resumen

Seis Sentidos

Noticias de la semana que involucran al gusto, el instinto, el oído, la vista, el tacto y el olfato. 

Un sensor para controlar la alimentación
Un sensor para controlar la alimentación

EL TACTO.

El sentido del tacto se pierde con el paso del tiempo

Cuando se trata de nuestros sentidos, el tacto es tan importante como el oído o la vista. No sólo asegura que seamos capaces de juzgar las temperaturas y sentir dolor. También nos ayuda a mantenernos erguidos. Y nos permite establecer conexiones emocionales con otras personas.

Por eso perder el sentido del tacto puede tener un gran impacto, como bien sabe Yvette Wong, de Liverpool, en Reino Unido. "Con mis pies, simplemente no puedo sentir nada. Si los meto en agua caliente, no me doy cuenta. Cuando saco el pie, está rojo brillante, pero no me quema", le cuenta a la BBC. El acto de tomar un baño es potencialmente peligroso para alguien como Wong.

"Hay nervios en la piel que no solo responden a un estímulo mecánico que llamamos tacto. Los hay que responden a la temperatura, el dolor o el picazón.Hay un nervio táctil recientemente descubierto que responde al tacto suave", explica Francis McGlone, de la Universidad John Moores.

EL GUSTO.

Cuidar lo que se come y la dieta, ya desde los dientes

Un sensor de apenas dos milímetros será capaz de "llevar un registro de lo que se consume a diario", de acuerdo a lo que informó El Mercurio esta semana. El implante, que se coloca en los dientes, asistirá a quienes tengan que controlar su alimentación por razones de salud o para cumplir con una dieta. El implante será capaz de medir la cantidad de azúcar, sal, carbohidratos e incluso alcohol que se consume por parte del paciente o sujeto. La información recolectada por el sensor es luego procesada por una aplicación que puede descargarse al teléfono y que también puede enlazarse con el teléfono del médico, en caso de que eso sea necesario. El aparato fue inventado en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Tufts (Estados Unidos) y también permitirá supervisar de manera más cercana y detallada la evolución de eventuales enfermedades en las cuales la alimentación tiene una incidencia directa o importante. Incluso será de ayuda para odontólogos en la detección de posibles y futuras caries.

EL INSTINTO.

Depredadores que compartían a las presas cazadas

Los dinosaurios carnívoros evitaban competir entre ellos por las presas y se las repartían según su especie, de acuerdo con un estudio publicado durante la semana en la revista Proceedings of The Royal Society of London Este astuto reparto de recursos alimenticios puede explicar la superabundancia de fósiles de predadores encontrados en yacimientos de Marruecos y Níger. El calcio contenido en los restos fósiles fue lo que permitió a un grupo de investigadores franceses determinar las preferencias alimentarias de los dinosaurios carnívoros. La investigación llevada a cabo en el laboratorio de geología de Lyon se basa en la cuestión de la convivencia entre tantos carnívoros en el norte de África, zona en la que los herbívoros eran inferiores en número. Los científicos midieron las proporciones de diferentes isótopos de calcio contenidas en las huellas fósiles. Las muestras fueron tomadas en la región de Gadoufaoua en el norte de Níger, donde los vestigios tienen 120 millones de años de antigüedad.

LA VISTA.

Adiós a las gotas para los problemas de los ojos

En Portugal, un grupo de investigadores de la Universidad de Coimbra consiguieron diseñar un aparato, llamado "inEye", que puede colocarse en los ojos, para que este libere los medicamentos necesarios para tal o cual afección ocular y liberar así al paciente del engorroso método de tener que estar con el frasquito de gotas para los ojos, según informó la agencia de noticias española EFE. De acuerdo a lo trascendido, la idea e iniciativa fue del científico Marcos Mariz, quien trabaja en la Facultad de Ingeniería Química de la universidad mencionada. Mariz diseñó un "perla" de medio centímetro de diámetro, "que se coloca en el párpado inferior del ojo del paciente y que puede estar allí alojada durante medio año soltando el medicamento de forma dosificada". Eso alivia a los pacientes, en particular a aquellos de avanzada edad que a menudo tienen una visión disminuida y, en ocasiones, un pulso más tembloroso e inestable. Falta, eso sí, la etapa de ensayos clínicos para poder recetar el dispositivo.

EL OÍDO.

Reparar células para poder escuchar más y mejor

En la Universidad de Harvard y en la Universidad del Sur de California, varios investigadores creen haber encontrado una manera de aliviar la situación de tantas personas que han perdido partes significativas de su capacidad auditiva. De acuerdo a lo que se informó en el portal de divulgación científica EurekAlert!, uno de los científicos que participó en estas investigaciones, Charles McKenna, dijo que la novedad era de enfoque, antes que de medicamento. "Hemos conseguido que el medicamento que queríamos aplicar no solo llegue a la parte afectada del oído, sino que permanezca ahí y realice la tarea para la cual está diseñado. Eso es nuevo". La principal dificultad era que en el interior del oído hay fluídos en constante movimiento, que hasta ahora siempre "se llevaban" consigo a los remedios que los científicos le administraban a los pacientes con la meta de detner el proceso de pérdida de oído y empezar a recuperarlo.

EL OLFATO. 

La nariz es una aliada en la detección de Parkinson

El sueño, el olfato y el estado de ánimo pueden servir para alertar sobre la enfermedad degenerativa Parkinson, de acuerdo a lo que ha publicado el diario chileno El Mercurio. Según se consigna en ese medio, "cada vez existe más evidencia sobre síntomas que dan pistas de la enfermedad mucho antes de que aparezcan estos trastornos del movimiento. Pérdida de olfato, falta de expresión facial, cambios en la escritura, movimientos repentinos durante el sueño o dificultad para dormir son parte de ese grupo". Aún así, esta enfermedad sigue siendo complicada de detectar. "La predicción sobre qué paciente va a desarrollar la enfermedad sigue siendo difícil", afirma uno de los médicos consultados. Otros indicadores que pueden servir como primera señal que se está desarrollando la enfermedad es la constipación intestinal y las lágrimas, dado que un análisis de las proteínas presentes en ellas puede orientar a los médicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)