Los hermanos Coen, de Ian Nathan, examina la trayectoria vital de la dupla creadora y cuenta varias historias de su vida personal. Una de ellas los pinta de cuerpo entero y tal vez explique el peculiar sentido del humor que suele poblar sus creaciones.

Una anécdota contada por Barry Sonnenfeld, amigo de los hermanos que trabajó como director de fotografía con ellos antes de dedicarse a la dirección (las tres Hombres de negro), es recogida en el libro: "El perro de la familia Coen se encontraba en un estado lamentable, había perdido casi la movilidad de sus patas. Así que básicamente se arrastraba por la casa. Finalmente, un sábado por la mañana se decidió que los hermanos debían llevar al perro al veterinario y poner fin a su miseria. Mientras Joel arrancaba el coche, Ethan se inclinó a coger al lamentable animal. Y en ese momento el perro milagrosamente salió disparado sobre sus cuatro patas, corriendo para salvar la vida... derecho a la carretera, donde un coche que pasaba lo atropelló y lo mató", relató. Y luego agregó que ello "explicaría muchas cosas sobre su sentido del humor".

La sátira, el humor negro, la parodia de uno de los grandes géneros del cine alimentan una de sus más celebradas películas. El Gran Lebowski (1998) coloca a Jeff Bridges en el papel de un improbable detective para el misterio de turno. Jeffrey Lebowski, que es un desempleado, empedernido fumador de marihuana y jugador de bolos, se ve de pronto contratado por un millonario de Los Ángeles para que rescate a su esposa de unos secuestradores. La suma de equívocos en los que Jeff y su amigo Walter, el inolvidable John Goodman, se ven inmersos cuando resuelven quedarse el dinero del rescate. "Queríamos hacer una historia estilo (Raymond) Chandler: avanzando en episodios e involucrando personajes que tratan de resolver un misterio y al mismo tiempo teniendo un argumento muy complejo que finalmente no tiene importancia", contó Joel Coen.

Sin embargo, el humor no es un rasgo siempre presente en sus grandes títulos. Basta recordar uno de sus filmes consagratorios, No es país para viejos (1990), la adaptación de la novela homónima de Cormac McCarthy donde los Coen convirtieron en malvado de antología a Javier Bardem, e hicieron de Tommy Lee Jones un viejo sheriff desencantado, la voz precisa para narrar en primera persona ese híbrido de noir y western que les valió tres premios Oscar, incluido el de mejor película.

Puro cine

Joel David Coen (29 de noviembre de 1954) e Ethan Jesse Coen (21 de septiembre de 1957), conocidos profesionalmente como los hermanos Coen, son oriundos de Minneapolis, Minnesota.

Provenientes de una familia judía de clase media los hermanos crecieron en Minneapolis, ciudad a la que describían como una "Siberia con restaurantes familiares". Durante la adolescencia de ambos un amigo consiguió una cámara filmadora y comenzaron sus primeros experimentos en materia de rodaje. Unos años después Joel se matricularía en la Universidad de Nueva York para estudiar cine, mientras Ethan estudiaba filosofía en Princeton.

A principios de la década de 1980 los hermanos ya estaban haciendo cine. Joel trabajaba en el montaje de películas de terror de bajo presupuesto, mientras que Ethan se dedicaba a escribir algunos guiones para la serie policial Cagney & Lacey. Pero ambos ya trabajaban en la que sería su primera película, Blood Simple (1984, estrenada en Uruguay como Simplemente sangre). En este thriller con escasa repercusión de taquilla pero buena crítica ya estaban las claves de lo que sería su cine posterior.

Desde entonces a la fecha los hermanos funcionaron como una dupla indiscernible, encargada de escribir, producir y dirigir cada una de las películas. En 1990 toman una novela de Dashiell Hammett y la adaptan libremente para crear un noir memorable: De paseo a la muerte (Millers Crossing). Para el año siguiente toman a la propia industria de Hollywood como blanco para su thriller psicológico Barton Fink, con un inolvidable John Turturro en el papel protagónico.

Desde aquellos años a la fecha los hermanos Coen no han dejado de lucirse con nuevas producciones. Ahora se han visto tentados por la pantalla chica. Y los fans, por supuesto, de parabienes.

novedad

Estrenarán un western en Netflix

La Balada de Buster Scruggs será una serie de seis episodios escrita, producida y dirigida por los hermanos Coen. Se estrenará durante 2018 en la plataforma Netflix y se espera que sea uno de los grandes sucesos de la temporada. Los Coen vuelven al western clásico y contarán en sus protagónicos con Tim Blake Nelson, James Franco, Stephen Root y Ralph Ineson.

PELÍCULAS

CUATRO TÍTULOS MEMORABLES.

Millers Crossing. Gabriel Byrne y Albert Finney en un policial de gran refinamiento, conocido acá como De paseo a la muerte. Auge y caída de un gángster en tiempos de la Ley Seca. Basada en una novela de Dashiell Hammett.

​Fargo. Frances McDormand en el papel de una jefa de policía en un gélido pueblo de Minnesota. Embarazada y con apenas un asistente investiga una serie de homicidios. Con William H. Macey y Steve Buscemi. La película dio pie, además, para una notable serie de televisión, creada y dirigida por Noah Hawley.

​No es país para viejos. La película que le valió tres Oscar a los hermanos Coen, incluido el de mejor película. Tommy Lee Jones, Javier Bardem y Josh Brolin en este noir con sabor a western, violento y crudo.

​True Grit. Estrenada en Uruguay como Temple de acero, es la reversión de un clásico del western. Jeff Bridges, Hailee Steinfeld, Matt Damon y Josh Brolin participan de esta remake, que se estrenó en 1969 con John Wayne.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)