VÍNCULOS

Los vínculos entre gemelos idénticos

Las conexiones entre hermanos gemelos pueden desconcertar a quienes las ven desde afuera. Hasta la ciencia todavía tiene que dilucidar algunas características de quienes comparten ADN.

mellizas, gemelas
Foto: Shutterstock.

"Si yo corto ahora y, en vez de llamarte yo, te llama mi hermano, no te das cuenta del cambio. Porque tenemos las voces iguales. Y en mi familia, solo mi hermana y mi madre se dan cuenta de la diferencia. Pero mi otro hermano, Oscar, entra como por un aro”, dice Fabián Vilas (50) sobre el vínculo que tiene con Gustavo, su hermano gemelo. Para él no se trata de una “creencia” ni de una suposición. Para él, la conexión entre su hermano y él es —además de especial— una “realidad”, atestiguada por terceros. “Ya lo conté varias veces, pero cuando a él le fueron a sacar una muela, a mí me empezó a doler la misma muela. ¿Sugestión? Llamale como quieras, pero ¿justo en la misma muela? ¿Y estando mi muela sana?”, pregunta retóricamente Fabián.

Mauro Carballal (38) tiene a su hermano gemelo, Gustavo, en Estados Unidos, desde hace casi 20 años. Se ven una vez al año, pero ha habido veces en las que él sabe, cuando suena el teléfono, que el hermano está llamando. Y muchas veces intuye o sabe la razón de la llamada. Para él, también se trata de una realidad, y una especial. “El día que él se fue para Estados Unidos, yo ya sabía que no iba a volver. Creo que ni él sabía eso. Ese día marcó mi vida”.

No son los únicos que sienten esto, claro. Por ejemplo, en Estados Unidos se realiza anualmente un encuentro de gemelos, mellizos, trillizos y otros “múltiples” en el estado de Ohio, en una localidad llamada Twinsburg (algo así como “Mellisburgo”). Miles de hermanos gemelos y mellizos se dan cita ahí para esa convención. Un periodista del medio Vox fue a cubrir el acontecimiento hace unos años y se preguntaba sobre la unión que tienen los gemelos. “Durante los días que duró el festival le hice a unos 15 pares de gemelos la misma pregunta: ‘¿Qué es lo mejor de tener un hermano gemelo?’ La respuesta siempre era más o menos la misma: ‘Es como tener un mejor amigo ya de fábrica, por defecto’. No podía dejar de preguntarme si en un futuro no muy distante, cuando ya no sea necesario tener relaciones sexuales para reproducirse y los embriones se elijan de acuerdo a sus características genéticas ¿No sería mejor que todos tuvieran un mellizo? ¿Eso no ayudaría a que este mundo fuera mejor? Por lo que vi en el festival, parece que sí”.

gemelas
Foto: Shutterstock.

El periodista se refiere entre otras cosas a un estudio llevado a cabo por la Universidad de Washington, en donde se analizaron los datos de 3.000 pares de mellizos daneses, nacidos entre 1870 y 1900. Según las conclusiones de esa investigación, los gemelos -aquellos que comparten el mismo ADN- tienen más ventajas de supervivencia, en cualquier tramo de edad, que hermanos mellizos o la población en general”.

El psiquiatra Miguel Cherro Aguerre ha estudiado durante años a hermanos gemelos. Lo que él cuenta es que su experiencia clínica demuestra una vinculación peculiar y fuerte. “Si uno pone a dos hermanos singulares, o sea no mellizos, frente a frente y les pide que se dibujen a sí mismos, van a mirar la hoja y empezar a dibujarse a sí mismos. Si ponés a dos gemelos frente a frente y le pedís lo mismo, no miran la hoja. Se miran el uno al otro para empezar a dibujar. Me acostumbré a ver a gemelas que, cuando se probaban ropa, no miraban al espejo. Se miraban entre sí. No es algo paranormal, es algo que ocurre”.

El especialista también cuenta que en su trabajo ha tenido a grupos de varios gemelos y que les proporcionaba instancias de juego para observarlos. “Cada uno en un rincón, de espaldas entre ellos, cada uno en su juego. Sin que yo dijera nada, ni ocurriera algo especial, al mismo tiempo y bruscamente los dos se daban vuelta y empezaban una actividad juntos. Me pasó muchas veces eso. El vínculo es distinto. Hay hermanos singulares que tienen una afinidad muy grande, pero que ocurriera lo de los juegos es sumamente llamativo. Había un lenguaje invisible que yo no lograba captar”.

De la misma manera, Charro Aguerre cuenta sobre otra característica de este vínculo, la “criptofasia”. De acuerdo a lo que explica el psiquiatra, ese término designa a la “lengua extraña que usan muchos gemelos antes de usar el lenguaje compartido”. “Muchas veces, uno de ellos ‘traduce’ lo que el otro dice en esa lengua extraña”. En otras palabras: hay una comunicación entre gemelos que solo ellos entienden. Para muchos puede tratarse de fenómenos “paranormales”, dice el investigador, pero añade que, para quienes como él estudian clínicamente a los gemelos, eso no es nada extraño.

Pero claro, para quien lo ve desde el lugar de un lego, esas conexiones parecen propias de una novela de Stephen King. Fabián Vilas, por ejemplo, cuenta sobre cuando fue a sacarse la credencial fue con su hermano. “Teníamos exactamente la misma huella digital, pero al revés. Como si mi huella digital se viera en un espejo. Si yo tenía cierto patrón, él tenía el mismo, pero invertido. Los que estaban ahí no lo podían creer. Eso dio lugar para mil anécdotas. Luego la vida nos llevó para lugares distintos. Aunque nos dedicamos a lo mismo —los dos trabajamos con temas sociales, él como educador popular y yo como psicólogo social— y ya no somos tan parecidos. Él tiene barba y bigote y yo no, por ejemplo. A él le gusta mucho la naturaleza y yo soy un astrónomo aficionado”, relata.

En el racconto de Fabián está también una de las cuestiones que más fascinan a los que estudian la conexión entre gemelos: lo genético versus lo ambiental. ¿Qué es lo que determina más, los genes o el contexto en el cual crecen y se desarrollan los gemelos? Para Fabián, se trata de una complementación: él y Gustavo tienen algunas características muy similares, y aquellas que los diferencian son vistas por él como una fortaleza, una ventaja.

Para Charro Aguerre, es la gran pregunta que se plantean muchos expertos. Pero también hay otros temas que concitan la atención y el estudio de este tipo de vínculos. “Quienes trabajamos mucho este tema desde lo psicológico entendemos que un aspecto fundamental es la gemelarización, donde se produce una suerte de síntesis o mezcla de personalidades en donde resulta difícil que cada uno se rescate como individuo. Es un factor importante que hay que trabajar”.

El experto dice que es favorable tener un gemelo, porque hay muchísimas cosas en común, pero cada uno debe tener su carácter y personalidad, más o menos como Fabián y Gustavo Vilas. “Es un tema complejo, pero se puede trabajar y tiene solución. Hay padres que los quieren diferenciar a ultranza y otros que los quieren asemejar de la misma manera. He visto situaciones en donde los padres los mandan a diferentes escuelas, para diferenciarlos. No me parece que haya que tomar ese tipo de decisiones, tan tajantes. Que sea la vida la que determine esas cosas. Lo que importa es que en cada caso reconozcamos la individualidad de cada uno”.

gemelas
Foto: Difusión. 
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados