Viajes

Valparaíso, ciudad cool y por poco dinero

A 15 años de que la Unesco declarara a esta bellísima ciudad chilena Patrimonio Histórico de la Humanidad, un viaje con recomendaciones sobre opciones de calidad y a un costo no alto.

vista ciudad Valparaíso
Foto: Shutterstock

Hay cierta tristeza en la ciudad y es comentario en las calles. A comienzos de año, un anuncio los golpeó: San Antonio, y no Valparaíso, era la ciudad escogida para construir el gran megapuerto de Chile para los próximos años. Pero también hay algunas buenas noticias. Por estos días, mientras se discute el proyecto de tren de alta velocidad que uniría a Santiago y Valparaíso en 45 minutos, al puerto le está cambiando la cara. De partida, está más limpio, se están refaccionando los ascensores, y el sector aledaño al Muelle Barón recibirá la mayor inversión en infraestructura en los últimos 100 años.

Y también está el turismo, que en Valparaíso crece con varias opciones abiertas hace poco, que consagran al puerto como un ecléctico torbellino de opciones para todo gusto: desde hoteles boutique cinco estrellas hasta muy buenos lugares donde comer por precios más que razonables, que no tienen nada que envidiar a los restaurantes de cocina de autor.

Así que esta es la prueba: ¿si dijéramos que se puede comer bien y conocer Valparaíso por menos de US$ 40 en un día y quedarse en un hotel viviendo una experiencia de lujo por menos de US$ 150? Aquí lo verificamos, en tiempo real, con una opción de lujo y una alternativa igual de buena, pero frugal.

Desayuno

De lujo: En el Hotel Casa Higueras está el que muchos creen es el mejor desayuno de Valparaíso. En esta casona de los años 20 emplazada en la calle Higuera —que por fuera parece sacada de una serie como Downton Abbey, pero que por dentro tiene 20 habitaciones de lujo— puede encontrar además un mesón con una variedad de fruta fresca, jugos recién exprimidos, paneras, masas dulces, frutos secos, cereales, quesos y jamones para elegir. Claro que para poder disfrutarlo hay que pasar la noche aquí, con precios que, en temporada baja, parten en US$ 215 por habitación doble. Higuera 133, Cerro Alegre; tel. 32 249 7900.

Frugal: El Desayunador es un clásico que, a estas alturas, se ha convertido en un emblema para la primera comida del día en el puerto. Si bien no es una "picada", la cantidad de comida que sirven en sus distintas opciones amerita considerarla así. Dos opciones: el desayuno Energético, con café, huevos revueltos con panceta (sabrosísimos; también se pueden pedir por separado, sin necesidad de ordenar el desayuno completo), un pan amasado que más parecía tortilla por su porte y un jugo de naranja de verdad (todo por US$ 9). También El Porteño, con la misma opción de café y pan amasado, más un consomé de pollo con huevito pochado al medio y un causeo (revuelto) de queso fresco con tomate (US$ 8,5). La "mala" noticia: si uno se come todo-todo, lo más probable es que no tenga ganas de probar nada más por unas buenas horas. La buena noticia: Valparaíso tiene tanto para recorrer a pie que la comida baja rápido. Abre desde las 9. Almirante Montt 399, Cerro Alegre; tel. 32 236 5933.

Ahora, si la idea es desayunar más tarde y en el plan, el Café Colón, abierto hace un año en la calle del mismo nombre, también tiene muy buenas opciones en tés (el rojo con berries , por ejemplo, tiene fruta de verdad), jugos naturales auténticos, yogur con granola, galletones artesanales y una sabrosísima paila (mezcla típica de mariscos) con huevos, más café y jugo, por US$ 6. A la hora de almuerzo también tiene buenas opciones de menús con entrada, almuerzo y postre por US$ 8. Abierto desde las 11:30. Av. Colón 1872; cel. 9 3294 1704.

Almuerzo

De lujo: "La vista corre por cuenta de la casa", dicen en el hotel boutique Fauna , cuyo ondero restaurante mira hacia la bahía y los cerros de Valparaíso, y que se ha hecho famoso por su cocina de autor, con platos que van entre el pescado fresco del día (US$ 15) y la punta de ganso con puré de berenjenas y champiñones (US$ 19). Acá, entrada + plato de fondo + una limonada cuestan unos US$ 24. Pasaje Dimalow 166, Cerro Alegre; tel. 32 212 1408.

Frugal: Exactamente al frente del Fauna está El Internado, un restaurante que también es centro cultural y que tiene unos lindos salones con vista a los cerros, una pequeña boutique y un salón con juegos antiguos, incluida una mesa de pool. A la hora de almuerzo tiene un menú insuperable: entrada + fondo + té helado por US$ 6,5. El menú estaba muy rico: sopa de cebolla, fetuccini con verduras y el ya dicho té helado con jugo de naranja. También tienen vino por copa (US$ 4) y una tentadora carta de postres. Por las noches, hay shows de stand up comedy. Pasaje Dimalow 167, cerro Alegre; tel. 32 335 4153.

Recorridos a media tarde

De lujo: En la calle Esmeralda, Bohemia Tour organiza salidas personalizadas para conocer las viñas de Casablanca —y terminar con una degustación de vinos— para un mínimo de dos personas (US$ 68). Esmeralda 1074, of. 1008 D; cel. 9 9433 7575.

Frugal: Aquí hay dos opciones. La primera: entender algo más sobre los murales que están por todas partes en Valparaíso. De jueves a domingo, a eso de las 3 de la tarde, en el frontis de la Universidad Católica de Valparaíso, los guías de Balparaíso-el lado B de Valparaíso, se reúnen con quien quiera conocer la historia de estas expresiones artísticas que inundan la ciudad. Pero el recorrido no es uno cualquiera: se dejan de lado los circuitos más turísticos para adentrarse en cerros como Lecheros, Larraín y Barón, en una caminata que explica el significado y que deja tiempo para tomar fotos, ya que dura 2 horas. Balparaíso funciona con propinas (el mínimo es US$ 4,5). Lugar de encuentro: Avenida Brasil 2950; [email protected]; cel. 9 7769 0581.

mural Valparíso
Uno de los tantos murales de la ciudad

Además de ser tierra de murales, Valparaíso lo es también de cervecerías: hay 22 cervezas artesanales que se fabrican en el puerto. Un tour improvisado —y con tiempo para probarlas— podría incluir la Cervecería Altamira, una de las más clásicas, que tiene un restaurante con jazz en vivo y que también organiza tours para conocer la fábrica (US$ 18), la Cervecería Anfiteatro, con un bar donde se pueden probar todas sus variedades desde US$ 3, o la microcervecería Cerveza del Puerto, que aún no tiene bar, pero sí una pequeña tienda donde se pueden comprar sus ricas cervezas, entre ellas, sus nuevas IPA. Altamira: Elías 126, esquina Cumming, CerveceraAltamira.cl. Anfiteatro: Blanco 816; cel. 9 6120 7057. Cervecera del Puerto: Blanco 390.

Quedarse en

De lujo: Zero Hotel, uno de los hoteles boutique de moda en el puerto, con sus 9 habitaciones y el restaurante Ápice. Desde US$ 150 la noche en fin de semana. Lautaro Rosas 343, cerro Alegre; tel. 32 211 3113.

Frugal: Winebox, el hotel que el enólogo Grant Phelps y su novia, la arquitecta Camila Ulloa, abrieron hace poco más de un año en el cerro Mariposas. Si uno quiere quedarse en un lugar diferente a cualquier otro del puerto, esta es una buena opción, partiendo porque el lugar está construido solo con contenedores: una idea que Phelps tomó de la reconstrucción con este material que se realizó en Nueva Zelanda, su tierra natal, después de un terremoto en 2011. Una noche aquí es una experiencia: una que recibe con una selección de vinos escogidos por Phelps en la habitación, que tiene una pequeña terraza con vista al mar y un subterráneo donde se fabrican vinos y se realizan tours los fines de semana. Las piezas, muy cómodas, no tienen TV, pero eso es lo de menos, porque la vista es hipnótica. Y su desayuno, que incluye pan artesanal, huevos pochados, jugos naturales y muy buen café, también es de campeones. Habitaciones desde $60.000 más IVA en temporada baja. Baquedano 367, cerro Mariposas; cel. 9 9424 5331. 

Valparaíso
Vista de Valparaíso
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º