RESUMEN

Seis sentidos

Noticias de la semana que involucran al gusto, el instinto, el oído, la vista, el tacto y el olfato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La moda del social dining se impone

LA VISTA.

Naomi Campbell desafió a Instagram y bajaron su foto.

Instagram establece en sus reglas que, ‘por diversos motivos’, no se permite la publicación de desnudos. Por ello, la red social ha censurado una fotografía de Naomi Campbell posando en topless para la revista Garbage. A pesar de los más de 65.000 ‘me gusta’ que recibió la instantánea en las 20 horas que permaneció publicada, la modelo se unió a la larga lista de afectados por las estrictas reglas de la red social. Sin embargo, la foto sigue en su cuenta de Twitter. Junto a la diosa de ébano , ya han pasado por este particular patíbulo diversos intérpretes, modelos y famosas —y miles de usuarios de a pie— como la actriz Lena Dunham, Scout Willis (la hija de Bruce Willis y Demi Moore), la cantante Miley Cyrus o la periodista Nuria Roca, vetada por exhibir la sombra de su pecho. La etiqueta #freethenipple (‘libera el pezón’), que agrupa las fotografías en topless , se encuentra en el epicentro de la polémica. Se trata de una corriente nacida contra la férrea normativa de Instagram y que reivindica el derecho de las mujeres a mostrar su cuerpo. Lina Esco, actriz y activista norteamericana, además de ser la encargada de promover y aupar la iniciativa, también ha dirigido una película homónima sobre el movimiento, que desnuda a cientos de jóvenes en las calles de Nueva York. (El País de Madrid)

EL GUSTO.

El "social dining", la nueva moda que se impone en Francia.

¿Alguna vez ha sentido curiosidad por probar lo que está cocinando su vecino, tras percibir el aroma desde el portal? Algo parecido a eso es lo que ofrecen páginas en Internet que ponen en contacto a personas que dan de comer en sus casas con todo aquel que se interese. El fenómeno conocido como "social dining", muy popular en Francia, va más allá, dicen, de cocinar un menú a los huéspedes: se trata de un intercambio cultural, socializar y charlar amigablemente conociendo de primera mano a los lugareños de las ciudades en las que se encuentran, que supone la parte más ligada al turismo. VizEat, que comenzó en 2014, opera actualmente en 60 países, tiene 40.000 inscritos y 3.000 "anfitriones" en todo el mundo, según contó a EFE su responsable para el mundo hispano, Jocelyne Massicot. El funcionamiento es sencillo, cualquier usuario puede hacerse una ficha gratuita con sus datos en la página y acceder a los ofertantes de menús caseros. En cuanto a recomendaciones, los consumidores escriben comentarios sobre sus experiencias.

EL TACTO.

Pantallas táctiles permiten ver qué esconden las momias.

El Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles (NHM) acoge en sus salas una veintena de momias que son la pieza central de una exposición itinerante inédita sobre las costumbres funerarias practicadas por las ancestrales sociedades peruanas y egipcias. Los ejemplares pertenecen al museo The Field de Chicago, donde fueron expuestos por primera vez en 1893 y nunca antes habían salido de gira. El visitante podrá interactuar con dos mesas con pantalla táctil para explorar lo que esconden las momias, como si fuera un científico. "La tecnología esta abriendo nuevas formas de entender el mundo y usar las momias como una ventana al pasado", comentó Ryan Williams, estudioso de arqueología sudamericana. Otro de los atractivos de la muestra es el uso de tomografías para revelar lo que se oculta bajo las capas de tela que envuelven las momias.

EL INSTINTO.

Se despertó del coma tras escuchar los llantos de su bebé

Hace exactamente un año, Shelly Cawley estaba en las últimas. Los médicos ya habían perdido las esperanzas y habían recurrido al respirador mecánico a la expectativa de ver cómo podía evolucionar la paciente, que recientemente había sido madre.

En un momento, Ashley Manus, enfermera del hospital de Carolina del Norte donde Shelly estaba internada, sugirió que volvieran a unir a la madre con su recién nacido. "Esperaba que en algún lugar, bien en el fondo, Shelly estuviera ahí y pudiera sentir y oír a su bebé". Una vez reunidos, sucedió el milagro. Apenas al lado de su madre, Rylan comenzó a llorar y Shelly rápidamente comenzó a mostrar signos vitales. "Sabíamos que en algún lugar ella estaba escuchándolo". "Fue el llanto de Rylan lo que hizo que Shelly decidiera volver para luchar. Tengo a mi esposa de nuevo conmigo" contó Jeremy Cawley, según publicó el diario argentino La Nación.

EL OLFATO.

Los perros confían más en su memoria que en su olfato.

Los perros confían más en su memoria que en su sentido del olfato, concluyó un trabajo publicado en la revista PLoS ONE sobre el funcionamiento del cerebro. Ese es el principal descubrimiento de un estudio en el que se sistematizaron datos aportados por 500 propietarios de estas mascotas en todo el mundo, y cuyo comportamiento han ido observando mientras jugaban con ellas, según publicó el diario español ABC. Los dueños participantes realizaron varios juegos con sus mascotas siguiendo las pautas indicadas por los investigadores en diversos videos con instrucciones. En uno de ellos, por ejemplo, los dueños debían esconder la comida bajo una taza mientras su mascota les observaba. A continuación, taparon los ojos del perro y cambiaron la comida a otra taza. Si se hubieran guiado por su olfato habrían sido capaces de elegir la taza correcta, pero la mayoría se dirigió hacia el lugar donde había visto escondida la comida por primera vez. El análisis de los datos obtenidos por Dognition, una organización que cuenta con más de 17.000 dueños de perros, ha mostrado que estos animales tienen un amplio abanico de habilidades cognitivas para explorar el mundo, que se extiende desde ser buenos comunicadores, tener una buena memoria o ponerse en el lugar de sus dueños.

EL OÍDO

Formula matemática revela cuál es la canción más feliz.

"No me detengas ahora, porque estoy pasándolo bien", repite varias veces Freddie Mercury en el coro de la canción Dont stop me now, uno de los éxitos más populares del grupo británico Queen y, también, la mejor canción de todos los tiempos para subir el ánimo. Así lo cree el doctor Jacobi Jolij, neurocientífico de la Universidad de Groningen, Holanda, quien asegura haber encontrado una fórmula matemática para explicar por qué una canción puede hacer sentir mejor a las personas. Y las causas estarían en la combinación entre la letra, el tono y el ritmo de la melodía. "El sentirse bien con una canción es muy personal —reconoce Jolij—. Pero la música está íntimamente vinculada a la memoria y la emoción, y estas asociaciones determinan si una canción te pone de buen humor o no", agrega el experto, quien precisa que aquellas canciones a un tiempo igual o superior a 150 pulsaciones entregan más energía y mejoran el estado de ánimo. Con esta fórmula, el experto analizó diversos títulos de los últimos 50 años y el resultado puso en el primer lugar a la canción de Queen, seguida de los temas de Abba (Dancing queen), The Beach Boys (Good vibrations) y Billie Joel (Uptown girl).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error