CABEZA DE TURCO i washington abdala

Torturas olímpicas

Uno lo mira y no lo puede creer. No hay manera de no quedar atónito al ver caer récords olímpicos. El ser humano no tiene fin, puede superarse hasta el infinito y más allá (Toy Story).

 

No sabía la precisión del ojo del sapiens que parece divisar centésimas de segundo. O uno cree poder hacerlo, da igual. Tengo tal grado de alienación mirando la natación sincronizada que creo percibir esos asuntos. Como pizza y miro; como otra galletita y miro. ¡No me saquen de la televisión! ¡Mi vida son los Juegos Olímpicos! Estoy adicto a todo. Miro tenis, ping pong, clavados, judo, básquetbol, danza olímpica, todo, lo que sea. ¿Será que no quiero laburar?

Lo otro que me sucede es que no aguanto a muchos periodistas —varios criollos— que ni idea tienen de los deportes que presuntamente están analizando. Y hablan, sanatean y al final te das cuenta que te están gastando. Nada, cero lectura, cero aporte, todo obvio. En fin…

A veces me pasa que algunos biotipos físicos de varios deportistas me pegan mal por su alteración. Ya lo sé, esto es políticamente incorrecto afirmarlo, pero creo que hay disciplinas que son tóxicas al exigirle al cuerpo un grado de extremismo que el cuerpo no parece estar dispuesto a tolerar sin afectaciones de algún tenor. Hay cuerpos que impactan por su mutación. Me disculparán la mirada pero advierto cuerpos raros, espaldas gigantescas, piernas enormes, no sé, me hacen dudar algunos deportes de la exigencia a la que someten a los tipos. Lo chusmeo con amigos y no soy el único en esta lectura.

Un ratoneo masculino (no es un tema de género, es que me pasa): ¡Increíbles las jugadoras de voleibol rusas! Hay tres que son soñadas, podrán ser campeonas olímpicas o no, me importa una perinola, pero son tan pero tan lindas que imagino que ya tienen el destino asegurado con alguna marca de belleza. ¡Y no sudan esas mujeres! ¡Y están maquilladas en medio de las masacres que les propinan a sus rivales en la cancha!

La verdad, el debate sobre el olimpismo y el amateurismo está muerto. El mundo del deporte es casi todo profesionalismo puro. No jodamos más. El espíritu olímpico baila alrededor de los millones de dólares de cada capo de las disciplinas que la rompe (sí, hay deportes piojos, lo sé también, pero casi no existen). ¡Miren lo que gana el tiburón Phelps! Un genio el tipo. Y más genio por sus "pecados". Los humanos de verdad no queremos modelos perfectos de deportistas mentirosos o truchos que nos venden los medios masivos. Queremos personas de carne y hueso que tienen problemas como todos. Por eso todo mi respeto a esa bestia del deporte gringo que se supera a sí mismo y que trasciende complejidades nadando y descosiéndola. No quiero que me vendan el verso de un modelo de referencia ética, solo quiero que la haga de trapo en la piscina. Luego que sea libre de ser libre. Y alcanza y sobra.

Tengo en mi mente el recuerdo de Wynnants con su bicicleta, colándose para entrenar, ganando aquella medalla contra viento y marea. Fue una lección de coraje que pocas veces veré. Deberían contar esa historia en las escuelas en vez de mentirle a los chiquilines sobre los éxitos de Artigas y fantasías patrióticas que ya nadie cree. Ni los que las cuentan.

La lección de los Juegos Olímpicos es una lección de amor al deporte pero más que nada de superación adentro de uno mismo. Sí, escribo esto y me suena a Paulo Coelho y no me gusto, pero nunca se compite contra nadie, siempre se compite adentro de la propia mente, adentro de nuestros fantasmas, de nuestros deseos y de nuestras ideas del mundo. Si supiéramos que siempre es adentro nuestro donde se juega el partido ganaríamos siempre. Luego se sale a correr, a nadar o a patear la pelotita pero la mente lo es todo y si la cabeza está sana el cuerpo acompaña el viaje. Los griegos lo sabían perfectamente. Lo sabían todo.

Sigamos viendo los Juegos Olímpicos, es parte de lo mejor del ser humano. Para cosas horribles están los noticieros que lo hacen estupendamente bien. Hasta el domingo. @turkabdala

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)