Cultura

Superhéroes de dudoso pedigrí

Una controversia no resuelta envuelve a Spiderman y se reavivó con la muerte de uno de sus creadores, historia que se repite en el mundo de los superhéroes.

Una controversia nunca resuelta sobre quien fue el verdadero autor de Spiderman.
Una controversia nunca resuelta sobre quien fue el verdadero autor de Spiderman.

Hace poco más de medio siglo una picadura de araña convirtió al adolescente Peter Parker en un inesperado superhéroe. Ese fue el origen de Spiderman o el Hombre Araña y con algunas mínimas variantes así ha sido contado en sucesivos cómics y en las películas que ya componen una saga. Sin embargo, de este lado de las viñetas los orígenes son algo más confusos.

La muerte de uno de los nombres vinculados a la creación del personaje hace exactamente un mes volvió a poner en el tapete la verdad sobre la autoría. Hasta su muerte el dibujante Steven Ditko lo reivindicó como de su invención por encargo del padre de los superhéroes del sello Marvel, Stan Lee. Sin embargo, años antes otro de los gigantes del dibujo como lo fue Jack Kirby se atribuía la idea original junto a su amigo Joe Simon del trepador de paredes. ¿Quién tiene razón, entonces?

No es la única polémica que envuelven a estos héroes de papel. Los orígenes de Superman y los de Batman guardan oscuridades, deliberados olvidos o injusticias con respecto a sus creadores.

Estos pasados borrascosos revisten especial interés cuando se piensa que estas creaciones del noveno arte —como se conoce al cómic—, han producido ganancias supermillonarias, sobre todo a partir de sus adaptaciones cinematográficas. La franquicia de Spiderman, lejos de haberse agotado en aquellas tres primeras llevadas al cine por Sam Raimi, anda ya por el séptimo título y no parece haber agotado su potente telaraña.

No obstante, hay algunas evidencias que demostrarían quiénes fueron los verdaderos creadores del personaje. Un especialista en el tema, el periodista e investigador de la historia del cómic Gustavo Aguilera recuerda en qué contexto nació el arácnido más famoso del mundo.

Fábrica de héroes.

"Cuando salen Los 4 Fantásticos, en 1961, la editorial Marvel inicia una nueva etapa. Ese cómic fue el puntapié inicial de una revolución creativa, que siguió con otras publicaciones", señala Aguilera.

"La editorial estaba en la búsqueda y desarrollo de tres nuevos personajes en esa línea, para publicaciones que tenían poca venta. Uno de ellos estaba destinado a salir en Amazing Fantasy (Fantasías asombrosas), la revista peor vendida de todas", explica.

Un antecedente previo, y aquí comienza el polémico origen, tiene que ver con una historieta original que Joe Simon (creador del Capitán América) y el legendario Jack Kirby habían ideado en 1953. Ese año ambos habían terminado su contrato con el sello Marvel y se les ocurrió inventar una nueva historieta con un extraño superhéroe llamado La Mosca. El personaje llevaba lentes de buceador y tenía una curiosa pistola que solo emitía ruidos, ya que el implacable código de la época prohibía toda expresión de violencia. Entre los superpoderes contaba con la capacidad de trepar paredes. Llevaron la idea a la editorial Harvey, pero la rechazaron. El personaje no era atrayente.

En 1962 la vieja idea vuelve a salir del cajón. "Cuando Lee le pidió a Steve Ditko que entintase las seis primeras páginas a lápiz de la última historieta de Kirby, Ditko señaló que el concepto, un huérfano adolescente con un anillo mágico que lo convierte en un superhéroe adulto, era una revisión de La Mosca, un personaje que Kirby ya había hecho para Harvey Cómics en 1959", cuenta Sean Howe en Marvel cómics la historia jamás contada.

"Lee decidió que era necesario aplicar algunos cambios. Con las fechas de entrega aproximándose, redactó las sinopsis para las historietas de Thor y el Hombre Hormiga, y se las entregó a su hermano pequeño, Larry Lieber, para que las convirtiera en guiones completos", continúa Howe. La historia experimenta varios cambios hasta llegar finalmente a la versión en la que el joven Parker es picado por una araña y adquiere los poderes.

"En lugar de dárselo a Jack Kirby, Lee se lo pidió a Ditko, aunque el estilo sombrío y casi fúnebre de Ditko parecía lo más alejado posible de un superhéroe adolescente", cuenta el historiador.

A partir de allí Ditko reivindicó como propio el personaje y desechó los antecedentes que involucraban a Simon y a Kirby. "Existían como una parte, un fragmento de un todo no desarrollado. La historia, personajes, título e ideas estaban incompletas y son desconocidas. Toda la idea de Jack de Spiderman estaba inexplicada, era inexistente, no estaba creada", sostuvo el propio Ditko en una entrevista hace unos años.

Ditko terminó alejándose de Stan Lee, aunque siempre fue reconocido como uno de los creadores de Spiderman.

Injusticias y olvidos.

Superman nunca le rindió réditos a sus dos creadores.
Superman nunca le rindió réditos a sus dos creadores.

Es el superhéroe más longevo y tal vez el más reconocible en todo el mundo. La capa roja y el ajustado traje azul con la gran "S" en el pecho hablan por sí mismos.

Superman vio la luz en junio de 1938 en la revista Action Comics, primera edición cuyo último ejemplar se subastó por más de tres millones de dólares hace un par de años.

Los hijos de dos inmigrantes judíos fueron los autores de esta idea: Jerry Siegel y Joseph Schuster. La inquietud empezó por Siegel, que devoraba las historias de la naciente ciencia ficción que se publicaban sobre todo en la revista pulp Amazing Stories. Amigos de la secundaria con Schuster, que comenzaba a hacer sus armas en el dibujo, idean una historia que tendrá a un extraterrestre llegado a la Tierra desde un planeta extinto.

"Cuando empezaron, ellos eran como trabajadores a destajo: iban a la oficina, hacían los dibujos, entregaban las planchas y listo. Pasaron muchos años para que finalmente se les reconociera el trabajo, la creación del personaje que se convirtió en el más popular del cómic", cuenta Gustavo Aguilera.

Lo cierto es que cuando los dos jóvenes artistas fueron a entregar sus originales a la editorial no soñaban el éxito que tendría su creación. Pasaron muchos años para que finalmente obtuvieran una remuneración acorde a las ganancias multimillonarias que la historieta comenzó a generar casi desde el principio.

"Ellos fueron el caso más emblemático que posteriormente sirvió para que otros grandes creadores, como Denny ONeill y Neal Adams, reivindicaran sus derechos y fueran reconocidos como creadores por los grandes sellos", dice Aguilera.

Bill Finger, cocreador de Batman, siempre fue opacado por Bob Kane.
Bill Finger, cocreador de Batman, siempre fue opacado por Bob Kane.

Algo parecido ocurrió con Batman. En todos los cómics y en las adaptaciones cinematográficas suele aparecer la leyenda "creado por Bob Kane". Sin embargo, hubo un cocreador olvidado hasta hace bien poco, Bill Finger. "Se le dio todo el crédito a Bob Kane y Bill Finger, que fue el cocreador, quedó en el olvido", recuerda Aguilera.

El original de Kane distaba mucho de la imagen que conocemos de Batman. El traje era rojo y tenía unas alas rígidas. "Y cuando se lo presentó a Bill Finger este le corrigió varias cosas, le dijo, bueno estas alas no pueden ser porque son un estorbo, el color rojo tampoco, y es mejor una capucha en vez de un antifaz, o sea que fue Finger el que le dio la forma final a Batman", describe Aguilera.

La figura del olvidado Finger comenzó a ser reconocida hace pocos años. El caballero de la noche tuvo, en realidad, dos creadores, aunque uno quedó en el olvido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)