NOMBRES

Selena: ídola de carne y hueso

Tras ser diagnosticada con lupus decidió alejarse de los escenarios. Sin embargo, su popularidad sigue al alza, sobre todo en redes sociales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pese a alejarse de los escenarios, tiene más de cien millones de seguidores en Instagram

Aquel día de agosto de 2015 en que Selena Gómez anunció que se retiraba de los escenarios, los adolescentes de todo el mundo estuvieron de luto. Resultaba difícil entender la reacción de su ídola, qué cosa tan importante le había sucedido como para hacer su carrera a un lado, cómo se podía sentir tan mal alguien que era tan famoso. Para los chicos de entre 10 y 16 años Selena era la chica perfecta que brillaba arriba y abajo del escenario. Lo tenía todo. Todo lo hacía bien. Por eso, la noticia de su enfermedad y consiguiente alejamiento ofició como una suerte de baño de realidad. Los ídolos, sí, esos con cuya imagen tamaño póster tapizamos las paredes de nuestros dormitorios teens, son seres de carne y hueso, y a veces tienen problemas, pasan mal, están tristes... y tampoco se quieren levantar de la cama.

Hacía tiempo que Selena, 24 años, sonrisa de perlas y cabellera impecable, no era la misma de siempre. El anuncio oficial no fue en Instagram, donde ella era la reina absoluta con más de cien millones de seguidores. Eligió un medio tradicional, la revista People. Allí, impreso en negro sobre blanco, contó que sufría lupus y que esa enfermedad le había causado "ansiedad, ataques de pánico y depresión". "Quiero ser proactiva y centrarme en mi salud y felicidad. He decidido que la mejor manera de hacerlo es mirar hacia delante y tomarme un tiempo libre. Gracias a mis fans. Saben lo importante que son para mí, pero necesito enfrentarme a esto. Espero ayudar a otros a enfrentarse a sus problemas", explicó. Sus seguidores no tardaron en responder a través de la etiqueta #GetWellSoonSelena (Recupérate pronto) en Twitter.

Casi inmediatamente, la pregunta que se disparó fue: ¿qué es el lupus? Hasta las revistas del corazón hicieron largos artículos explicando que se trata de una enfermedad crónica de predisposición genética que evoluciona por brotes y se da sobre todo en mujeres en edad fértil. Los síntomas de este tipo de dolencias, que se llaman autoinmunes, se parecen mucho entre sí, y por eso se puede demorar hasta seis u ocho años en diagnosticar.

En el caso de Selena, fueron sobre todo el cansancio y la depresión los signos que dispararon la alerta. Y eso hizo que su historia fuera más curiosa aún. ¿Por qué? Porque Selena Gómez llegó a los escenarios justamente cuando el reino del pop se había quedado sin su princesa Britney Spears, que en 2007 tuvo que hacer una pausa forzosa a su carrera debido a su alcoholismo, depresión y una seguidilla de polémicas. Catorce años después, la historia volvía a repetirse, esta vez con la tímida y dulce exniña Disney.

Claro que Selena no fue ni será la única estrella que experimentó algún episodio depresivo. Según el National Institute of Mental Health, unas 15 millones de personas viven este tipo de situaciones cada año. Entre los famosos, Adele reveló que tuvo depresión posparto tras el nacimiento de su hijo Angelo. El cantante Zayn Malik abandó una de sus giras de verano debido a una serie de ataques de pánico. En los últimos tiempos, Demi Lovato, Catherine Zeta-Jones, Ben Stiller y Jim Carrey se animaron a hablar de su bipolaridad.

"Que una celebridad padezca algún tipo de trastorno mental no es nada nuevo, pero que hablen de él con soltura y no teman ser juzgados sí lo es. Y lo más importante, ayuda a normalizar la forma en que se abordan estas enfermedades", escribió sobre el tema El País de Madrid. Compartiendo sus experiencias, "las estrellas dan la oportunidad de hablar de depresión, ansiedad o bipolaridad a gran escala", coincidió Katrina Gay, directora de comunicación de National Alliance of Mental Illness (EE. UU.), al periódico USA Today.

En el caso de los adolescentes, este escenario cobra aún más fuerza. Si hay alguien a quien escuchan los chicos es a sus ídolos. El año pasado, el discurso que dio Demi Lovato durante la convención demócrata en el que habló de la importancia de que el Estado le preste más atención a los trastornos mentales generó más de 10.600 tuits desde su inicio a las 19.47 hasta el fin de la emisión, a las 23.33, según la consultora Nielsen.

En la historia de Selena, el silencio y el alejamiento duraron siete semanas. En octubre, la cantante reapareció en las calles de Estados Unidos y sus seguidores inundaron las redes sociales con seflies junto a ella. "Me diagnosticaron lupus y he pasado por quimioterapia. Podría haber sufrido un accidente cerebro vascular. Me encerré hasta que me sentí de nuevo segura y cómoda", admitió.

Ese proceso de desintoxicación también implicó un "descanso" del teléfono, sin responder mensajes de WhatsApp ni postear en Instagram o Twitter. "Fue la sensación refrescante, calmante y rejuvenecedora. Ahora rara vez tomo mi teléfono, y muy poca gente puede contactarme", dijo cuando volvió a la vida pública.

Aun desde el ostracismo, Selena hizo historia en setiembre cuando se convirtió en la primera persona en alcanzar los 100 millones de seguidores en Instagram. Aun habiendo estado 14 semanas sin un post en la red social, sumó tres millones de nuevos seguidores y volvió con un mensaje de Acción de Gracias en el que, justamente, aprovechó para agradecer.

"Tengo mucho que agradecer por este año", escribió Selena junto a una foto en blanco y negro con un pequeño grupo de fans. "Mi año ha sido el más difícil pero aún así el más gratificante. Solo he querido reflejar el amor que me han dado durante años y mostrar lo importante que es cuidar de uno", concluía. Con o sin pantalla, arriba o abajo del escenario, ella y sus seguidores siempre están en la cima.

LA NIÑA MIMADA DEL SHOW

Selena Gómez nació en Grand Prairie, Texas, en 1992 y empezó su carrera como actriz en una serie con solo siete años. Luego se convirtió en cantante, compositora y hasta diseñadora de modas. Con sus papeles en The Suit Life of Zack and Cody y Hannah Montana se convirtió en chica Disney. Fue con su protagónico en la serie Wizards of Waverly Place que logró fama, prestigio y varios premios (tres Emmy) . Novia de Justin Bieber durante un tiempo, participó en varias películas para adultos, creó su propia línea de ropa y perfumes y en 2009 Unicef la convirtió en la embajadora más joven de la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados